Evitar intoxicaciones en verano

El verano es una estación que conlleva una serie de problemas de salud muy característicos de estas fechas. En concreto, uno de los más frecuentes es la intoxicación alimentaria, ya que, debido a las altas temperaturas, a que se rompa la cadena de frío o la falta de higiene, surgen bacterias, virus, toxinas y parásitos en los alimentos y en el agua.

Para evitar que un problema como este interrumpa tu verano, hay una serie de pasos que debes seguir:

  • Conocer algunos de los alimentos con tendencia a estropearse durante estas fechas:
    • Carnes y aves (cocidas o crudas), cuya cocción debe alcanzar una temperatura mínima de 70º para evitar la trasmisión de E. coli, salmonella, listeria o parásitos.
    • Productos lácteos, ya que, si no están pasteurizados, pueden contaminarse fácilmente con bacterias como la Brusella.
    • Mariscos, en concreto moluscos con concha, que son los más propensos a la concentración de bacterias, por lo que, para evitar un riesgo elevado, debe haber garantías higiénicas.
    • Huevos, que deben consumirse en un espacio breve de tiempo y manipularse con cuidado para evitar que se contamine el interior a través de una cáscara sucia.
    • Frutas y verduras mal lavadas o sometidas a altas temperaturas durante más de 3 días, ya que aumenta el riesgo de contaminación por listeria
  • Identificar los posibles síntomas para poder tratar el problema lo antes posible:
    • Náuseas
    • Dolor y calambres abdominales
    • Fiebre
    • Vómitos
    • Diarrea
  • Ponerse en contacto con el servicio médico más cerano.
Acerca de Redacción 7845 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*