El sedentarismo aumenta el riesgo de mortalidad por Covid-19

La pandemia refuerza la necesidad de hacer deporte

Una investigación clínica demuestra que el sedentarismo aumenta el riesgo de mortalidad por Covid-19, al establecer la relación entre el sedentarismo y una mayor mortalidad de los pacientes ingresados por la enfermedad.

Realizar actividad física de manera regular siempre ha sido recomendable sobre todo en los momentos más complicados de la pandemia. Esa sensación de bienestar única que se siente después de practicar cualquier actividad física viene acompañada de grandes beneficios para la salud, y más en tiempos de coronavirus. Y lo mejor es que el deporte es apto para cualquier edad siempre que esté adaptado al estado y las condiciones de cada persona.

Estudios recientes han confirmado que existe relación entre la práctica deportiva y un menor riesgo de fallecimiento en el caso de enfermar de la Covid-19. Una investigación del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos de Madrid incluso ha llegado a la conclusión de que los pacientes hospitalizados por coronavirus con hábitos de vida sedentaria tienen hasta ocho veces más posibilidades de morir que aquellos que suelen practicar deporte de manera regular.

Las ventajas de la actividad física continuada son múltiples. La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha establecido que ayuda a evitar la obesidad y la diabetes y que reduce el riesgo de desarrollar enfermedades como el cáncer o de padecer accidentes cardiovasculares. Ahora, por primera vez, el equipo del hospital San Carlos ha demostrado la relación entre la vida sedentaria y el mayor riesgo de morir en los pacientes ingresados por la Covid-19.

En concreto, el equipo del Hospital Clínico San Carlos indicó que los resultados del estudio fueron concluyentes. Los pacientes de Covid-19 con hábitos de vida sedentarios tenían un riesgo de mortalidad del 13,8% y, en cambio, los que vivían con rutinas de ejercicio físico habituales reducían el peligro hasta el 1,8%, es decir, casi ocho veces menos.

Los responsables de la investigación aseguran que ya era sabido que el deporte practicado de forma continuada “mejora los factores comunes de riesgo cardiovascular, pero en esta pandemia hemos confirmado la influencia de la actividad física en la mortalidad o supervivencia de los enfermos hospitalizados por la Covid-19”.

Los muchos beneficios del deporte
El ejercicio tiene un efecto preventivo y siempre está a nuestro alcance. Esos son argumentos suficientes para no pasarlo por alto y otorgarle el valor que merece. “La actividad física es importante siempre, pero ahora más que nunca con la Covid”, resalta Robert Herráez, codirector de fitness de DiR. Herráez enumera más razones para apuntarse ya mismo al gimnasio o lanzarse a practicar ejercicios de manera continuada:

⮚ La mejor medicina
Se ha demostrado que pasar más de cuatro horas al día frente a la televisión aumenta hasta un 80% el riesgo de fallecer por enfermedad cardiovascular. Y si además no realizamos ninguna actividad física, el riesgo de padecer cardiopatías o derrames cerebrales aumenta.

⮚ Mejora la calidad de vida en la vejez
Mantenerse activos no solo evita o provoca el retraso de enfermedades y dolencias crónicas vinculadas al envejecimiento, también es la clave para vivir más tiempo.

⮚ La píldora de la felicidad sin efectos secundarios.
Practicar ejercicio es una píldora de la felicidad que no presenta efectos secundarios, porque convertir la actividad física en parte regular de tu vida contribuye a regenerar tu estado de ánimo. Además, es aconsejable para aliviar el estrés, la ansiedad, la depresión.

⮚ La energía necesaria para afrontar otras actividades.
El ejercicio físico tiene efectos en la musculatura e incrementa la fuerza, por lo que se convierte en el mejor aliado para aumentar la capacidad a la hora de realizar otras tareas diarias. Si nos quedamos parados y llevamos una vida sedentaria, nuestro cuerpo irá resintiéndose por la disminución paulatina de la fuerza, la resistencia y la capacidad para funcionar de manera adecuada.

⮚ Adiós al insomnio y otras ventajas
Las razones para incorporar el ejercicio a nuestra rutina diaria son innumerables. Entre otras muchas ventajas figura que es la mejor alternativa contra el insomnio. Además, la actividad física puede ser el mejor aliado para dejar de fumar y vivir sin tabaco; fomenta una actitud positiva y mejora la imagen y la confianza en uno mismo y reduce el estrés.

Según Herráez “Una sesión de treinta minutos durante al menos cinco días a la semana –si se puede- será suficiente para beneficiarse de los efectos positivos que conlleva. Además, prosigue, lo importante es tener una actitud de moverse más y de manera más intensa y olvidarnos de tanto sofá y comodidades domésticas.”

Acerca de Redacción 7777 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*