5 aspectos para cuidar tu corazón con la ayuda del pistacho

El estudio Predimed sugiere que el consumo regular de pistachos puede promover cambios favorables en la dieta, disminuir la presión arterial y contribuir a la pérdida de peso.

Seguir una pauta nutricional saludable, realizar ejercicio físico de forma regular, reducir el consumo de sal y evitar el alcohol y el tabaco son algunas de las conductas que ayudan a reducir las enfermedades cardiovasculares, cuyo impacto presenta una clara tendencia al alza. Alimentos naturales como los pistachos ayudan a controlar el colesterol y la obesidad, considerados factores de riesgo cardiovascular como indican los resultados del estudio PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) publicado en el New England Journal of Medicine. Pero, ¿en qué debemos fijarnos a la hora de cuidar nuestro corazón?

  1. Kilos

Controla tu peso. Una buena manera de conseguirlo es incluyendo pistachos en la dieta. Los estudios realizados demuestran que el consumo de un puñado de pistachos al día ((28 gramos) no inciden en el peso, sino que permiten controlar el peso. Ricos en fibra, tienen un alto poder saciante evitando el hambre entre horas.

  1. Colesterol

Mantén los niveles del colesterol LDL (malo) a raya. Según el estudio sobre los beneficios del consumo de frutos secos para la salud desarrollado por el Dr. Vellingiri Vadivel en colaboración con la Universidad de Hohenheim y la Universidad de Nairobi, los pistachos -ricos en grasas monoinsaturadas e insaturadas y ácidos oleico y linoleico-, contribuyen a mantener los niveles normales de colesterol en sangre.

Además, los pistachos contienen los niveles más altos de fitoesteroles de todos los frutos secos (214 mg/100 g). Esa sustancia derivada de las plantas reduce los niveles de colesterol. Los esteroles vegetales también contribuyen a mantener los niveles normales de colesterol en la sangre, con el efecto beneficioso que obtienen al menos 0,8 g/esteroles estanoles de todas las fuentes de alimentos que se consumen a diario.

  1. Estrés oxidativo

Despídete del estrés oxidativo. Los pistachos aumentan los niveles de antioxidantes en la sangre como la luteína y el gamma-tocoferol, según el estudio realizado por la Universidad de Pensilvania y publicado en The Journal of Nutrition. También son una alta fuente de cobre, manganeso, selenio, zinc, riboflavina y vitamina E, nutrientes antioxidantes que ayudan a proteger las células del estrés oxidativo.

  1. Inflamaciones

La realidad demuestra que las enfermedades inflamatorias son cada vez más frecuentes y aparecen a más temprana edad. Los resultados han proporcionado una evidencia molecular a la actividad antiinflamatoria del pistacho, capaz de inhibir la respuesta inflamatoria.

  1. Presión arterial

La presión arterial alta también constituye un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. El pistacho es una rica fuente de potasio que contribuye al mantenimiento de la presión arterial normal. Por su parte, el hierro, presente en los pistachos, ayuda a la formación y al mantenimiento de los niveles de riboflavina en la sangre, favorece el transporte de oxígeno y la formación de glóbulos rojos. Junto al hierro, el cobre contribuye a transportar el oxígeno por todo el cuerpo. El ácido fólico y las vitaminas B6 de los pistachos ayudan a la formación normal de la sangre y al mantenimiento de la riboflavina; sin olvidarnos de la vitamina K, imprescindible en la coagulación normal de la sangre.

Redacción
Acerca de Redacción 7677 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*