13 de mayo

No paran de llegar notas de prensa y contenidos de todo tipo relacionados con la alimentaci贸n durante esta pandemia. Es cierto que desde hace un par de meses casi toda la informaci贸n que circula lleva el apellido Covid-19, pero si una tem谩tica supera a todas, esa creo que es la nutrici贸n. Ser谩 porque nos atiborramos al comienzo de la pandemia. Aquellos d铆as en que la gente arras贸 los estantes de los supermercados, o porque como dicen algunos expertos, nos ponemos ciegos a dulces, pizzas, chocolate, alcohol y todo tipo de chuches. Sea como fuere, el tema estrella para los hogares confinados es nuestra alimentaci贸n. O m谩s bien, nuestra mala alimentaci贸n. Porque s铆, el tema nutricional, por lo que dicen muchos estudios, es de lo peor que llevamos. Y eso que durante esta maldita pandemia hemos hecho cosas mal, pero mira t煤 por d贸nde, tanta dieta mediterr谩nea, tanto master chef y resulta que no sabemos comer.

Me parece cuanto menos curioso, ahora que era sencillo mont谩rselo bien, que tenemos tiempo para cocinar tranquilamente, comer en familia, hacer sobremesa鈥 La estamos fastidiando y los motivos son de lo m谩s variado. Entre los que m谩s destacan, la tendencia a comer chuches de todo tipo. El aburrimiento y la monoton铆a han fomentado el consumo de golosinas. El alcohol tampoco se queda atr谩s. No es que nos haya dado por beber para olvidar, sencillamente parece que un h谩bito puntual, como el del vermut de fin de semana, ahora se ha convertido en el vermut diario. Pero hay m谩s. Excesivo consumo de hidratos de carbono proveniente de pastas, aumento de la ingesta de carnes y derivados, reducci贸n del consumo de pescados azules鈥 驴Os hab茅is fijado que en el s煤per se acaba de todo, incluido las verduras, pero no los pescados? La pescader铆a aguanta bastante bien las embestidas de masas hist茅ricas, acaparadoras de productos de todo tipo para sobrevivir. Pero por alguna raz贸n, a los espa帽oles no nos acompa帽ar谩 el pescado durante el fin del mundo.

Como no enderecemos nuestros h谩bitos (o acabemos con el confinamiento) no podremos salir por la puerta el d铆a que nos dejen. Aunque media Espa帽a ya se ha podido lanzar a la calle. Lo malo, es que muchos parece que esperaban para pasar del sof谩 de casa a la silla de la terraza del bar. Un poco lamentable, sobre todo porque las escenas que se han vivido por casi todo el territorio nacional dan como para pensar en volver a cerrar los bares: violaciones de las normas de seguridad, apelotonamientos en los exteriores, peleas por coger sitio en una terraza, incumplimiento de las distancias de seguridad鈥 En fin. Pero no todos somos as铆, tambi茅n los hay que aprovechamos para hacer deporte, y en las zonas que est谩n en fase 1 m谩s actividad todav铆a, a veces m谩s de la permitida, pero nada que ver con lo de amontonarse en el interior del bar.

El ejercicio habitual no s贸lo es una buena forma de combatir los excesos del confinamiento, tambi茅n es necesario, si bien es fundamental que recuperemos nuestros h谩bitos alimenticios. Me temo que har谩 falta mucha pedagog铆a con este tema. Que mal ha hecho el Covid-19 en todos los frentes. Incluso en el deportivo. Que con eso de que nos dejaran hacer deporte, nos lanzamos a exprimir a tope el rato de asueto que nos permite el Gobierno. Y as铆 vemos a todo el mundo imbuirse en la pr谩ctica deportiva, algo loable, pero ojo, que no nos podemos volver locos. Que de la noche a la ma帽ana uno no se puede poner a correr maratones. Tan malo puede ser saltar del sof谩 al bar, como a los cien metros lisos. O peor, ir primero al bar y luego al running, que tambi茅n los hay. Igual los que se tiran de cabeza a pr谩cticas olvidadas, como un servidor, que por ayudar a romper la monoton铆a del m谩s peque帽o de la casa me atrevo con la bici. Total, montar en bici nunca se olvida. Lo que s铆 se me olvid贸 fueron algunas leyes de la f铆sica: lanzarse por un camino de tierra en el parque, cuesta abajo, no era igual que cuanto ten铆a 30 a帽os menos y 30 kilos menos. El resultado es lo que pod铆a predecirse por la f铆sica: a m谩s peso, mayor aceleraci贸n, mayor distancia de frenada, mayor tortazo. El ni帽o bajo como una pluma.

Menos mal, que un caf茅 con donuts rellenos me aliviaron el da帽o, al menos el moral.

Jos茅
Acerca de Jos茅 74 Articles
Diario de una pandemia es el relato de la experiencia informativa durante una pandemia, desde una perspectiva muy personal. Este texto no refleja las opiniones de ViveSaludable ni es un trabajo informativo del medio, solo son las reflexiones y opiniones del autor durante esta situaci贸n de emergencia.

S茅 el primero en comentar

Pon un comentario

Tu direcci贸n de correo no ser谩 publicada.


*