9 de mayo

Cada vez se evidencia más la diferencia entre lo que transmiten los científicos y los profesionales sanitarios, de lo que hacen los gobiernos. No solo el nuestro, sino en el mundo entero. Alucina un poco ver como se habla por todas partes de los procesos de desescalada, la vuelta a la normalidad y la recuperación económica, pero los que están en primera línea de lucha contra la pandemia te dicen que esto no solo es que no haya acabado, sino que volveremos a ver episodios similares. Hasta un informe interno del ejército español estima que en octubre de este año y febrero del próximo habrá rebrotes del Covid-19. Pero en nuestros informativos y medios de comunicación no encuentras nada de planes de contingencia o medidas para esos futuros rebrotes, qué va, solo se habla de cuándo nos dejarán salir plenamente a la calle y cuando abrirán los bares a tope. ¡Qué tranquilizador!

En esto España no parece que se diferencie mucho del resto del mundo. Todos los países occidentales estamos enfrascados en los mismos debates, lo que, una vez más para no variar, me parece surrealista, ya que al mismo tiempo las estadísticas siguen aumentando. Y en algunos países ni siquiera han llegado a su pico de la curva, como se decía por estos lares. Vamos, que están en pleno apogeo de la pandemia, como el Reino Unido. Tampoco es que los que estamos en la parte descendiente de la curva podamos estar tranquilos, ya que los expertos, los de verdad, no esos que nadie sabe bien quiénes son, nos advierten que esto no se ha acabado. Igual es que los gobiernos ya han hecho cálculos y descartan acabar con la pandemia, tan solo se conforman con controlarla, esto es, que no colapsen los sistemas sanitarios mientras se pueda desarrollar una vida más o menos normal. No sé qué pensar, pero si esto fuera así, es duro de asumir, porque implica aceptar que perderemos muchas más vidas.

Desde luego, los datos oficiales del impacto de la pandemia en todo el mundo están ahí (se pueden consultar en estas mismas páginas), y no dejan lugar a dudas, seguimos viviendo un drama humanitario. Lo que unido a que todavía no tenemos vacuna, ni un tratamiento efectivo para curar la enfermedad, desde luego no invita al optimismo. Pero aquí estamos, en plena desescalada y entrando en la siguiente fase en casi toda España.

José
Acerca de José 68 Articles
Diario de una pandemia es el relato de la experiencia informativa durante una pandemia, desde una perspectiva muy personal. Este texto no refleja las opiniones de ViveSaludable ni es un trabajo informativo del medio, solo son las reflexiones y opiniones del autor durante esta situación de emergencia.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*