Sol y mascarilla: cómo proteger la piel correctamente

Durante todo el año es importante el uso de fotoprotectores, pero con la llegada de los días soleados se hace aún más indispensable proteger y reparar la piel de los rayos solares. Además, en este segundo verano en el que la mascarilla seguirá en el día a día, no se debe olvidar usar crema solar para proteger esta zona de la cara. “El uso de las mascarillas ha provocado que la piel del tercio inferior del rostro esté mucho más sensible, a causa de la fricción continuada y el ambiente húmedo que se crea en su interior. Si a esto le sumamos el efecto de los rayos solares, debemos tener en cuenta que el uso de fotoprotección solar sigue siendo imprescindible. Mucha gente cree que su uso le protege del sol en esa zona facial, pero no es así. La mascarilla en ningún caso va a evitar el efecto de los rayos solares y es por eso que debemos seguir utilizando protección en todas las partes del cuerpo, dando importancia a esta zona que ha empezado a convertirse en la gran olvidada”, advierte el doctor Gabriel Serrano, dermatólogo y fundador de Laboratorios Sesderma.

Al ser una zona húmeda, el cuidado de esta parte del rostro requiere más atención. Para crear una rutina completa de defensa frente al sol, se debe ser constante, con el fin de evitar daños en la piel. “Aunque vayamos a tener esa zona cubierta por una mascarilla, se deben seguir las mismas recomendaciones que en el resto del cuerpo: aplicar protector solar siempre antes de salir de casa, renovar su aplicación cada vez que nos la quitemos ya que la mascarilla se puede llevar parte de la crema solar, así como evitar la exposición solar en las horas centrales del día”, explica el doctor Serrano.

Para proteger la piel este verano, la línea de fotoprotección REPASKIN de Sesderma, cuenta con diferentes fórmulas adaptadas a todo tipo de pieles. Todos los productos incorporan la exclusiva tecnología SHIELD-SYSTEM, diseñada para reforzar la protección y ayudar a corregir los daños de la radiación solar en la piel gracias a su triple escudo de filtros solares compuesto por antioxidantes, Zinc fingers y enzimas reparadoras, que ayudan a la piel a recuperarse tras la exposición solar, aumentando la capacidad de reparación del daño en nuestra piel.

Gracias a sus filtros solares físicos, químicos y biológicos, la línea REPASKIN protege tanto de los rayos UVA como los UVB e IR (infrarrojos). Además, estos fotoprotectores constituyen una defensa activa frente al sol, y ayudan a preservar la juventud y belleza de la piel al restaurar el daño producido por la radiación UV.

Acerca de Redacción 7746 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*