Archivo de la categoría: Estilo de vida

Vacaciones Covid free

Si el verano pasado venía plagado de incertidumbres ante la que creíamos situación post pandemia, en esta ocasión la cosa no será muy diferente. A pesar de que creíamos que podríamos disfrutar de unas vacaciones más o menos normales, como las de antes, gracias principalmente al avance de la vacunación y, con ello, la tan ansiada inmunidad de grupo, pues resulta que no, que ni hemos alcanzado la inmunidad de grupo (no se espera hasta alcanzar el 70% con la pauta de vacunación completa), ni la situación epidemiológica ha variado sustancialmente de un verano a otro. Hay diferencias, por supuesto, como que por ejemplo, afortunadamente, no tenemos ni tantos fallecimientos ni tantas hospitalizaciones graves, pero la incidencia de la enfermedad, lejos de disminuir, aumenta de forma dramática. Y es que las nuevas variantes del virus son mucho más contagiosas que las de las primeras olas.

Quizás el proceso de apertura y flexibilización de las normas sanitarias que hemos experimentado desde el fin del Estado de Alarma generen una sensación de mejoría. A ello ha contribuido especialmente la disminución de la gravedad del impacto de la pandemia: menos fallecimientos, menos saturación hospitalaria, centros de atención primaria que recuperan la normalidad… Pero, independientemente de las sensaciones, lo cierto es que la situación está empeorando nuevamente, ya que los contagios son mucho mayores. La incidencia se ha disparado este verano.

En comparación con los datos de incidencia acumulada en los últimos 14 días, estándar utilizado por las autoridades sanitarias, a 21 de julio de 2020 España tenía 29,42 casos cada 100.000 habitantes, y para el 21 de agosto de ese mismo año se disparó a 149,75 casos. Un año después, la incidencia acumulada en los últimos 14 días, a 21 de julio, es de 644,50 casos, cuando hace tan solo un mes, el pasado 21 de junio, el dato era solo de 92,46 casos. Un incremento preocupante, si bien gracias a la vacunación de más de la mitad de la población (al cierre de esta edición supera el 50% de la población con pauta completa), se evita que ese índice de contagio sea un drama sanitario. Algo que no resta preocupación, porque la otra mitad de la población no olvidemos que está sin vacunar. Además, las vacunas no son inmunizantes ni son efectivas al 100%, lo que sigue obligándonos a mantener precauciones.

Los datos hablan por sí solos y, desgraciadamente, en estas vacaciones tenemos que afrontar la denominada ya quinta ola de la pandemia, cosa que augura la vuelta de algunas restricciones, aunque desde la finalización del Estado de Alarma no se prevean restricciones severas con carácter generalizado.

Recomendaciones esenciales
Este contexto nos aleja de la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones parecidas a las que teníamos antes de la pandemia, y nos sigue obligando a mantener diferentes medidas de prevención para pasar unas vacaciones Covid free (terminología que utilizan muchos establecimientos hoteleros y de hostelería):

– Usar las mascarillas siempre en interiores y cuando se esté con personas no convivientes.

– Hacer uso de las mascarillas en exteriores cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad de más de metro y medio con otras personas, o si se camina por zonas especialmente concurridas.

– Mantener el espacio interior bien ventilado permanentemente.

– Lavar frecuentemente las manos con agua y jabón. Usar gel hidroalcohólico cuando no se disponga de acceso al agua con jabón.

– Procurar mantener los contactos personales dentro de una burbuja estable.

– Permanecer en casa si se tiene cualquier síntoma asociado a la Covid, si se tiene el diagnóstico, se ha sido contacto directo o se está esperando resultados.

Además, al igual que en el verano pasado, recogemos las principales recomendaciones para viajar y evitar contagios:

– Evita destinos conflictivos. Es recomendable consultar la situación epidemiológica y las posibles medidas restrictivas. En este sentido, viajar por España se torna como la mejor opción,  pero también debemos consultar la situación local de nuestro destino.

– En caso de viajar en avión escoge los asientos para que la unidad familiar pueda estar junta y no compartir espacios con terceros. Aunque el avión se considera espacio seguro, toda prevención es poca. Si se viaja individualmente, mejor ventanilla para reducir la posibilidad de contacto con terceros.

Si optamos por viajar en coche, este será preferible a transportes colectivos. Y si no podemos evitarlos, siempre la mascarilla puesta y desinfección regular de las manos.

– Cuando debamos permanecer en salas de espera para viajar, mantener la distancia de seguridad interpersonal, usar la mascarilla y el lavado de manos.  Especialmente a la hora de viajar en avión ve con tiempo de sobra, ya que el aumento de viajeros junto con las medidas de la pandemia pueden dilatar más los tiempos.

