Cómo afecta a los bebés y a los niños las humedades

Los recién nacidos son especialmente propicios a padecer de problemas respiratorios. La probabilidad de sufrir estas afecciones aumenta al estar en un ambiente húmedo en el que tanto los ácaros como las esporas de los hongos se multiplican en el aire que se respira.

Uno de los temores más grandes que se producen en los padres son aquellos síntomas aparentemente banales que acaban dando disgustos como es el caso de las infecciones respiratorias y las neumonías.

Tal y como recoge Murprotec, cabe destacar que alrededor del 80% de los niños con enfermedades como el asma desarrollan su vida en lugares demasiado húmedos. Lo que viene a decir que estos pequeños están respirando aire tóxico. Por ello, la mejor forma de protegerlos es asegurarles un espacio libre de humedades, donde los hongos y demás bacterias que pueden originar o agravar todas esas patologías no puedan desarrollarse.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*