“Entreno mi mente para generar pensamientos positivos y despertar la creatividad”

Entrevista a la actriz Arlette Torres.

Se reconoce tenaz, apasionada y llena de matices, aunque cada vez vive más en la sencillez y disfruta de ella. Sus raíces, bañadas por las costas caribeñas que rodean Venezuela, y sus más de quince años en España, le han hecho nómada del mundo y así está a gusto. Hablamos de la actriz Arlette Torres, y con ella de sus múltiples proyectos dentro y fuera del celuloide.

Fotografía: Andrés Rodríguez (@andresrodriguezphoto)
Hairstyle: Federico Calcatelli (@fcstyleofficial)
Estilismo: Ana Verónica Schultz (@anaveronicaschultz)

Inmersa en las casas con la serie HIT de TVE, Arlette da vida a Patricia, la madre de uno de los adolescentes protagonistas. Acaba de estrenar la segunda temporada de Señoras del (H)AMPA, Amazon Prime, con un papel que irá creciendo capítulo a capítulo ofreciendo un rostro muy diferente al que nos tenía acostumbrados. Sobre las tablas, Arlette estrena en el teatro Lara de Madrid, Fahrenheit 108, la nueva propuesta escénica de la directora Cecilia Gessa.

Si nos remontamos a su herencia genética y artística, podemos hablar de que su padre, José Torres, actor reconocido venezolano, ¿le allanó el camino en esto de la interpretación?

Por una parte, digamos más bien que me contagió su pasión, creatividad y desparpajo para jugar y convertir cualquier espacio en un escenario. Heredé de él una gran enseñanza sobre el respeto, la disciplina y el amor por el oficio. Recibí siempre el apoyo de mis padres, me estimularon a desarrollar mis aficiones y además me inculcaron el valor del trabajo y el esfuerzo propio para lograr mis metas.

¿Cómo se anima a cruzar el charco hace 15 años y acabar haciendo su carrera en España?

Ya hacía teatro y había dado mis pasitos en el cine y la televisión en Venezuela, cuando decidí cruzar el charco con la intención de buscar nuevos horizontes. Estaba ávida de aprendizaje, quería vivir en Europa y soñaba hacer cine europeo. Dejé atrás los miedos, salí de mi zona de confort y llegué a España con los bolsillos y el corazón llenos de ganas. Siempre, de alguna manera, confirmo que es cierto que los sueños se cumplen. Hay que soñarlos y trabajar para materializarlos. Vine para estar 8 meses y de esto hace ya 15 años.

Hija adoptiva de Madrid, pero con unas fuertes raíces en su natal Caracas. ¿Qué es lo que echa más de menos de su país y qué es lo que le sigue atando a España?

La verdad es que no siento que esté atada a ningún lugar. Amo España, amo Madrid, que es efectivamente la ciudad que me ha acogido y adoptado, pero me considero nómada, por naturaleza. Podría adaptarme a vivir casi en cualquier lugar, eso sí, donde haga calorcito de vez en cuando y llueva poco. Tengo la convicción de que el hogar lo hace uno allá donde va. De Venezuela echo de menos mi familia y mis afectos que continúan allí; el Ávila, una montaña mágica enorme, el pulmón de naturaleza que bordea Caracas y vivir más cerca del mar para poder ir todos los fines de semana.

2020 parece ser su año…. Señoras del (H)Ampa, Hit, Sexy Toy, Fahrenheit 108…. No podemos decir que haya sido suerte, sino más un producto de mucho trabajo.

Efectivamente. Por una parte, trabajo perseverante, fehaciente y paciente de hormiguita, que ha ido cultivando poquito a poco para recoger buenas cosechas. Me llena de satisfacción. Y me siento afortunada. Y, por otro lado, también es producto de un trabajo personal. Ha sido —y está siendo— un año complejo para todos y creo que mi misión primordial es entrenar mi mente para generar pensamientos positivos, para despertar la creatividad y desarrollar la capacidad de reinventarme, y para ser consciente de lo afortunada que soy por lo que ya tengo y lo que llega cada día.

Comencemos por el principio. TVE ha estrenado este otoño la serie Hit. Una serie sobre la educación en una etapa de la adolescencia un poco complicada… Háblenos de su personaje.