– Evita las aglomeraciones, tanto a la hora de hacer colas para realizar embarques como en visitas, restaurantes, etc. Consulta horarios y mejor visitar los sitios que tengan sistemas de reservas y limitaciones de cupos.

– Escoge destinos poco saturados. Aunque por estas fechas las zonas de costa son las preferidas, recuerda que también son las que mayor saturación tendrán. Recuerda además que muchas playas imponen limitaciones de acceso para evitar aglomeraciones.

Test de autodiagnóstico
Una de las medidas estrella que sin duda protagonizarán el verano es la dispensación sin receta médica en las farmacias de los denominados test de autodiagnóstico para la Covid-19. El Gobierno aprobó un Real Decreto que lo autoriza, justificándolo por la necesidad de aumentar la capacidad diagnóstica del Sistema Nacional de Salud, con objeto de identificar de forma rápida sospechas de casos positivos, para tomar las medidas adecuadas y así controlar eficazmente la progresión de la pandemia. Según el Ministerio de Sanidad, la disponibilidad de estas pruebas permitirá a la población general la realización de las pruebas sin la intervención de un profesional sanitario, lo que, por un lado, reducirá en cierta medida la presión asistencial de los centros sanitarios, y por otro, permitirá la identificación rápida de sospechas de casos positivos.

El Real Decreto permite desde el 22 de Julio la venta sin receta de los test para el Covid en las farmacias, lo que facilitará que cualquiera pueda hacerse el test de autodiagnóstico en cualquier momento y lugar. Así, las más de 21.000 farmacias que hay en España se suman al Sistema Nacional de Salud en las labores de detección de la Covid-19.

Ante este nuevo panorama, desde la Organización Farmacéutica Colegial se insiste en la necesidad de que, para poder obtener el mejor resultado en términos epidemiológicos a estas pruebas es necesario que las comunidades autónomas y los Colegios de Farmacéuticos se coordinen en el registro y notificación de los datos como ya ha anunciado que hará Navarra y se está estudiando en otras autonomías. Para Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Farmacéuticos “eximir de la necesidad de receta facilita el acceso a estas pruebas, así como su dispensación en farmacias garantiza la seguridad y cercanía las mismas”.

Cambios de hábito en verano
Un estudio global elaborado en junio por Juice Plus+ asegura que la salud del 46% de los españoles no ha mejorado después del confinamiento, y la culpa la tienen los malos hábitos. Para ser más exactos, el 41% de la población asegura que vio mucho más la televisión que antes, el 33% pasó horas enganchado a los dispositivos electrónicos y redes sociales, y el 30% trasnochó más de lo debido, tres malos hábitos adquiridos durante este periodo que la mayoría de la población encuestada quiere apartar de sus vidas este verano, en beneficio de una vida más saludable.
De acuerdo con este estudio, a medida que las restricciones vayan disminuyendo, la lista de buenos hábitos que los españoles quieren priorizar tras el confinamiento son los siguientes, por orden de mayor a menor: el 44% de los encuestados tiene como una de sus principales ilusiones ir de viaje tras la pandemia; un 37% quiere ahorrar dinero; un 36% ha asegurado que priorizará mantener el contacto con sus seres queridos; igualado al hecho de cuidar de su salud mental y su peso. Además, un 32% da una mayor importancia a mantener una dieta equilibrada y el 28% tiene como objetivo mantener una rutina de ejercicios de forma regular.
A nivel emocional, la pandemia también ha afectado a la forma de ser de los españoles y después de esta experiencia, el 36% de los encuestados se considera más paciente, el 29% más amable y el 25% asegura que es mucho más alegre que antes del estallido de la Covid-19.
En lo que a hábitos culinarios se refiere, los datos arrojados por el estudio confirman que un 43% afirma que cocina más desde el inicio de la pandemia; y un 57% de los encuestados aseguró que lo que más había cocinado durante el confinamiento habían sido platos con ingredientes pertenecientes a la dieta mediterránea, como verduras, frutas, carne, y pescado.

Plantas aromáticas en casa

La primavera es la mejor época del año para sembrar plantas aromáticas de interior como el cebollino, la menta, el perejil, el cilantro o la albahaca. En esta época, la reproducción de estas plantas es mucho más fácil, ya que disponen de brotes frescos de los cuales podemos sacar los esquejes que contienen el mayor potencial para formar una planta nueva. Además, ¿qué mejor que tener a mano hierbas aromáticas frescas de nuestra propia cosecha para acompañar nuestros platos?
Sin embargo, no siempre es fácil cultivar en el interior de nuestra casa, ya que para ello debemos tener en cuenta una serie de factores muy importantes:

