Archivo de la etiqueta: estreñimiento

Emuliquen cambia su imagen

Laboratorios Lainco comunica el cambio de diseño de los estuches de sus emblemáticas especialidades Emuliquen Simple y Emuliquen Laxante. Bajo esta renovada imagen, permanecen inalteradas las ventajas de Emuliquen en el alivio sintomático del estreñimiento ocasional:

  • Dos formulaciones óptimas, a base de parafina líquida emulsionada como factor común y el plus del picosulfato sódico en Emuliquen Laxante.
  • Galénica exclusiva, que minimiza la interferencia de la parafina en la absorción de las vitaminas liposolubles.
  • La satisfacción de miles de prescriptores y usuarios por los resultados obtenidos.

2 de cada 10 españoles padecen estreñimiento

España es uno de los países europeos en los que es más habitual los problemas en el tránsito intestinal. De hecho, según datos de la Sociedad Española del Aparato Digestivo, entorno el 20% de los españoles, 2 de cada 10 españoles padecen estreñimiento, especialmente las mujeres, con el doble de incidencia que los hombres.

La frecuencia normal de las deposiciones son 4 o 5 veces a la semana, aunque la recomendación saludable es ir al baño todos los días y, a poder ser, a la misma hora: “El estreñimiento no es una enfermedad en sí misma, pero hay que ir educando al intestino para evitar que derive en otras dolencias”, insisten desde los Laboratorios AlchemLife. En este sentido, las alteraciones en el tránsito intestinal son más frecuentes en personas con vida sedentaria, durante el embarazo y adultos con dificultad para realizar adecuadamente la digestión.

5 consejos para evitar problemas intestinales 
Por ello, Laboratorios AlchemLife propone 5 consejos para reducir el estreñimiento. 

1. Una buena hidratación. Beber dos litros de agua diarios es básico para un correcto funcionamiento de nuestro tránsito intestinal y, además, potencia la eficacia de la fibra (elemento de vital importancia para el movimiento intestinal).

2. Aumentar el consumo de fibra. Se aconsejan entre 20 y 25 gramos diarios. Legumbres, cereales, frutas y verduras son alimentos con una gran cantidad de fibra, que ayudan al movimiento de nuestro sistema digestivo y, por tanto, al vaciado del intestino. 

3. Hacer ejercicio de forma regular. La actividad física reduce el estreñimiento que puede producir estas fechas. 40 minutos de ejercicio moderado, 3 días a la semana puede ser más que suficiente para tener un mayor bienestar en nuestro organismo. 

4. Tener una rutina marcada. Comer despacio y con tiempo u organizar nuestros menús semanales son trucos que nos ayudan a recuperar la normalidad y hacer que todo vuelva a funcionar adecuadamente.  

5. Complementos alimenticios. La ingesta de este tipo de productos puede ayudar a una mejora del tránsito intestinal, si bien siempre debes consultar antes con tu médico o farmacéutico para que te asesoren sobre el tipo de complemento que te podría ayudar.  

El estreñimiento: una consecuencia (más) del confinamiento

A lo largo de este periodo excepcional, una de las molestias que podemos sufrir es el estreñimiento, uno de los procesos digestivos que, de forma habitual, afecta a un mayor porcentaje de la población y lo hace con más incidencia en las circunstancias excepcionales. ¿Por qué? Porque la regularidad es el principal aliado de la higiene intestinal, y nuestra vida ha cambiado mucho en estos días, en las cosas más cotidianas. Con la ayuda de la farmacéutica Rocío Escalante, experta en nutrición y titular de Arbosana Farmacia, repasamos algunas claves sobre los factores que lo provocan. 

