Evita las afecciones de primavera

Cómo evitar que la primavera afecte a tu salud.

Con la llegada de la primavera suele llegar algo más que el sol y el buen tiempo, ya que las transformaciones ambientales afectan directamente en nuestra salud. Por ello, la plataforma de bienestar holístico Gympass nos cuenta cuáles son las pautas que debemos llevar a cabo para prevenir y combatir las afecciones propias de esta estación.

1.            Astenia primaveral: es la dificultad de adaptación de unas condiciones a otras, que provoca falta de energía, dolores de cabeza y musculares, falta de memoria, pérdida de apetito y sensación de decaimiento general. Para evitarlos se recomienda mantener el cuerpo activado, para no retroalimentar esa sensación de cansancio. Realizar ejercicio 2-3 veces por semana y hacer actividades al aire libre será una medida preventiva para no experimentar esta sensación.

2.            Cambios de humor. Nuestro estado de ánimo puede resultar afectado positiva o negativamente. Por un lado, la liberación de hormonas como la liberación de serotonina, dopamina, oxitocina, etc., hace que nos sintamos vivos, positivos y más alegres que nunca. Por otro lado, también es frecuente experimentar un sentimiento de soledad, debilidad o tristeza que no sabemos explicar. Además de un buen descanso, una alternativa para controlar las emociones es recurrir a ejercicios de meditación.

3.            Alteraciones en la piel. El aumento de la exposición al sol, la sequedad derivada del invierno y los hongos y bacterias, que alcanzan más fuerza en esta estación del año, pueden provocar lesiones cutáneas. Presta especial atención en adquirir rutinas de cuidado como usar protección solar, secarse bien después de la ducha, hidratar la piel después de la ducha o seguir una dieta rica en antioxidantes, que aceleran el daño de los tejidos y órganos.

4.            Caída del pelo. Es normal que se caiga más, este proceso se llama efluvio estacional. Para asegurar que la caída sea la mínima posible, es importante llevar a cabo una alimentación sana y completa durante el invierno y que no te sometas a estrictas dietas de cara a la temporada de primavera-verano. La mala alimentación aumenta el riesgo de una pérdida anormal de cabello.

5.            Alergia. El síntoma por antonomasia, porque esta estación está llena de partículas de polen. Para contrarrestarlo existen algunos remedios caseros, como mantener las ventanas cerradas y purificar el aire a través de aparatos con filtro antipolen, realizar vahos con hojas de eucalipto para abrir las vías respiratorias, tomar infusiones como el té de ortiga, menta, té verde o regaliz, que poseen efecto antihistamínico, o las soluciones salinas, que son una gran ayuda para limpiar la nariz y disminuir los estornudos.

6.            Infecciones gastrointestinales. El buen tiempo favorece la propagación de bacterias en alimentos mal conservados, que pueden producir alteraciones en el sistema digestivo. Se recomienda lavarse muy bien las manos antes de cocinar y de comer, además de un correcto lavado de los alimentos que vamos a consumir, asegurarse de que están en buen estado y comer platos bien cocinados, evitando los crudos. También la fuerte exposición a los rayos de sol, puede dar lugar a golpes de calor que afectan directamente al estómago.

Acerca de Redacción 7801 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*