  • La luz: la mayoría de aromáticas requieren de unas 4-6 horas de luz directa como mínimo. Necesitamos una ventana luminosa que reciba rayos de luz directos durante varias horas al día. Si eso no es posible, habrá que reforzarlo con un extra de iluminación artificial para crear el ambiente necesario.
  • El drenaje y los recipientes: un buen drenaje es indispensable para el crecimiento de las raíces. Las macetas siempre deben contar con agujeros en la base.
  • El espacio: hay que tener una visión tridimensional del espacio para aprovechar los rincones de nuestra casa. No solo nos puede servir una ventana, sino también estanterías, cestas colgantes, escaleras, etc. Siempre y cuando estén dispuestas en zonas con mucha luz directa.
  • Macetas para principiantes: para iniciarse en el mundo del huerto de interior es más recomendable comprar la planta en maceta en vez de plantar semillas, ya que la planta en maceta se adaptará mucho más rápido a las condiciones de menor luz.
  • El substrato: las verduras y las aromáticas necesitan muchos nutrientes en comparación con otras plantas, por lo que una tierra de maceta normal no es suficiente para un crecimiento saludable. Debemos elegir un suelo vegetal especial, como el de la gama Kitchen Passion de Undergreen de la marca Compo, que está dotado de nutrientes y ayuda a las plantas a comenzar un crecimiento saludable desde el principio.
  • Los nutrientes: además de un buen substrato y la cantidad correcta de agua, los nutrientes son esenciales para las plantas aromáticas. Kitchen Passion dispone de varitas fertilizantes, en formato líquido o en formato granulado, que le aportará nutrientes 100% naturales a nuestras plantas.
  • Controlar la cosecha: cosechar promueve el crecimiento y evita que entren en época de madurez y floración. Eso sí, nunca debemos coger de golpe más de un tercio del volumen de la planta, es mejor hacer podas pequeñas y de forma regular.

Siguiendo todos estos pasos y depositando mucha paciencia y dedicación, podremos mantener nuestro pequeño huerto de interior, aportando un ambiente agradable a nuestra cocina y un toque saludable a nuestros platos.

El 62% de los españoles pasa más de 5 horas al día sentado

La llegada de la pandemia de Covid-19 ha impactado en nuestras vidas en diferentes niveles: el teletrabajo se ha convertido en una realidad para la mayoría de los empleos y la movilidad de las personas ha quedado reducida a las normativas de las autoridades sanitarias. En este contexto, un estudio de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) alerta que el 62,2% de los españoles pasa más de 5 horas al día sentado. Es más, el 15% de los ciudadanos no realiza ningún tipo de actividad física, manteniendo un estilo de vida sedentario.

Aún, el informe denota algunos cambios importantes en el estilo de vida de los españoles a raíz de la pandemia: El 37% de las personas manifiestan no dormir bien durante el confinamiento: “La crisis sanitaria está suponiendo una alteración de nuestra rutina, y esto tiene consecuencias en nuestro ritmo diario” alertan fuentes de Deusto Salud, centro de formación continua online especializado en sanidad y bienestar, y que acaba de estrenar el Curso de Coaching Nutricional: “Por ello, hay que prestar más atención que nunca a nuestra alimentación y ejercicio físico”.

Más ejercicio, peor alimentación
Y es que, paradójicamente, 3 de cada 10 españoles (32%) reconoce que practica más ejercicio ahora que antes de la pandemia del Covid-19. Aun así, los españoles han engordado de media 5,7 kilos, además de ser el país europeo donde más ciudadanos reconocen haber ganado peso, con un 38 %, según una encuesta de la empresa IPSOS: “Sin duda, el principal motivo está en la alimentación” señalan desde Deusto Salud: “Hemos cambiado nuestras rutinas de forma radical, pero no así las pautas alimenticias, que incluso han empeorado”.

Sin ir más lejos, un 10 % de los españoles reconoce haber aumentado su ingesta de alcohol, y un 30% el de bebidas azucaradas.

Nuevas rutinas de alimentación
Por ello, desde Deusto Salud recomiendan cambiar algunos hábitos alimenticios, y proponen 5 cambios de pautas diarias para estos meses de crisis sanitaria:

