5 hábitos para una buena salud cardiovascular

Según la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de muerte.

Los accidentes cardiovasculares pueden estar originadas por múltiples factores: desde el tabaquismo, la contaminación, diabetes etc. A todas ellas se les suma la Covid-19, que supone una gran amenaza para los pacientes con enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, muchas de las enfermedades que afectan al corazón se pueden prevenir adoptando hábitos saludables y evitando el sedentarismo. Por ello, te traemos 5 hábitos para mejorar tu salud cardiovascular:

–              Ejercicio físico continuado, la mejor medicina. Practicar deporte reporta muchos beneficios, especialmente para el corazón. No se trata de convertirse en un deportista de élite, sino de hacer pequeños gestos, como dar un paseo de al menos 30 minutos cada día o, simplemente, mantenerse activos. Los ejercicios más recomendables para nuestra salud cardiovascular son los aeróbicos: correr, nadar, andar a buen ritmo, montar en bici y bailar. Todos ellos tienen un componente importante de resistencia y contribuyen al entrenamiento del aparato cardiovascular.

–              El estrés, el enemigo silencioso para el corazón. Es uno de los problemas más comunes en nuestra sociedad y supone un factor de riesgo a controlar para prevenir problemas de corazón. Los expertos recuerdan que una persona con poco estrés tiene menor riesgo de padecer un accidente cardiovascular. Para reducir el estrés y la ansiedad es importante realizar actividades relajantes como el yoga o, incluso, acudir a un especialista que ayude a controlar las situaciones. El estrés afecta al corazón porque lo altera y lo lleva al límite en muy poco tiempo.

–              Dieta rica en alimentos beneficiosos para nuestro corazón. Una dieta inadecuada puede causar tres de los problemas más comunes asociados al riesgo cardiovascular: obesidad, aumento del colesterol e hipertensión. Es importante eliminar de nuestras comidas cualquier alimento ultraprocesado, ya que suelen tener alto contenido en sal, azúcar y grasa. Actualmente existen alimentos que ayudan a mantener el corazón fuerte y sano, como las nueces.

–              Tabaco y alcohol, el peor enemigo. Ambos son malos hábitos que repercuten de forma negativa en nuestra salud. Las personas fumadoras triplican el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Asimismo, el consumo de alcohol regular aumenta los niveles de sodio y calcio y pueden favorecer la aparición de hipertensión arterial.

–              La prevención, chequeos regulares. Muchos de los riesgos para nuestro corazón no producen habitualmente síntomas. Las personas en riegos los desconocen. Por esta razón una visita anual al médico y una analítica pueden ser suficientes para conocer tu estado de salud y aplicar las medidas necesarias.

Acerca de Redacción 7707 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*