Doy vida a Patricia, la madre de Jaco, uno de los nueve adolescentes que protagonizan la serie; jóvenes con conflictos -algunos generados por sus propias circunstancias de vida- que les afectan en el día a día y que acaban convirtiéndoles a ellos mismos en sus peores enemigos. Patricia y su marido tienen tres hijos, familia numerosa, de clase trabajadora, que se vio obligada a emigrar de Venezuela, dada la situación política, económica y social actual que atraviesa el país. Una realidad que, desafortunadamente, muchas familias están viviendo en estos momentos y con la que probablemente se verán identificadas al ver la serie. Jaco está en una edad complicada y su vida y la de toda la familia se hace cuesta arriba, al tener que comenzar de cero en otro país, bajo circunstancias económicas a veces extremas, aunado a la sensación de no pertenencia, de sentirse excluido por ser diferente. Patricia lidia con todo ello, desde la firme convicción de que les procurará un futuro mejor a sus hijos.

Fotografía: Andrés Rodríguez (@andresrodriguezphoto)
Hairstyle: Federico Calcatelli (@fcstyleofficial)
Estilismo: Ana Verónica Schultz (@anaveronicaschultz)

¿Qué tiene Arlette Torres de su personaje y viceversa?

De Patricia indudablemente tengo la condición de inmigrante, aunque afortunadamente yo lo hice en circunstancias completamente diferentes; de manera que me ha tocado vivir la experiencia de una manera distinta. Yo no me fui de Venezuela por obligación, ni por escapar de la dictadura; yo tuve la suerte de poder elegir en ese entonces. En el caso de mi familia en la ficción, lo hicieron porque no tuvieron otra opción. En cuanto a carácter, me identifico con ella en lo “echada pa’ lante” que es para proteger a los suyos. En lo que sí no nos parecemos en nada es que es una mujer con unas profundas creencias religiosas, que le condicionan al momento de tomar decisiones. Yo soy más de convicciones intuitivas y emocionales.

A mediados de octubre Amazon Prime ha estrenado la primera entrega de la segunda temporada de Señoras del (H) AMPA. Háblenos de su intervención en esta serie.

Mi personaje se llama Raquel y es una nueva profesora del colegio Gloria Fuertes, al que asisten los hijos e hijas de las protagonistas y en el cual se encuentra el AMPA, la asociación de padres y madres a la que hace alusión el título de la serie. Se trata de un personaje con un carácter y un pronto bastante particulares, y con un peso dramático importante que se irá develando conforme vayan avanzando los capítulos, tanto de esta primera entrega, como los de la segunda, ya que de momento se han estrenado sólo los siete primeros, a modo de midseason. Carlos del Hoyo y Abril Zamora, creadores de la serie, junto a los guionistas han hecho un trabajo impecable con cada uno de los personajes y sus tramas y creo que la gente los va a disfrutar en grande.

De la tele, al cine y el teatro, usted se mueve como pez por el agua en todos estos medios. Ahora podemos disfrutar de su interpretación en el mítico teatro Lara, Madrid, con Fahrenheit 108, con la que completa este cierre de año. Háblenos de su papel en esta tragicomedia distópica.

En Fahrenheit 108 interpreto a la Capitana Tyr, una alta funcionaria del cuerpo de bomberas de Madrid, en el año 2070, un futuro no muy lejano; con una vasta experiencia y una conducta intachable en su carrera. Es perfeccionista, soberbia, detallista, severa, orgullosa, correcta, crítica, fiel a sus convicciones; y ha llegado a donde está, a ser capitana, por méritos propios fruto de su trabajo y esfuerzo. Ama y respeta su oficio y lo defiende a capa y espada. Es plenamente consciente de que su labor forma parte vital del progreso y la evolución que ha experimentado la humanidad en todos estos años.

Periodista, profesora de yoga…. Usted es toda una caja de sorpresas. ¿Cómo acaba en el mundo de la actuación?

Si bien es cierto que, como dicen “hija de gato, caza ratón”, probablemente la interpretación era algo con lo que venía signado en mi ADN y que desde que tuve uso de razón ‘jugaba’ a ser actriz -formando parte de todos los grupos de teatro con los que me topaba en la escuela, el instituto y la universidad-, no fue sino hasta los 25 años cuando tomé la decisión consciente de dedicarme profesionalmente a este oficio. Lo tuve siempre frente a mí y no le prestaba atención. Así que puedo afirmar que decidí ser actriz el día que decidí escuchar mi propia voz interior.

