La clave de la buena salud

Según los expertos todo depende del equilibrio entre nutrición, actividad física y felicidad.

Durante las mesas de debate Los Placeres de la Buena Salud, celebradas en Canarias, varios expertos debatieron sobre los elementos centrales de nuestro bienestar, así como la compatibilidad entre llevar una vida saludable y disfrutar de los placeres que nos la hacen agradable. Un debate que surge de la necesidad de dirimir el papel que juegan en nuestra salud la nutrición, la actividad física y la felicidad; y donde el doctor Lluis Serra, catedrático de medicina preventiva y salud pública, y director del Instituto de Investigaciones Biomédicas y Sanitarias de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria; junto con el doctor Javier Aranceta, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC); el doctor José Antonio López Calbet, catedrático de fisiología del ejercicio en el Departamento de Educación Física de la Universidad de Las Palmas; y Borja Marrero, chef del restaurante Texeda en Gran Canaria, intentaron arrojar algo de luz. Dentro de un contexto en el que normalmente la salud y la prevención son sinónimos de privación, restricciones y obligaciones.

Al respecto, el Dr. Lluis Serra señala que “son habituales los mensajes restrictivos y de prohibición que se divulgan con la intención de preservar nuestra salud y su propagación se multiplica a través de Internet y las redes sociales, que son un potente canal de información, pero, a la vez, contribuyen a generar ruido y confusión. Es muy importante que cuando queramos saber sobre alimentación y salud acudamos en primer lugar a profesionales sanitarios y que siempre revisemos que las fuentes y webs que revisemos estén debidamente acreditadas”.

Ambos, salud y alimentación, son conceptos que van estrechamente ligados y son temas de preocupación para la población española. De hecho, un estudio elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas afirma que el 88,4% de la población en España considera que lo más importante es la salud  y no es noticia que existe una tendencia entre la población a “cuidar más lo que comemos”  .

“Debates y encuentros como estos son muy importantes y necesarios. Debemos recuperar y reivindicar nuestra Dieta Mediterránea que aúna todos los elementos fundamentales para nuestro bienestar: alimentación, socialización, actividad física y felicidad”, puntualiza el Dr. Serra.

“La alimentación no se puede capitalizar solamente desde el polo de la salud pública o individual. Es necesario que en el acto alimentario converjan, aparte de la salud, la cultura y el amor por lo propio, el placer y la convivialidad y el respeto por el medio ambiente y el entorno. Sólo así el acto alimentario se convertirá en una sucesión de decisiones saludables, responsables y sostenibles», añade.

Claves para estar sanos
Para los expertos, la ecuación perfecta para un correcto bienestar es la alimentación, el ejercicio y la felicidad, y conseguir un equilibrio en todo ello es la llave para lograrlo. El Dr. Javier Aranceta, recalca que “la mejor manera de alcanzar un estado nutricional adecuado es incorporar una amplia variedad de alimentos, principalmente frescos, de temporada y de proximidad”. Así lo indica la Pirámide de la Alimentación de SENC y la Guía de la Alimentación Saludable, que fue recientemente actualizada por dicha sociedad científica y respaldada por todas las principales sociedades de atención primaria y publicada recientemente en la revista científica Nutrients.’

“Una correcta nutrición no pretende poner a la población a dieta ni plantear utopías o imposibles alimentarios. La alimentación tiene siempre un componente gastronómico, cultural, convivencial y lúdico. Pensemos en mejoras compartidas y agradables. Nada en contra de la población y sí en armonía con los usos y costumbres de nuestro modelo mediterráneo tradicional”, putnualiza el Dr. Aranceta.

Dentro de este marco alimentario propio de la Dieta Mediterránea se incluye el consumo de bebidas fermentadas, como la cerveza o el vino, siempre con moderación y por adultos sanos y acompañado de alimentos. “Algo tan propio de nuestro país, como es salir con familiares y amigos a tomar algo, a disfrutar juntos y, al fin y cabo, socializar y compartir buenos momentos, también es parte de este correcto bienestar”, señala el Dr. Serra.

“El consumo de bebidas fermentadas, como la cerveza, puede realizarse dentro del contexto de la Dieta Mediterránea y se entiende por consumo moderado de cerveza entre los 400-600 ml/día en varones, y entre 200-300 ml/día en mujeres”, ha puntualizado el experto, quien ha recalcado que su consumo debe priorizarse en las comidas e “idealmente en un contexto de socialización y sin sobrepasar lo indicado”, indica.

Por su parte, el Dr. López Calbet, afirma que “la primera razón para hacer ejercicio es la prevención de enfermedades asociadas al estilo de vida sedentario. Sin embargo, el ejercicio regular proporciona muchos más beneficios como mejorar la memoria y el aprendizaje.

“Hacer ejercicio regularmente nos hace más listos y mejora la memoria y el aprendizaje, es positiva para aumentarla productividad laboral e intelectual, es beneficioso para nuestra autoestima y contribuye a nuestra felicidad”, sostiene.

Finalmente, el Chef Borja Marrero, del restaurante Texeda, en Gran Canaria, asegura que “es esencial y básico tener una buena dieta sin renunciar a aquellas cosas que nos gustan, siempre y cuando se haga con equilibrio y moderación. Para nosotros, la cerveza juega un papel importante, somos productores y es un alimento que creemos que es perfectamente encajable dentro una dieta saludable, dados sus ingredientes saludables”. El chef ha destacado también la importancia de optar por productos de proximidad, “nosotros intentamos ir más allá y somos en gran medida autoproductores”, concluye Marrero.

Redacción
Acerca de Redacción 7598 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*