Vacaciones Covid free

Nuevo verano, casi las mismas recomendaciones.

Si el verano pasado venía plagado de incertidumbres ante la que creíamos situación post pandemia, en esta ocasión la cosa no será muy diferente. A pesar de que creíamos que podríamos disfrutar de unas vacaciones más o menos normales, como las de antes, gracias principalmente al avance de la vacunación y, con ello, la tan ansiada inmunidad de grupo, pues resulta que no, que ni hemos alcanzado la inmunidad de grupo (no se espera hasta alcanzar el 70% con la pauta de vacunación completa), ni la situación epidemiológica ha variado sustancialmente de un verano a otro. Hay diferencias, por supuesto, como que por ejemplo, afortunadamente, no tenemos ni tantos fallecimientos ni tantas hospitalizaciones graves, pero la incidencia de la enfermedad, lejos de disminuir, aumenta de forma dramática. Y es que las nuevas variantes del virus son mucho más contagiosas que las de las primeras olas.

Quizás el proceso de apertura y flexibilización de las normas sanitarias que hemos experimentado desde el fin del Estado de Alarma generen una sensación de mejoría. A ello ha contribuido especialmente la disminución de la gravedad del impacto de la pandemia: menos fallecimientos, menos saturación hospitalaria, centros de atención primaria que recuperan la normalidad… Pero, independientemente de las sensaciones, lo cierto es que la situación está empeorando nuevamente, ya que los contagios son mucho mayores. La incidencia se ha disparado este verano.

En comparación con los datos de incidencia acumulada en los últimos 14 días, estándar utilizado por las autoridades sanitarias, a 21 de julio de 2020 España tenía 29,42 casos cada 100.000 habitantes, y para el 21 de agosto de ese mismo año se disparó a 149,75 casos. Un año después, la incidencia acumulada en los últimos 14 días, a 21 de julio, es de 644,50 casos, cuando hace tan solo un mes, el pasado 21 de junio, el dato era solo de 92,46 casos. Un incremento preocupante, si bien gracias a la vacunación de más de la mitad de la población (al cierre de esta edición supera el 50% de la población con pauta completa), se evita que ese índice de contagio sea un drama sanitario. Algo que no resta preocupación, porque la otra mitad de la población no olvidemos que está sin vacunar. Además, las vacunas no son inmunizantes ni son efectivas al 100%, lo que sigue obligándonos a mantener precauciones.

Los datos hablan por sí solos y, desgraciadamente, en estas vacaciones tenemos que afrontar la denominada ya quinta ola de la pandemia, cosa que augura la vuelta de algunas restricciones, aunque desde la finalización del Estado de Alarma no se prevean restricciones severas con carácter generalizado.

Recomendaciones esenciales
Este contexto nos aleja de la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones parecidas a las que teníamos antes de la pandemia, y nos sigue obligando a mantener diferentes medidas de prevención para pasar unas vacaciones Covid free (terminología que utilizan muchos establecimientos hoteleros y de hostelería):

– Usar las mascarillas siempre en interiores y cuando se esté con personas no convivientes.

– Hacer uso de las mascarillas en exteriores cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad de más de metro y medio con otras personas, o si se camina por zonas especialmente concurridas.

– Mantener el espacio interior bien ventilado permanentemente.

– Lavar frecuentemente las manos con agua y jabón. Usar gel hidroalcohólico cuando no se disponga de acceso al agua con jabón.

– Procurar mantener los contactos personales dentro de una burbuja estable.

– Permanecer en casa si se tiene cualquier síntoma asociado a la Covid, si se tiene el diagnóstico, se ha sido contacto directo o se está esperando resultados.

Además, al igual que en el verano pasado, recogemos las principales recomendaciones para viajar y evitar contagios:

– Evita destinos conflictivos. Es recomendable consultar la situación epidemiológica y las posibles medidas restrictivas. En este sentido, viajar por España se torna como la mejor opción,  pero también debemos consultar la situación local de nuestro destino.

– En caso de viajar en avión escoge los asientos para que la unidad familiar pueda estar junta y no compartir espacios con terceros. Aunque el avión se considera espacio seguro, toda prevención es poca. Si se viaja individualmente, mejor ventanilla para reducir la posibilidad de contacto con terceros.

Si optamos por viajar en coche, este será preferible a transportes colectivos. Y si no podemos evitarlos, siempre la mascarilla puesta y desinfección regular de las manos.

