Dormir del tirón en primavera

El cambio al horario de verano es en el que más alteraciones de sueño se producen, ya que el desajuste circadiano dura al menos 4 semanas. La primavera es por tanto para muchos una estación en la que se acentúa el insomnio, que deriva en problemas de concentración, estado de ánimo, cansancio, dolores físicos u otros trastornos. Por eso te traemos consejos para dormir del tirón en primavera.
¿Recuerdas esas noches en las que nada te preocupaba y dormías del tirón? Quizá esos recuerdos te lleven a la infancia, en casa de tus abuelos, tapado con la típica manta zamorana que pesaba tanto que no podías moverte. Y es que, según los últimos estudios, dormir bajo un determinado peso podría favorecer el descanso.
De hecho, las modernas mantas pesadas, una de las últimas soluciones naturales para mejorar el sueño, evolucionan sobre este principio. Las mantas pesadas facilitan el descanso mediante la Deep Touch Pressure, una suave presión que se ejerce sobre el cuerpo de la persona a través de un relleno de granos de vidrio tratado que reparten el peso por igual en toda su superficie, garantizando la comodidad y transpirabilidad. Y han demostrado resultados positivos en cerca del 60% de pacientes con insomnio, que redujeron en más de un 50% su ISI (Índice de Severidad del Insomnio) 3 después de dormir 4 semanas con una manta pesada.
El Dr. Javier Albares, fundador y director de la clínica Medicina del Sueño Doctor Albares, Centro Médico Teknon, afirma que “los resultados parecen ser realmente esperanzadores. Poder contar con una alternativa natural para los trastornos de sueño más comunes puede suponer un gran avance a nivel clínico y social”. Pero además, el doctor ofrece de la mano de Blanky unos consejos de higiene del sueño fundamentales para lograr ese buen descanso que estamos buscando esta primavera:

  1. La cama solo para dormir: Muchas veces usamos la cama para leer, mirar el móvil, o cualquier otra actividad. Procura que la cama sea solo es espacio dónde descansar, para cualquier otra actividad que resulte estimulante física o mentalmente siempre puedes elegir el sofá.
  2. Cuidado con la siesta: Lo ideal es que dure entre 20 minutos y media hora, además, los expertos recomiendan hacerlo en el sofá o sillón, ya que la cama ha de cumplir la función de satisfacer el sueño nocturno.
  3. El deporte, mejor por la mañana: Evita hacer ejercicio físico en las horas previas al sueño nocturno, intenta dejar un margen mínimo de 4 horas ya que la actividad física activa y estimula el cuerpo dificultando la conciliación del sueño. Lo ideal es realizarlo por las mañanas o al medio día. Evita totalmente el sedentarismo, este mal hábito aumenta el riesgo de dormir peor.
  4. Las bebidas estimulantes son un enemigo: Limita el consumo de café y otras bebidas estimulantes a la mañana, a partir del medio día es conveniente tomar bebidas sin cafeína. El alcohol tampoco sirve de ayuda, sino que empeora el sueño, provocando un mayor fraccionamiento del sueño, despertar precoz y bloqueando la fase de sueño REM.
  5. Desayuna como un rey y cena como un mendigo: Este dicho de la sabiduría popular es muy certero -en relación con el sueño-. Cenar algo ligero dos o tres horas antes de irnos a la cama es fundamental para disfrutar de un sueño de calidad. Es recomendable cenar alimentos ricos en triptófanos y evitar aquellos en los que abunde la grasa, el picante y los fritos. Si a la hora de dormir tienes hambre puedes tomarte un yogur o un puñado de nueces.
  6. La importancia de la luz es fundamental: Mantén un entorno adecuado con la mayor oscuridad posible, en caso de utilizar luces, que sean cálidas con tonos anaranjados. Esta es la mejor señal a nuestro cerebro de que ha llegado la hora de dormir. También ten en cuenta la importancia de que el entorno sea fresco, limpio y despejado.
  7. Fijar una rutina previa al sueño: Actividades como ponernos el pijama, cepillado de dientes, lavar la cara y aplicar cosméticos son otro indicador a nuestro cerebro de que está llegando el momento de dormir.
  8. Si no puedes dormir no te obsesiones con mirar el reloj, la proximidad al despertar o el control del tiempo. Todo esto te conducirá a un estado de estrés que va a dificultarte más conciliar el sueño, es mejor relajarse y aprender a “no hacer nada”.
Acerca de Redacción 7777 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

1 Comment

  1. También hay que valorar las circunstancias de cada tipo de persona. Si sufre de alguna enfermedad, o incluso la edad. Todos son factores a tener en cuenta.

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*