Falsos mitos del cuidado del cabello

El doctor Pastor Espinoza resuelve mitos y dudas sobre el cuidado y caída del cabello.

Existen numerosas rutinas, usos y costumbres sobre el cuidado y tratamiento del cabello para evitar su caída, pero muchas son erróneas, y no solo no mejoran su salud, sino que pueden empeorarla. Para resolver algunos de estos falsos mitos y leyendas, el doctor Pastor Espinoza, médico de Insparya Madrid, nos desvela la verdad sobre los más extendidos:

  • Frotar mucho el cabello durante el lavado
    Generalmente se considera que es necesario frotar con intensidad el cabello para acabar con toda la suciedad. Sin embargo, el hecho de frotar puede provocar que se activen las glándulas sebáceas, causantes de la grasa. Para conseguir un lavado del cabello efectivo es suficiente con masajear pelo y cuero cabelludo, sin necesidad de realizar mucha presión.
  • Dejar secar el pelo al aire en verano
    La realidad es justo la contraria. Estudios han demostrado que dejar secar el pelo al aire hace que la humedad dañe la membrana celular del cabello. De esta forma nuestro pelo pierde fuerza, elasticidad y cohesión. Para secar el cabello lo ideal es hacerlo con un secador a 15 cm de la cabeza con una exposición no demasiado prolongada y sin calor.
  • Llevar casco/gorra muy a menudo acelera la caída
    La realidad es que no influye en el ciclo del crecimiento capilar, por lo que su caída no se va a acelerar. Aunque sí es cierto, que si el cuero cabelludo no transpira durante mucho tiempo puede afectar a la salud de nuestro pelo.
  • Lavar pelo con vinagre para que tenga más brillo
    No hay evidencia científica de que esto sea cierto. Además, sí se sabe que puede aumentar el riesgo de infecciones en el cuero cabelludo, por lo que la mejor práctica para lavar el cabello es utilizar un champú adecuado a las necesidades, dependiendo de si es seco, graso, más débil, etc.
  • El uso de gomina/laca puede provocar la caída del cabelloLa realidad es este tipo de productos normalmente no provocan caída capilar, pero si el producto no tiene la suficiente calidad puede hacer que se dañe la estructura del pelo y el cuero cabelludo. Además, será importante lavarse bien el cabello tras su utilización para evitar cualquier tipo de residuos.
  • El agua fría hace que el pelo brille más
    No es del todo cierto. La realidad es que el agua caliente irrita el cuero cabelludo y disuelve los lípidos que recubren las cutículas, haciendo que el pelo quede más áspero y mate, lo que no sucede con el agua fría. Pero también hay que tener en cuenta que es menos efectiva que el agua tibia a la hora de eliminar la grasa.
  • Lavarse todos los días el pelo hará que se te caiga
    Lavarse el cabello todos los días no es dañino. Para los casos de cabello graso es recomendable lavarlo a diario, ya que el sebo puede obstruir el poro y fomentar la caída del folículo. Hay que tener en cuenta que el pelo que se cae durante el lavado suele ser el cabello muerto, es decir, el cabello que debe caerse en el día.
  • Si te rasuras la cabeza, el pelo sale más grueso
    La realidad es que el diámetro del pelo es más grueso cuanto más cerca del cuero cabelludo se encuentra, así como en las puntas su diámetro se reduce. Por este motivo al rasurarse el pelo da un efecto óptico que da la sensación de mayor densidad.
Redacción
Acerca de Redacción 7645 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*