  1. Hidratarse de forma sana. El agua forma parte de nuestro cuerpo en un 70%. Deusto Salud explica que cuando aparece la sed, nuestro cuerpo ya ha iniciado el proceso de deshidratación; por eso es importante hidratarse antes. Para mantener un buen balance hídrico debemos ingerir entre dos y tres litros de agua al día. Así, evitamos la ingesta de otras bebidas, que suelen tener una gran cantidad de azúcar y dificultan la digestión.
  2. Mindful eating. Una de las formas de calmar el hambre emocional causada por la ansiedad o el estrés es practicar la alimentación consciente. Es decir, identificar los momentos en que el hambre es real, oler y masticar los alimentos a conciencia, en definitiva, dedicar a la comida el tiempo que se merece y comer sin remordimientos.
  3. Se fiel a tu rutina. Establecer hábitos para comer, hacer deporte y descansar. Para ello, planificar un menú semanal y lista de la compra para adquirir productos frescos.
  4. Reducir los productos procesados. La ingesta de productos de alto contenido en grasas, azúcares y sal provocan cansancio y pesadez en el cuerpo. En cambio, las frutas, las verduras, las hortalizas, las legumbres y el pescado aportan las vitaminas y proteínas que el cuerpo necesita.
  5. Contactar con un especialista. Una forma de cambiar tus hábitos definitivamente es pedir ayuda a un profesional. El centro de formación Deusto Salud explica que un coach nutricional puede ayudar a identificar patrones de conducta alimenticia vinculados a las emociones; establecer las bases del estilo de vida saludable; y crear las rutinas alimentarias que más se adecuen a tu situación.

Cuatro consejos saludables para cuidarse

Los españoles viven cada día más concienciados con muchas causas como el cambio climático, la sostenibilidad o los residuos de plástico; pero si hay algo que preocupa, cada día más, es la salud. Natalia Ramos, nutricionista de Krissia, recomienda que incorporemos a nuestro día a día un estilo de vida saludable con una serie de consejos a tener en cuenta para cuidarse no solo en este día, sino durante todo el año:

Planificar las comidas
Es importante contar con un plan de comidas semanal para tratar de que estas sean lo más equilibradas posible y, de esta manera, conseguir comer más variado y saludable, a la vez que se evita el desperdicio alimentario. Contar con una organización previa de las comidas que se van a preparar durante la semana permite poder hacer un cálculo de la compra semanal y evitar ir al supermercado con tanta frecuencia, ahorrando así tanto en tiempo como en dinero.

¿Qué comemos?
Asimismo, incluir una gran variedad de alimentos es muy importante. No hay que olvidar que el organismo necesita raciones diarias de verduras, hortalizas, frutas, lácteos, cereales… así como incluir las legumbres, la carne, el pescado o los frutos secos en ese calendario semanal.

Tal y como destaca Natalia Ramos, conocer los productos que se consumen, así como su aporte energético y nutricional es crucial para poder elaborar un calendario de comidas semanal equilibrado.

Rutina de sueño
Es cierto que se recomienda dormir una media de ocho horas diarias para amanecer descansado y poder rendir el 100%, pero no todas las personas necesitan dormir la misma cantidad de horas. Lo importante es conocerse a uno mismo y saber las horas que necesitas.

La rutina de sueño debe establecer unas pautas, como por ejemplo, acostarse a una misma hora todos los días, para acostumbrar al cuerpo. De esta manera, se potencia tener energía durante todo el día y evitar problemas para conciliar el sueño.

Rutina de ejercicio
Por último, la buena alimentación siempre tiene que ir acompañada de una rutina de ejercicio físico. Esto no significa horas de gimnasio, sino tener la buena costumbre de hacer algún deporte, correr o, incluso, caminar.

Además, para aquellas personas que llevan un ritmo de trabajo muy acelerado y las jornadas laborales o en casa son interminables, el ejercicio físico es muy importante porque ayuda a liberar la mente y abstraerse de la rutina de trabajo.

“Preocuparnos por nuestra salud nos hará sentirnos mejor con nosotros mismos y disfrutar más cada día de los pequeños detalles que nos rodean”, afirma Natalia Ramos, nutricionista de Krissia. “Una combinación de alimentos equilibrados, junto con rutinas de ejercicio y descanso, será muy eficaz para mantener un estilo de vida saludable, e incluso, ayudará a que nuestro ánimo mejore”.

Los mejores trucos para dormir bien

Dormidina te ofrece los mejores trucos para ayudar a dormir bien, rápido y profundamente. No existe ningún ejercicio más reparador y saludable que dormir bien. Consejos como no cenar demasiado ni muy tarde, poner el móvil en modo noche al acostarte o incluso no caer en la tentación de ver otro capítulo de la serie a la que estás enganchado cuando estás ya casi dormido. Costumbres muy fáciles de adoptar y que mejorarán notablemente el sueño.

