“La filosofía mindfulness está cambiando mi forma de ver la vida”

Entrevistamos a la periodista Angie Rigueiro.

No es difícil tener éxito, lo difícil es merecerlo, decía Albert Camus. En el caso de Angie Rigueiro, la verdad es que lo tiene bien merecido. Esta presentadora de televisión, a quien hemos visto en las Noticias de la mañana, de Antena 3, y en la actualidad, en los Deportes, escribe un libro, dirige un máster y se declara apasionada de la docencia. Hace apenas cinco meses, sonaba a las dos y media de la madrugada el despertador de esta infatigable trabajadora y madre entregada, que iniciaba su jornada laboral con la presentación del informativo matinal. A pesar de las pocas horas de sueño, su mirada se clavaba punzante en el interlocutor para transmitirle las noticias de cada día. Y es que nada parece perturbar la incansable máquina cerebral de esta periodista que ha triunfado en los medios, pero que, sin embargo, su humildad no le permite reconocerlo como tal. Cultiva su talento con la lectura como clave, algo que ha mamado de su padre, quien ha escrito varios libros y a quien considera su maestro.

Fotografías: Rubén del Valle y María Villanueva.

¿Con qué adjetivos te definirías?
Optimista, alegre, apasionada, muy familiar, amiga de mis amigos y, como adjetivos menos buenos, demasiado perfeccionista, exigente conmigo misma y algo desordenada.

Naciste en Argentina y viniste a España con tres años. ¿Qué representa para ti ese país?
Argentina es mi otro país, mis raíces. Me siento española, por supuesto, pero al final tengo mucho de argentina porque he crecido en una casa con hermanos mucho mayores que yo y padres que han vivido toda su vida allí. Así que eso te hace tener otras raíces y costumbres. He crecido comiendo asados los domingos, viendo beber mate a mis hermanas y escuchando a mis padres hablar con ese acento que da igual cuánto lleven en España, nunca se les va.

Conseguiste una beca en Atlanta, en Oglethorpe University, y trabajaste en CNN. ¿Qué aprendiste de esa etapa?
Fue una de las mejores etapas de mi vida. A mí me encanta viajar y desde muy pequeña lo he hecho por mis padres, así que siempre supe que quería tener una experiencia en el extranjero. Y fue la gran experiencia. Estudiar y vivir ese tiempo en un campus estadounidense fue espectacular. Mantengo esas amistades porque cuando vives fuera, vives todo muy intensamente. Y a nivel profesional, imagínate, trabajar en CNN fue un sueño hecho realidad. Aprendí de los mejores y sus lecciones siempre las llevo y llevaré conmigo.

Fotografías: Rubén del Valle y María Villanueva.

¿Cómo vives tu profesión como periodista en el momento actual?
El año pasado fue muy duro para todos. Yo presentaba el informativo más madrugador, acababa de volver de la baja de maternidad y estalló la pandemia. Recuerdo ir a trabajar a las tres de la mañana y sentir que estábamos viviendo una pesadilla. Informar sobre todo lo que pasamos me pareció durísimo y, más de una vez, volvía a casa llorando. Las calles desiertas y éramos pocos los que podíamos salir. Las primeras semanas informando fue muy duro.

El éxito que vienes teniendo como periodista, ¿te lo imaginabas?
Bueno, la verdad es que no lo catalogo como éxito ni mucho menos. Pero sí que es cierto que me siento privilegiada por formar parte de tantos proyectos profesionales, y algunos tan bonitos, con 32 años. En ese sentido, nunca me imaginé que con esa edad iba a haber hecho tantas cosas como las que la vida me ha dado la oportunidad de hacer. Últimamente pienso que si mañana me voy del mundo periodístico y me dedico a algo totalmente distinto, me sentiría muy feliz por todo lo que he hecho en este campo.

Creaste el Máster de Periodismo de Televisión, del que además eres directora. ¿Te gusta enseñar?, ¿Cómo eres como profesora?
Me encanta la docencia. Me parece apasionante poder aportar algo a los jóvenes, que tienen tantas ganas de aprender y crecer. Soy una profesora muy apasionada. Además, el máster lo creé yo y eso al final se nota, es tu proyecto al que cuidas con mucho mimo. Trato de ser una profesora con la que los alumnos puedan contar, tanto personal como profesionalmente.

¿Cuántos años llevas en Antena 3 y por qué programas has pasado?
Llevo ocho años. He sido reportera de política, cubriendo Casa Real, Ciudadanos, varias coberturas del PP y Consejo de Ministros. Hace cuatro años me llegó la oportunidad de presentar el informativo matinal de 6.15 a 9 de la mañana. Y hace 5 meses, llegó un nuevo cambio a deportes a las 15 y a las 21 horas.

