Leches enriquecidas para prevenir el déficit de vitamina D

Durante el confinamiento por el Covid-19 se pueden producir deficits nutricionales, como el de la vitamina D. Por eso, las leches enriquecidas para prevenir el déficit de vitamina D, son un buen aliado.

Los expertos recomiendan una exposición solar de al menos 10 minutos al día para obtener, a través de nuestra piel, la vitamina D que necesitamos. Sin embargo, la actual situación de confinamiento puede dificultar el cumplimiento de esta recomendación, por lo que la ingesta de esta vitamina a través de la dieta se vuelve ahora, si cabe, más importante. En este contexto en el que es necesario un refuerzo en nuestra alimentación, la incorporación de alimentos enriquecidos, como las leches adaptadas, se considerada una ayuda útil y práctica para alcanzar las cantidades diarias recomendadas de nutrientes esenciales como la vitamina D.

La vitamina D es fundamental para la absorción y el metabolismo del calcio y su deficiencia es un factor decisivo para el desarrollo de la osteoporosis. También influye en el tono y en la contracción muscular, y está demostrado que tiene un rol muy relevante en el sistema inmunológico.

Los pescados y mariscos, la yema de huevo y la leche y los productos lácteos, además de los cereales y sus derivados, son las principales fuentes alimentarias de vitamina D. Estos cuatro grupos de alimentos suman más del 85% de la ingesta diaria de vitamina D en la población española, según revela el estudio ANIBES.

Déficit de vitamina D
La situación anterior al confinamiento en el que nos encontramos ya era complicada, con más de la mitad de la población con bajos niveles de vitamina D en sangre, y esto podría agravarse ahora por la menor exposición a la luz del sol.

Según el estudio ANIBES, el 94% de los españoles no toma suficiente vitamina D, lo que nos sitúa “muy por debajo” de las recomendaciones de ingesta diaria emitidas por los organismos nacionales y europeos. Lo cierto es que la evidencia científica que avala el efecto positivo de la vitamina D en la salud ósea, muscular o inmunológica ha hecho que en los últimos años hayan aumentado las Cantidades Diarias Recomendadas para este micronutriente, lo que hace muy difícil alcanzar estas ingestas. Por ese motivo, la incorporación de alimentos enriquecidos, por su alta densidad nutricional, se consideran un buen aliado para ayudar a alcanzar las recomendaciones nutricionales en todas las etapas de la vida, entre ellas las de vitamina D, y más en un contexto como el actual.

Varios estudios llevados a cabo con leches adaptadas enriquecidas con ciertos nutrientes como calcio, vitamina D, ácidos grasos omega-3 y fibra dietética soluble, así como otras a las que se les ha disminuido el contenido de lactosa, han mostrado resultados positivos, especialmente en el mantenimiento de la salud ósea y en la mejora de algunos factores de riesgo cardiovascular.

Leche enriquecida
Un solo vaso de leche puede marcar la diferencia en nuestra dieta diaria, ayudándonos fácilmente a alcanzar las ingestas recomendadas. Con un solo vaso de leche adaptada enriquecida en el desayuno podemos cubrir hasta el 75% de la Cantidad Diaria Recomendada de vitamina D.

Además, las leches adaptadas, casi exclusivas de la etapa infantil en las últimas décadas, han ido ampliando su oferta hacia otros segmentos de población, y se han convertido en una ayuda útil y práctica para ayudar a alcanzar las recomendaciones nutricionales, entre ellas las de vitamina D.

Redacción
Acerca de Redacción 7587 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*