Los 14 trucos para combatir el insomnio son estos:

  1. Procura acostarte y levantarte cada día a la misma hora. Los horarios ayudan a regular el sueño.
  2. Mantén la habitación con un ambiente tranquilo y relajado, sin exceso de luz y temperatura idónea.
  3. Evita realizar actividades estresantes horas antes de irte a dormir.
  4. Antes de acostarte, escribe en un diario los pensamientos que te preocupan para así liberar tu mente.
  5. Haz ejercicio con regularidad, evitando el mismo horas previas antes de acostarte. Prueba con técnicas de relajación antes de dormir.
  6. Duerme sólo lo necesario para sentirte descansado y despejado al día siguiente (no más de 8 horas).
  7. Evita hacer siestas largas durante el día. Con 20 minutos de descanso es suficiente.
  8. Si tras media hora en la cama sigues despierto, opta por alternativas relajantes para recuperar el sueño.
  9. Olvida la cafeína, el alcohol o la nicotina antes de ir a dormir. Al ser estimulantes pueden afectar a tu descanso.
  10. Acuéstate cuando estés somnoliento, o notes que ha llegado el momento de acostarte.
  11. Cena de forma ligera, limita la ingesta de líquidos e intenta orinar antes de acostarte.
  12. Si es preciso, ocasionalmente puedes recurrir a la toma de un inductor del sueño que tu farmacéutico puede recomendarte.
  13. Sigue una rutina antes de acostarte: cepillarte los dientes, poner el despertador, bajar las persianas…
  14. Procura no obsesionarte o dramatizar una noche de insomnio. Una mala noche la tiene cualquiera.

10 consejos para no desperdiciar comida

Hoy se celebra, por primera vez, el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos. Una fecha con la que la ONU busca concienciar a la población de que no se puede esperar poner fin a la malnutrición y erradicar el hambre si no se disminuye el desperdicio de alimentos.

Además, no desaprovechar la comida ayuda a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la bajada del gasto energético o el mejor uso de recursos como la tierra y el agua, entre otros beneficios.

En la Unión Europea, España es el séptimo país que más comida desperdicia, con 7,7 millones de toneladas al año, según el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medioambiente. En términos económicos, supone la pérdida de 3.000 millones de euros anualmente. Y eso que, aproximadamente, 1,2 millones de toneladas son aptas para el consumo.

Por este motivo, la aplicación anti-desperdicio alimentario Phenix ofrece una serie de consejos que se pueden seguir día a día para mejorar los hábitos de consumo:

1) Planificar el menú semanalmente: Calcular con sentido común cuánto se va a consumir en el desayuno, comida y cena durante toda la semana.

2) Revisar periódicamente los alimentos: Comprobar la comida que se tiene en el frigorífico, congelador y la despensa del hogar.

3) Colocar los alimentos para consumirlos adecuadamente: Utilizar los trucos más eficientes que se usan en los almacenes. Así, para los productos perecederos, seguir el sistema FIFO (“Primero en entrar, primero en salir”). Por su parte, para los no perecederos, usar el sistema LIFO (“Último en entrar, primero en salir”).

4) Hacer una lista: A la hora de comprar, anotar los productos que se necesitan y ceñirse a esa lista. Es preferible también no caer en la tentación de las ofertas.

5) Ir a comprar con más frecuencia: Comprar solo lo que se necesite. Para que sea más sostenible, si se va a pie o en coche, lo recomendable es hacer compras más pequeñas y así asegurarse que se consumirá.

6) Evitar el excedente: Las nuevas tecnologías están para favorecer a la sociedad. Un ejemplo son las apps contra el desperdicio de comida, como Phenix, que ayuda a darle una segunda vida a todo aquello que se va a tirar en los comercios por un precio más económico.

7) Saber interpretar el etiquetado: Es imprescindible conocer la diferencia entre fecha de caducidad (día o mes a partir de la cual no se puede consumir un alimento) y fecha de consumo preferente (aunque puede disminuir su calidad, sigue siendo comestible).

8) Conservar los productos adecuadamente: Los alimentos deben ser almacenados entre 1 y 5°C para una máxima frescura y longevidad. Hay que chequear que la nevera o el congelador cierre bien.

9) Servirse con racionalidad: En el momento de las comidas, lo más conveniente es no ‘comer con los ojos’ y medir lo que se vaya a ingerir, sobre todo en el caso de los niños.

10) Guardar las sobras: Los restos que no se vayan a comer se pueden enfriar, almacenar en el refrigerador y consumirse otro día. Incluso cuando se va a un restaurante, no hay que tener reparo a poder llevarse en un recipiente lo que no se ha ingerido.

Qué es el breathwork y cómo practicarlo

Durante este año y tras las vacaciones de verano, probablemente las situaciones de estrés y preocupaciones han entrado a formar parte dentro de nuestro día a día. Una práctica de la que apenas somos conscientes y no prestamos atención es la respiración. Para liberar nuestro cuerpo y mente, desde Kaiku Sin Lactosa y su gama de productos sin lactosa, ricos y ligeros, nos cuentan qué es la respiración consciente o el breathwork que ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas.

