El cuarteto de la felicidad

Mi madre siempre dice que llegué a este mundo pataleando y gritando, y no he parado de moverme desde entonces. Me llamo Anna Pérez Márquez y soy una apasionada del deporte. Llevo más de 20 años dedicada al mundo de la actividad física tanto profesionalmente como en mi vida personal, los beneficios que aporta tanto a nivel físico como emocional ha convertido el deporte en mi forma de vida.
Siempre he sentido una gran inquietud por el autoconocimiento, lo que me llevó a explorar el mundo del crecimiento personal. He trabajado un amplio abanico de técnicas relacionadas con la salud mental y espiritual, lo que me permite complementar mis entrenamientos con un acompañamiento emocional y de coaching vital.
La vida es movimiento y sin movimiento no hay vida. Por desgracia, en una sociedad cada vez más sedentaria la salud de las personas se resiente debido a la falta de actividad. La clave para mantener una vida saludable y algo que intento llevar a cabo con mis clientes es prevenir el deterioro de su salud antes de que sea demasiado tarde.
Cuando introduces el deporte en tu vida, tus prioridades cambian; te alimentas de manera más saludable, te relacionas con gente activa como tú, acabas tu día más satisfecho y en consecuencia, te encuentras mejor. Todo ello hace crecer tu seguridad ante la vida, tu energía y tu estado de ánimo. Porque cuando hacemos deporte, además de mover nuestro cuerpo, agitamos las emociones. Es ahí donde reside el secreto del bienestar: “El cuarteto de la felicidad”.
Dopamina, serotonina, endorfinas y oxitocina. Cuatro químicos que tu cerebro segrega cada vez que te pones en marcha y que tienen la función de elevar tu energía, haciendo que te sientas mejor.


Descubrir esto es lo que me empujó a formarme en inteligencia emocional y coaching. Quería poder compartir aquello que me había ayudado y acompañar a todo aquel que quisiera a integrar hábitos saludables en su vida. Así nació el Método Smiles, un tipo de emotional training y todo un estilo de vida basado en cuatro pilares básicos para envejecer sin sentirte viejo, con la mejor calidad de vida y sin perder la sonrisa. Y, como en una mesa sostenida por sus patas, los cuatro pilares del método tienen que estar igual de fuertes y equilibrados

  1. Condición física
    “No importa cuán despacio vayas mientras sigas en constante movimiento”. Confucio
    La condición física es el estado de forma en el que se encuentra una persona y que le permite realizar cualquier actividad de la vida diaria. Puedes conseguir grandes resultados trabajando fuerza, movilidad y resistencia sin necesidad de largas sesiones (sólo 5 entrenamientos por semana de menos de una hora). Combinando ejercicios interválicos de alta intensidad (hit, Tábata, AMRAP, EMOM…), sesiones de movilidad articular, tonificación, trabajo cardiovascular, resistencia, series de fuerza y resistencia, entre otros, para una mayor eficacia y diversión, conseguimos la condición física óptima para nuestro rango de edad.
  2. Conciencia corporal
    “Los hábitos incorrectos en el día a día son los responsables de la mayoría de las enfermedades”. Joseph Pilates
    La mayoría de lesiones y patologías están provocadas por vicios adquiridos con el tiempo y la vida que llevamos. Es primordial ser consciente de nuestro movimiento corporal y nuestros hábitos para poder mejorar. Por ejemplo, una incorrecta respiración puede generar tensión muscular y causar contracturas o malestar corporal crónico. Por ello es importante prevenir ese dolor, lesiones y vicios que nos incapacitan hacia el bienestar corporal.
    El Método Smiles trabaja la respiración, la flexibilidad y la postura. A través de sesiones de meditación, yoga y pilates conseguiremos mejorar nuestra conciencia corporal y evitar lesiones.
  3. Hábitos saludables
    “Una buena risa, un sueño prolongado y una dieta adecuada son las mejores curas en el libro del médico”. Huangdi Neijing
    Cuando se habla de hábitos saludables, la gente suele tener en cuenta sólo dos aspectos en su vida: alimentación y ejercicio diario. Pero hay muchas más cosas que influyen en nuestra salud. Es necesario hacer hincapié, en los siguientes hábitos necesarios para llevar una vida saludable: alimentación, descanso, relaciones personales y gestión del estrés/ansiedad.
    Al incorporar nuevos hábitos a nuestro día a día se consigue corregir las deficiencias y el reto está en hacerlo sin interferir demasiado en nuestra jornada habitual.
  4. Autoconocimiento
    “Un exterior saludable comienza en tu interior.” Robert Urich
    Conocerse es la clave para estar en paz con uno mismo. Debemos saber qué es lo que queremos en la vida, quiénes somos, y a dónde queremos llegar. Este es el pilar principal del emotional training.
    Gracias al coaching y la inteligencia emocional puedo ayudar a mis clientes a ser la mejor versión de sí mismos. No hay nada que me gratifique más que ayudar a una persona a descubrir todo su potencial.

A lo largo de mi carrera me he dado cuenta de que la mayoría de la gente sólo le da importancia a la salud cuando le falta. ¿No sería más lógico empezar a dársela cuando aún disponemos de ella? ¡Ponte las pilas! Te invito a empezar a cuidarte desde hoy para preocuparte menos mañana.


Descubre más sobre Anna Pérez Márquez (Annita.Smiles) en el segundo capítulo de House of Suunto.

Acerca de Redacción 7801 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*