¿Qué tiempo dedicas a la actividad del yoga?

Intento mantener presente mi práctica siempre. El yoga va más allá del tema físico; se trata de una disciplina que engloba muchas cosas (alimentación, meditación, respiración, etc.). Respecto a la práctica de asanas (posturas), dedico normalmente de 40 minutos a una hora al día. Si estoy con poco tiempo, al menos unos 20 o 25 minutos para estirar el cuerpo. Y si tengo flexibilidad horaria, entre 75 o 90 minutos, con tranquilidad.

¿Qué actividades físicas realizas para mantenerte en forma?

Además del yoga, también hago ejercicios de cardio, para mover el flujo sanguíneo y bodywork o trabajo con mancuernas (con poco peso) para desarrollar masa muscular y estilizar la figura.

¿Qué cuidados de belleza sigues para estar más guapa?

Atiendo mi salud por dentro y por fuera, en ese orden. Me cuido el alma y el corazón, me entreno para cultivar mi serenidad y paz interior, para sentirme bien y hacer el bien. Como decía Lola Flores “el brillo de los ojos no se opera” (risas). Y, por supuesto, sigo mis rutinas de cuidado de mi piel, intento llevar una alimentación saludable y hago ejercicios.

Fotografía: Andrés Rodríguez (@andresrodriguezphoto)
Hairstyle: Federico Calcatelli (@fcstyleofficial)
Estilismo: Ana Verónica Schultz (@anaveronicaschultz)

¿Cómo cuidas tu alimentación y cuáles han sido tus claves para cuidarte durante la cuarentena?

Como lo que me sienta bien y me gusta; también en ese orden. Cada uno tenemos una estructura y un organismo diferentes y, por tanto, hay alimentos que algunos toleramos y otros no, y viceversa. Hay que aprender a escuchar el cuerpo en su conjunto. Esto no implica que de vez en cuando no podamos darnos caprichos. Lo importante es no hacer de los caprichos un hábito. Respecto al tiempo de la cuarentena creo que, además de crearme una rutina diaria de actividades en casa (entre las que incluía sin falta momentos de descanso y relax), la clave fue vivir el día a día y atender principalmente mi salud mental y emocional; agradeciendo y reconociendo la abundancia, en lugar de centrarme en las carencias. Y siendo consciente de que yo estaba siendo afortunada, dentro de todo lo complejo que estábamos viviendo. Esto es algo que sería ideal aplicar no sólo en cuarentena ni en pandemia…

Fotografía: Andrés Rodríguez (@andresrodriguezphoto)
Hairstyle: Federico Calcatelli (@fcstyleofficial)
Estilismo: Ana Verónica Schultz (@anaveronicaschultz)

En pocas palabras

  • Director(a) de cine de referencia Nadine Labaki y/o Tim Burton.
  • ¿Cómo se definiría? “Inventadora”, como decía mi abuela.
  • ¿Qué es lo que más le “pone” de actuar? El momento previo antes de salir a escena, un sustito orgásmico.
  • Mójese por un género a la hora de defenderlo interpretativamente Drama
  • Si se fuera a una isla desierta, sola, ¿Qué tres cosas llevaría? Una mantita, que soy friolera y nunca se sabe; una fotografía de mi familia y mi libro de cabecera.
  • Un libro de cabecera Biografía del silencio, de Pablo D’Ors.
  • ¿Su lista de deseos es muy larga? Más que de deseos, tengo lista de sueños, y sí… es larga.
  • ¿Qué le pide a 2021? Elevar el nivel de consciencia universal.
  • Un sueño por cumplir ¡Tengo muchos! Soy una soñadora empedernida.
  • Una adicción El chocolate
  • Filias/Fobias A los insectos voladores y a las profundidades.
  • Me queda por aprender Uf… todo lo que viene en los años que tengo por delante, pero como asignatura pendiente aprender a tocar un instrumento musical.
  • La peli que nunca me canso de ver y de ver y de ver La historia interminable.
Acerca de Marisa Sardina 269 Articles
Redactora y Responsable de cierre de edición de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*