Beneficios
Esta técnica de respiración consciente, creada a finales de los años 60 y principios de los 70 por Leonard Orr, surgió gracias a que él mismo se dio cuenta de que la respiración consciente tiene beneficios en la salud mental, física y emocional.
Gracias a esta técnica en la que activamos de manera intensa la respiración, conseguimos desbloquear nuestro cuerpo. De esta manera, eliminamos el estrés, pensamientos negativos, conectamos con nuestro cuerpo y calmamos la mente.

Cómo iniciarse
Para comenzar a desarrollar esta técnica, podemos realizar un sencillo ejercicio. Comenzamos inhalando durante cinco segundos y exhalando durante cinco segundos. De esta forma, se llega a un ritmo natural y tranquilo.
El momento para practicarlo es en alguna situación de estrés y también como hábito antes de irse dormir y al despertarse.

Ten presente la alimentación
Además de estar en armonía con nuestro cuerpo y liberar la tensión a través de la respiración, la alimentación es otra de las partes a la que tenemos que prestar atención para sentirnos bien.
Una alimentación saludable, ligera y equilibrada nos ayudará a estar en paz con nuestro cuerpo. La línea de lácteos de Kaiku Sin Lactosa destacan por ser ligeros y saludables y perfectos para cualquier momento. Desde la gama de leches, pasando por los yogures y quesos, son un complemento perfecto para nuestra dieta.

Vacaciones post Covid-19

Este verano viene cargado de incertidumbres por culpa del coronavirus. Por una parte, no sabemos a qué atenernos a ciencia cierta con los planes de vacaciones, ya que el virus sigue activo, y los viajes pueden complicarse ante cualquier rebrote. Por otro, tras semanas de confinamiento, somos más vulnerables a los elementos, especialmente el sol, sin olvidar que el virus sigue contagiando. Por tanto, las precauciones habituales por estas fechas, como la protección solar, son más necesarias que nunca, pero, sobre todo, las medidas de prevención ante el Covid-19.

Porque, aunque el Estado de Alarma ya ha finalizado, la situación de emergencia sanitaria sigue vigente, hasta que haya un tratamiento efectivo o una vacuna, según declararon las autoridades sanitarias. En cualquier caso, hemos entrado en lo que el Gobierno llamó la nueva realidad, una etapa post Covid-19, que coincide con las vacaciones de verano. Pero no por muy deseadas que estas sean, van a desaparecer las incertidumbres que plantea la situación. Así que recogemos las mejores recomendaciones para viajar y evitar padecer sobresaltos:

– Evita destinos conflictivos. No sólo es cuestión de ceñirse a los que tienen las fronteras abiertas para nosotros, unos pocos al cierre de esta edición, sino consultar además la situación respecto a la pandemia, para evitar así posibles medidas restrictivas en caso de agravarse. Y aunque viajar por España se torna como la mejor opción, también debemos repasar la situación local en nuestro lugar de destino.

– Elige los asientos en el avión, para que la unidad familiar pueda estar junta y no compartir espacios con terceros. Si bien los aviones están demostrando plena seguridad, toda prevención es poca en estos tiempos. En caso de viajar individualmente es preferible la ventanilla, porque reducen la posibilidad de contacto.

Por otro lado, si podemos optar por el coche, este será preferible a transportes colectivos. Y si no podemos evitarlos, siempre la mascarilla puesta y desinfección regular de las manos.

– En el aeropuerto u otras instancias en las que debamos estar en salas de espera para viajar, mantener la distancia de seguridad interpersonal es primordial, junto con las consabidas medidas de la mascarilla y el lavado de manos.  No hay que olvidar que en el actual contexto los tiempos de embarque pueden dilatarse, por lo que conviene ir con tiempo de sobra para evitar problemas.

– Evita las aglomeraciones, tanto a la hora de hacer colas para realizar embarques como en visitas, restaurantes, zonas recreativas aunque estén al aire libre, etc. Mantener la distancia interpersonal es la mejor manera de evitar contagios por coronavirus, junto con el resto de medidas preventivas. Consulta horarios y mejor visitar los sitios que tengan sistemas de reservas y limitaciones de cupos.

– Escoge destinos poco saturados. Aunque por estas fechas las zonas de costa son las preferidas, recuerda que también son las que mayor saturación tendrán. Hay alternativas en el interior o la montaña que pueden ser muy atractivas para las vacaciones, menos calurosas y menos solícitas. Los pueblos y las zonas rurales sufrieron menos los rigores de la pandemia y sus propias condiciones de vida facilitan el cumplimiento de las medidas preventivas.

