17 de mayo

Hoy dos entrevistas marcan la actualidad y centran toda mi atención. La primera es de Vozpópuli, donde se entrevista a Andrea Crisanti, profesor de microbiología de la Universidad de Padua y el que convenció a las autoridades para hacer test masivos. La segunda, en el informativo de Matías Prats en Antena 3, donde se entrevistó a Pablo Iglesias, vicepresidente de nuestro Gobierno, profesor de ciencias políticas en la Universidad Complutense de Madrid y el que intenta convencer a todos los españoles de que su Gobierno lo está haciendo mejor que nadie en el mundo.

El primero se he hecho famoso por ser el artífice de la estrategia que paró la masacre en Italia. En la región del Véneto, al norte de Italia, fue donde se inició el brote, la pandemia les cogió en pañales. Todo occidente vivía ignorando la epidemia del Covid-19 como si fuera un problema de los chinos, hasta que Italia se convirtió en un infierno. Sin preparación previa, el que consiguió frenar el desastre fue el profesor Crisanti, recomendando test masivos y el seguimiento de los infectados. No creo que se pueda hablar de éxito, porque la respuesta tardía ha dado como resultado un drama de dimensiones dantescas. Pero en España no podemos decir otra cosa, porque nos pasó exactamente lo mismo. A pesar de vivir tan de cerca la experiencia de los italianos, tampoco hicimos caso y no nos preparamos para lo que se avecinó. Algo así fue lo que le preguntó Matías Prats en la entrevista a Pablo Iglesias, pero este se salió por la tangente. Tampoco entró al trapo con las siguientes preguntas del periodista, que insistía en que el Gobierno algo debió hacer mal para que España ostente el récord mundial del desastre. Es verdad que otros países nos están superando, pero estuvimos en ese desgraciado ránking un tiempo. Demasiado. Aunque parece que eso al vicepresidente le da igual, porque según él lo hicimos todo estupendamente. Minimiza los posibles errores, que ni menciona, y se vanagloria de que los demás estén peor. Mal de muchos, consuelo de tontos, y algunos pensarían que Iglesias debe ser muy tonto. Pero no, yo creo que tiene más cara que un saco de poliedros. Su desvergüenza le lleva a asegurar que fuimos el país de Europa que más se anticipó, que mira que hay que tenerlos cuadrados para decir eso, al igual que se compara con otros países a los que les va fatal para decir lo bien que lo has hecho tú. Pues no señor Iglesias, el hecho de que a un vecino le vaya mal no significa que tú lo hagas bien. Eso  no sucede en ningún orden de la vida, eso lo que significa es que tanto el vecino como tú lo hicieron mal.

En cualquier caso, lo que realmente me fastidia es que nos comparemos con los que lo han hecho mal para justificar nuestras propias pifias. Pero, ¿por qué no se compara con otros países, también vecinos, que lo han hecho mejor?

Sé que no es muy justo comparar un científico con un político, pero la actualidad mediática es la que es. Además, curiosamente, el tema coincide con que nuestro gobierno sigue rechazando sistemáticamente la realización masiva de test, una de las claves para parar la sangría en Italia, además de ser una de las bases del éxito en los países que mejor han llevado toda la pandemia, desde el principio. ¡Ah! Se me olvidaba, nosotros somos los que lo hacemos bien, los demás son los que se equivocan.

Afortunadamente no está todo perdido. Prueba de ello es que esta misma tarde el ministro Illa ha rectificado y parece que el uso de masacarillas acabará siendo obligatorio en todos los espacios públicos. No es un remedio, simplemente una necesidad para volver a reactivar la economía con algo de seguridad, especialmente en aquellos entornos donde no se pueda mantener la distancia de seguridad como es debido.

José
Acerca de José 68 Articles
Diario de una pandemia es el relato de la experiencia informativa durante una pandemia, desde una perspectiva muy personal. Este texto no refleja las opiniones de ViveSaludable ni es un trabajo informativo del medio, solo son las reflexiones y opiniones del autor durante esta situación de emergencia.

1 Comment

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*