  • El estreñimiento crónico afecta generalmente más a las mujeres que a los hombres, y a las personas de edad más avanzada. Influyen también factores geográficos, por los hábitos alimenticios típicos de cada región, así como como factores genéticos, enfermedades propias del aparato digestivo u otras de carácter neurológico o endocrino, como diabetes o alteraciones tiroideas. 
  • Algunos tratamientos médicos pueden también provocar estreñimiento, (sorprendería saber el gran número de fármacos que lo producen), o el consumo abusivo de algunos productos de venta sin prescripción médica orientados a la mejora del tránsito intestinal.
  • Pero hay cosas que podemos controlar durante estos días y que son una causa directa de la aparición o empeoramiento de este proceso digestivo. La primera son los cambios. ¿Quién no ha sufrido molestias durante el inicio de sus vacaciones, en viajes de trabajo o similares? Esto se produce porque la regularidad en los hábitos de vida, las cosas más cotidianas como la hora de levantarse, las comidas, o número horas de sueño son claves para regular nuestro reloj intestinal. Es muy importante durante este periodo tratar de mantener horarios similares a los anteriores, e incluir en nuestra rutina un momento concreto para ir al baño.
  • Influye, además, el ejercicio físico, siempre bueno para todo y también para la salud del aparato digestivo. Piensa el número de pasos diarios menos que durante el confinamiento vas a realizar. Es fundamental establecer una rutina de ejercicio que incluya algunos muy dinámicos. También respetar los descansos.
  • En cuanto a la alimentación, este es probablemente uno de los puntos más importantes. Habrá personas cuya alimentación mejore a lo largo de estos días, porque consuman menos platos precocinados o elaborados con grasas no saludables, pero también es una tentación caer en el consumo de caprichos de bebida o alimentación para ‘matar el aburrimiento’. Hay que tratar de llevar a cabo una dieta que incluya productos frescos, sin abusar de la proteína de origen animal, con gran cantidad de verdura, hortaliza, legumbre y fruta. Es el momento de poner a prueba nuestra imaginación para elaborar platos apetecibles en base a una dieta equilibrada, y aperitivos saludables que eviten la tentación de los caprichos que lo son menos. También es preciso moderar el consumo de alcohol y bebidas gaseosas, y no olvidarnos de la hidratación: beber agua.
  • Hay algunos alimentos que nos pueden ayudar a evitar el estreñimiento en estas semanas: aguacate, ciruelas pasas, copos de avena, lino, salvado de trigo, kiwi, brócoli o judías verdes son imprescindibles en nuestra cesta de la compra. Además, podemos buscar el apoyo de suplementos como lactulosa, magnesia, compuestos con sen, siempre sin abusar y bajo la prescripción de un profesional especializado, y probióticos orientados a mejorar la salud de nuestra microbiota (Lactibiane de Pileje, Yovis Stick, Gynelaude Drenaqua de Cumlaude Lab, etc).
  • Las complicaciones más importantes derivadas del estreñimiento crónico son: dispepsia (malas digestiones o alteradas), sensación de calambre abdominal, hinchazón en el abdomen, ardor, náuseas y vómitos. Puede incluso afectar a nuestro estado emocional y aspecto de la piel. Ante casos muy prolongados es imprescindible consultar con un especialista médico. 

Siete claves prácticas para evitar el estreñimiento

El doctor Pedro Machado Liendo, cirujano general y del aparato digestivo del Hospital Quirónsalud San José nos da algunas pautas para vencer esta afectación.

El estreñimiento es una afectación cada vez más frecuente en el mundo occidental, ocasionada por múltiples factores que contribuyen a acentuar el problema. Definido como la disminución de la frecuencia de deposiciones (menos de tres veces por semana) y asociado al aumento de consistencia de las heces, es, como pone de manifiesto el doctor Pedro Machado, 25 veces más frecuente en las mujeres que en los hombres.

A su juicio, es posible evitarlo y para ello ofrece siete claves prácticas y de fácil cumplimiento por quienes quieran dejar atrás este molesto e incómodo problema. “Si se siguen estas recomendaciones de forma habitual se mejorará considerablemente el tránsito intestinal”, destaca el doctor. Los consejos son:

1.- Dieta rica en fibras (frutas, verduras y cereales). Tomar al menos dos piezas al día. “Dentro de las frutas, las mejores son el kiwi y las ciruelas; hay que evitar el plátano y la manzana sin piel, pues son astringentes”, comenta el especialista.

2.- Ingerir al menos dos litros de agua/día (ocho vasos). Esta cantidad sirve para todo el año, aunque en verano se debe incrementar la ingesta líquida, ya que aumenta la posibilidad de deshidratación por las condiciones medio ambientales.

3.- Consumir 1-2 cucharadas soperas (15-30 gr) de salvado de trigo mezclado con un yogur y, a continuación, un vaso de agua (en cualquier momento del día).

4.- Disminuir la ingesta de alimentos procesados. “Hay que centrarse más en alimentos y recetas que contengan granos enteros y menos en aquellos que lleven harina refinada”, subraya el doctor Machado Liendo.

5.- Practicar ejercicio físico de forma regular. Aquellas personas que por problemas físicos o por contraindicación médica no puedan efectuar actividades deportivas, deberán caminar al menos 30 minutos al día.

6.- Evitar la demora en acudir al cuarto de baño cuando se presenta el impulso de defecar. “Debemos tener especial cuidado cuando salimos de nuestra rutina diaria (por ejemplo, en vacaciones), ya que solemos diferir el acto defecatorio por razones de pudor, vergüenza, etc.”, comenta el cirujano, quien recomienda no eludir nunca la defecación.

7.- Tomar un sobre de plantago ovata hasta 3 veces al día. Es un producto natural, que se puede ingerir inclusive durante el embarazo y no está considerado como laxante.

Dieta y estreñimiento

Entre el 12% y el 20% de los españoles sufre estreñimiento, uno de los problemas digestivos más habituales entre la población española y que suele acentuarse en los viajes y cuando nos encontramos fuera de casa. El tipo de dieta que llevamos puede ser tanto la causa como parte de la solución del estreñimiento. Según señala Eduardo González Zorzano, experto del Departamento Científico de Cinfa, «el estreñimiento es consecuencia de la ausencia de ejercicio, la obesidad, factores psicológicos y malos hábitos dietéticos, marcados por una alimentación pobre en frutas, verduras o fibras vegetales y por insuficientes líquidos».