– Observa las nuevas normas que se han implantado en las zonas de baño, y recuerda que en agua dulce no es seguro bañarse. Los análisis del CSIC han confirmado que las playas y las piscinas son aguas seguras, pero no así los ríos, pantanos y otras zonas preparadas para el baño. En cualquier caso, aunque las playas son lugares seguros, ya que el virus se degrada con facilidad, y el cloro de las piscinas desinfecta por sí mismo, el peligro sigue estando en el contacto de persona a persona.

– Si bien el hidrogel y otros desinfectantes con base de alcohol están recomendados como alternativa para el lavado de manos, cuando no podemos hacerlo con agua y jabón, ten cuidado al exponerte al sol o con las altas temperaturas: la combinación puede ser muy dañina para la piel.

En definitiva, escojas el destino que escojas, las medidas preventivas son las mismas, y nunca debes bajar la guardia ante el Covid-19.

Atentos al sol
Qué duda cabe de que el sol es el rey del verano, máxime después de habernos pasado tanto tiempo sin verlo por culpa del confinamiento. Estábamos deseando salir a la calle y disfrutar a tope del espacio abierto, ya fuera en el campo, la playa o la ciudad, sobre todo con este tiempo, pero ojo, precisamente por eso el sol puede hacernos más daño que nunca. Debemos prepararnos y protegernos mejor que nunca. No se trata solo de utilizar correctamente la protección solar cuando vamos a estar expuestos al sol. La piel requiere de cuidados, sencillos pero necesarios para mantenerla bonita y saludable. Y ahora que hemos visto cómo prepararnos para estas vacaciones, también te acercamos los mejores consejos de los expertos para disfrutarlas sin perjuicios para nuestra piel:

– Tal y como nos recuerda Carlos García, director farmacéutico de Pfizer Consumer Healthcare, independientemente de la estación en la que nos encontremos, es imprescindible proteger la piel del sol con cremas que incluyan factor de protección solar. No obstante, en verano, al aumentar la exposición solar, es aún más necesario protegerla de manera adecuada de las agresiones del sol. Para ello, debemos utilizar productos preparadores que refuercen la barrera protectora de la piel.

– Con el aumento de las temperaturas el cuerpo pierde más cantidad de líquido y es necesario aumentar la hidratación. Para ello, Carlos García recomienda beber más agua y zumos de frutas naturales y aconseja aprovechar la época estival para incrementar el consumo de frutas, verduras y hortalizas. Además, la pérdida de hidratación también repercute en la piel y es esencial utilizar productos que nos ayuden a recuperarla, como protectores solares, cremas hidratantes y sérums.

– También debemos mantener una alimentación equilibrada y saludable todo el año, ya que esta repercute en nuestro organismo y tiene un efecto visible sobre nuestra piel. Y Si bien debemos adaptarla según las estaciones del año, los alimentos ricos en antioxidantes y vitaminas como las frutas, las verduras y las hortalizas son claves para mantener la piel en estado óptimo. “Durante el verano, la alimentación y la micronutrición deben estar orientadas a aumentar la fotoprotección natural de la piel, ayudando a equilibrar la respuesta inflamatoria del cuerpo, así como los mecanismos antioxidantes y la actividad apoptótica saludable del propio organismo”, explica la farmacéutica Inmaculada Canterla, Inmaculada Canterla, miembro de la SEMAL, la SEMCC, directora de Cosmeceutical Center y experta en nutrición y dietética.

– Según Carlos García, debemos preparar nuestra piel antes de exponerla al sol: “Existen productos preparadores que refuerzan nuestra piel en estas situaciones y aumentan su resistencia a los rayos UV, pero bajo ningún concepto son sustitutos de las cremas de protección solar”.

– Y antes de salir, tenemos que aplicar la fotoprotección, al menos 30 minutos antes. Esta debe ser de factor 50 y de amplio espectro de la radiación solar. Tampoco debemos olvidar algunos accesorios, como las gafas de sol y gorra, que nos protejan la cara y la cabeza.

La clave de la buena salud

Según los expertos todo depende del equilibrio entre nutrición, actividad física y felicidad.

Durante las mesas de debate Los Placeres de la Buena Salud, celebradas en Canarias, varios expertos debatieron sobre los elementos centrales de nuestro bienestar, así como la compatibilidad entre llevar una vida saludable y disfrutar de los placeres que nos la hacen agradable. Un debate que surge de la necesidad de dirimir el papel que juegan en nuestra salud la nutrición, la actividad física y la felicidad; y donde el doctor Lluis Serra, catedrático de medicina preventiva y salud pública, y director del Instituto de Investigaciones Biomédicas y Sanitarias de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria; junto con el doctor Javier Aranceta, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC); el doctor José Antonio López Calbet, catedrático de fisiología del ejercicio en el Departamento de Educación Física de la Universidad de Las Palmas; y Borja Marrero, chef del restaurante Texeda en Gran Canaria, intentaron arrojar algo de luz. Dentro de un contexto en el que normalmente la salud y la prevención son sinónimos de privación, restricciones y obligaciones.