– Cuando debamos permanecer en salas de espera para viajar, mantener la distancia de seguridad interpersonal, usar la mascarilla y el lavado de manos.  Especialmente a la hora de viajar en avión ve con tiempo de sobra, ya que el aumento de viajeros junto con las medidas de la pandemia pueden dilatar más los tiempos.

– Evita las aglomeraciones, tanto a la hora de hacer colas para realizar embarques como en visitas, restaurantes, etc. Consulta horarios y mejor visitar los sitios que tengan sistemas de reservas y limitaciones de cupos.

– Escoge destinos poco saturados. Aunque por estas fechas las zonas de costa son las preferidas, recuerda que también son las que mayor saturación tendrán. Recuerda además que muchas playas imponen limitaciones de acceso para evitar aglomeraciones.

Test de autodiagnóstico
Una de las medidas estrella que sin duda protagonizarán el verano es la dispensación sin receta médica en las farmacias de los denominados test de autodiagnóstico para la Covid-19. El Gobierno aprobó un Real Decreto que lo autoriza, justificándolo por la necesidad de aumentar la capacidad diagnóstica del Sistema Nacional de Salud, con objeto de identificar de forma rápida sospechas de casos positivos, para tomar las medidas adecuadas y así controlar eficazmente la progresión de la pandemia. Según el Ministerio de Sanidad, la disponibilidad de estas pruebas permitirá a la población general la realización de las pruebas sin la intervención de un profesional sanitario, lo que, por un lado, reducirá en cierta medida la presión asistencial de los centros sanitarios, y por otro, permitirá la identificación rápida de sospechas de casos positivos.

El Real Decreto permite desde el 22 de Julio la venta sin receta de los test para el Covid en las farmacias, lo que facilitará que cualquiera pueda hacerse el test de autodiagnóstico en cualquier momento y lugar. Así, las más de 21.000 farmacias que hay en España se suman al Sistema Nacional de Salud en las labores de detección de la Covid-19.

Ante este nuevo panorama, desde la Organización Farmacéutica Colegial se insiste en la necesidad de que, para poder obtener el mejor resultado en términos epidemiológicos a estas pruebas es necesario que las comunidades autónomas y los Colegios de Farmacéuticos se coordinen en el registro y notificación de los datos como ya ha anunciado que hará Navarra y se está estudiando en otras autonomías. Para Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Farmacéuticos “eximir de la necesidad de receta facilita el acceso a estas pruebas, así como su dispensación en farmacias garantiza la seguridad y cercanía las mismas”.

Cambios de hábito en verano
Un estudio global elaborado en junio por Juice Plus+ asegura que la salud del 46% de los españoles no ha mejorado después del confinamiento, y la culpa la tienen los malos hábitos. Para ser más exactos, el 41% de la población asegura que vio mucho más la televisión que antes, el 33% pasó horas enganchado a los dispositivos electrónicos y redes sociales, y el 30% trasnochó más de lo debido, tres malos hábitos adquiridos durante este periodo que la mayoría de la población encuestada quiere apartar de sus vidas este verano, en beneficio de una vida más saludable.
De acuerdo con este estudio, a medida que las restricciones vayan disminuyendo, la lista de buenos hábitos que los españoles quieren priorizar tras el confinamiento son los siguientes, por orden de mayor a menor: el 44% de los encuestados tiene como una de sus principales ilusiones ir de viaje tras la pandemia; un 37% quiere ahorrar dinero; un 36% ha asegurado que priorizará mantener el contacto con sus seres queridos; igualado al hecho de cuidar de su salud mental y su peso. Además, un 32% da una mayor importancia a mantener una dieta equilibrada y el 28% tiene como objetivo mantener una rutina de ejercicios de forma regular.
A nivel emocional, la pandemia también ha afectado a la forma de ser de los españoles y después de esta experiencia, el 36% de los encuestados se considera más paciente, el 29% más amable y el 25% asegura que es mucho más alegre que antes del estallido de la Covid-19.
En lo que a hábitos culinarios se refiere, los datos arrojados por el estudio confirman que un 43% afirma que cocina más desde el inicio de la pandemia; y un 57% de los encuestados aseguró que lo que más había cocinado durante el confinamiento habían sido platos con ingredientes pertenecientes a la dieta mediterránea, como verduras, frutas, carne, y pescado.
Acerca de Redacción 7846 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*