¿Presentadora de deportes o de informativos? ¿Dónde te sientes más cómoda o identificada?
Por tiempo, gana informativos. Es a lo que siempre me he dedicado. Pero siéndote totalmente sincera, los deportes me han hecho tener un registro que creo que va mucho conmigo: alegre, desenfadado y divertido. De hecho, creo que a mí lo que mejor se me da es el infoentretenimiento y eso lo tiene mucho más el deporte que el informativo.

Estas escribiendo un libro. ¿Cómo está siendo el proceso y por qué recomendarías su lectura?
Es un proyecto en el que, en realidad, llevo muchos años, y espero darle duro y tenerlo en un corto medio plazo. Mi padre ha escrito varios libros y es mi gran maestro. Así que me hace mucha ilusión ahora estar yo en ese proceso. De hecho, es uno de los proyectos que más me ilusiona ahora mismo. Va a ser un libro que entremezcle acción, historia y amor.

Fotografías: Rubén del Valle y María Villanueva.

¿Cuándo suena tu despertador cada mañana?
Hace cinco meses sonaba a las 2.30 horas de la madrugada, para presentar el informativo matinal. Por eso, el cambio a deportes, en ese sentido, fue muy positivo, porque ahora puedo dormir, lo que es algo esencial para la salud. Hasta me ha cambiado el humor. Ahora duermo sin despertador, mi hijo es el que manda (se ríe), aunque tengo que decir que es muy dormilón y alguna vez me lo pongo porque a veces duerme hasta las 9.30 o 10 de la mañana. Y los días que practico deporte, me lo pongo a las 7.30 horas.

¿Cómo te enfrentas a un momento de estrés o bloqueo?
Respiración. Medito todos los días o, al menos, lo intento, así que la respiración la tengo muy controlada. Si me noto estresada o con ansiedad, por lo que sea, me dura poco. Con la respiración diafragmática está demostrado que el cortisol, la hormona del estrés, baja, así que lo práctico mucho y funciona. Y también me río mucho. En un curso de mindfulness me explicaron, a nivel científico, la incompatibilidad del estrés con la risa. Así que en ese momento pienso en algo bonito o llamo a alguien que quiero, y se me pasa.

Cuando sueñas con un día de descanso ¿en qué consiste este?
Jugar con mi hijo. Me encanta. Soy de las madres que se tira al suelo, que coge una cuchara y canta, que pone música y baila. Así que me lo paso fenomenal con él cuando tengo un día libre. Y para descansar físicamente, nada como irme a la playa, pasear, leer un libro, nadar y comer bien.

¿Cómo articulas tu faceta de madre de un niño de un año con la de periodista?
Pues con mucha organización. Me gusta mucho ser madre así que me organizo lo máximo posible para estar con él todo lo que puedo y él necesite. Cuando me toca la semana de presentación, voy y vengo de Antena 3 varias veces para volver a comer a casa y estar dos horas con él. Al presentar a las 9 de la noche, cuando llego ya duerme, así que por la mañana y la hora de comer aprovecho para estar todo lo posible. Y en mi semana libre, hacemos muchísimos planes. Además, creo en el tiempo de calidad. Cuando entro en casa pongo mi móvil en modo avión, me centro en estar con él 100%. Y cuando está durmiendo aprovecho para leer, estudiar, escribir, corregir exámenes etc. En ese sentido, yo tengo una madre increíble que me ha dado el mejor tiempo de calidad y yo si pudiera ser la mitad de buena que es ella, sería todo un triunfo.

¿Qué deportes practicas?
Corro, hago elíptica varias veces por semana porque tengo una maquina profesional de gimnasio en mi casa, hago esquí, clases de baile, spining, pádel, yoga y golf. De este último he tomado alguna clase y me ha encantado el concepto, aunque como deporte necesito más caña.

¿Cómo cuidas tu alimentación?
La verdad es que como lo que me apetece. De hecho, demasiado, porque tengo que reconocerte que soy súper comilona. Es cierto que tengo bastante buena constitución y eso engaña. Eso sí, como de todo, tengo una alimentación saludable y, de vez en cuando, hago un ayuno intermitente. Eso me está viniendo muy bien para no sentirme hinchada.

¿Cómo fortaleces tu mente e intelecto?
Leyendo. Es la clave. Mi padre es la persona más culta que conozco y siempre me recomienda sus lecturas. Además, hay que renovarse. He hecho varios postgrados para no dejar el hábito de estudiar. Mi próximo reto es sacarme la carrera de historia, creo que te da una base de cultura general exquisita.

Planes a futuro y sueños pendientes
Me gustaría ayudar a las personas con mi trabajo. Estoy tratando de compaginar mi faceta como periodista con aportar algo a la sociedad, a quien te ve al otro lado. Ese es mi gran sueño profesional, encontrar un proyecto que me llenase plenamente y que aportase algo. Y por supuesto, ser feliz y hacer felices a quienes me rodean. En ese sentido, seguir con la filosofía mindfulness que me está cambiando tanto mi forma de ver la vida. 

Acerca de Marisa Sardina 307 Articles
Redactora y Responsable de cierre de edición de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*