Al respecto, el Dr. Lluis Serra señala que “son habituales los mensajes restrictivos y de prohibición que se divulgan con la intención de preservar nuestra salud y su propagación se multiplica a través de Internet y las redes sociales, que son un potente canal de información, pero, a la vez, contribuyen a generar ruido y confusión. Es muy importante que cuando queramos saber sobre alimentación y salud acudamos en primer lugar a profesionales sanitarios y que siempre revisemos que las fuentes y webs que revisemos estén debidamente acreditadas”.

Ambos, salud y alimentación, son conceptos que van estrechamente ligados y son temas de preocupación para la población española. De hecho, un estudio elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas afirma que el 88,4% de la población en España considera que lo más importante es la salud  y no es noticia que existe una tendencia entre la población a “cuidar más lo que comemos”  .

“Debates y encuentros como estos son muy importantes y necesarios. Debemos recuperar y reivindicar nuestra Dieta Mediterránea que aúna todos los elementos fundamentales para nuestro bienestar: alimentación, socialización, actividad física y felicidad”, puntualiza el Dr. Serra.

“La alimentación no se puede capitalizar solamente desde el polo de la salud pública o individual. Es necesario que en el acto alimentario converjan, aparte de la salud, la cultura y el amor por lo propio, el placer y la convivialidad y el respeto por el medio ambiente y el entorno. Sólo así el acto alimentario se convertirá en una sucesión de decisiones saludables, responsables y sostenibles», añade.

Claves para estar sanos
Para los expertos, la ecuación perfecta para un correcto bienestar es la alimentación, el ejercicio y la felicidad, y conseguir un equilibrio en todo ello es la llave para lograrlo. El Dr. Javier Aranceta, recalca que “la mejor manera de alcanzar un estado nutricional adecuado es incorporar una amplia variedad de alimentos, principalmente frescos, de temporada y de proximidad”. Así lo indica la Pirámide de la Alimentación de SENC y la Guía de la Alimentación Saludable, que fue recientemente actualizada por dicha sociedad científica y respaldada por todas las principales sociedades de atención primaria y publicada recientemente en la revista científica Nutrients.’

“Una correcta nutrición no pretende poner a la población a dieta ni plantear utopías o imposibles alimentarios. La alimentación tiene siempre un componente gastronómico, cultural, convivencial y lúdico. Pensemos en mejoras compartidas y agradables. Nada en contra de la población y sí en armonía con los usos y costumbres de nuestro modelo mediterráneo tradicional”, putnualiza el Dr. Aranceta.

Dentro de este marco alimentario propio de la Dieta Mediterránea se incluye el consumo de bebidas fermentadas, como la cerveza o el vino, siempre con moderación y por adultos sanos y acompañado de alimentos. “Algo tan propio de nuestro país, como es salir con familiares y amigos a tomar algo, a disfrutar juntos y, al fin y cabo, socializar y compartir buenos momentos, también es parte de este correcto bienestar”, señala el Dr. Serra.

“El consumo de bebidas fermentadas, como la cerveza, puede realizarse dentro del contexto de la Dieta Mediterránea y se entiende por consumo moderado de cerveza entre los 400-600 ml/día en varones, y entre 200-300 ml/día en mujeres”, ha puntualizado el experto, quien ha recalcado que su consumo debe priorizarse en las comidas e “idealmente en un contexto de socialización y sin sobrepasar lo indicado”, indica.

Por su parte, el Dr. López Calbet, afirma que “la primera razón para hacer ejercicio es la prevención de enfermedades asociadas al estilo de vida sedentario. Sin embargo, el ejercicio regular proporciona muchos más beneficios como mejorar la memoria y el aprendizaje.

“Hacer ejercicio regularmente nos hace más listos y mejora la memoria y el aprendizaje, es positiva para aumentarla productividad laboral e intelectual, es beneficioso para nuestra autoestima y contribuye a nuestra felicidad”, sostiene.

Finalmente, el Chef Borja Marrero, del restaurante Texeda, en Gran Canaria, asegura que “es esencial y básico tener una buena dieta sin renunciar a aquellas cosas que nos gustan, siempre y cuando se haga con equilibrio y moderación. Para nosotros, la cerveza juega un papel importante, somos productores y es un alimento que creemos que es perfectamente encajable dentro una dieta saludable, dados sus ingredientes saludables”. El chef ha destacado también la importancia de optar por productos de proximidad, “nosotros intentamos ir más allá y somos en gran medida autoproductores”, concluye Marrero.