Retina

Una investigación muestra varios modelos biológicos en los que el plasma rico en factores de crecimiento (PRGF) estimula los sistemas antioxidantes más importantes que se encuentran en nuestras células.

El plasma rico en factores de crecimiento podría proteger a la retina contra enfermedades neurodegenerativas como la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

El hallazgo ha sido publicado en la prestigiosa revista International Journal of Molecular Sciences por el grupo de Neurobiología de la Retina de la Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO) del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV) de Oviedo.

La investigación ha sometido a los tejidos a una exposición de luz azul, tras la que han tratado a las células con plasma rico en factores de crecimiento. Mediante el análisis de diversas técnicas, y apoyado por los resultados, se ha llegado a la conclusión de que este plasma podría ser utilizado como tratamiento para reducir el efecto nocivo producido por agentes oxidantes, estimulando el propio sistema de defensa del cuerpo.

El estrés oxidativo producido tanto por los factores endógenos como la edad o la predisposición genética, sumado a los factores exógenos como el estilo de vida, el tabaquismo o la obesidad están implicados en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas. Además, otros elementos como la luz visible de longitud de onda corta, podrían suponer un riesgo añadido. Estos factores, junto con la ausencia de tratamientos efectivos para algunas de las formas de estas degeneraciones, hacen que sea de máxima prioridad encontrar un tratamiento que ayude a mejorar el pronóstico de los pacientes. Seguro.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*