8 de abril

Si ayer era un día raro, por sentimientos encontrados, hoy la cosa me parece surrealista. ¿Por qué? Porque la noticia hoy es un periodista, y por algo acontecido ayer. Y lo más enrevesado de todo es que la noticia no está en los prime time televisivos, sino en las redes sociales. Me refiero a la “espantá” (muy educada) del periodista Antonio Pérez, colaborador de la Sexta en el programa Al Rojo Vivo.

Mejor que explicar sus motivos, por los que se entenderá la noticia y la polémica subyacente, es escucharle los argumentos al protagonista. Por ello no me puedo resistir a difundir su vídeo:

Mientras la nueva polémica, en relación a la ocultación del dolor, se suma a la ocultación o, como poco, mal conteo de los fallecimientos; el devenir de la pandemia sigue su curso. Si atendemos a las declaraciones oficiales, “vamos por buen camino”, ya que las estadísticas se relegan a un segundo plano a favor de los planes de reincorporación a la vida normal y la reconstrucción económica nacional. Bueno, lo de reconstrucción económica es un decir, porque hoy el ministro Ábalos ha dejado claro lo que ya comentó su compañera Montero ayer: el acuerdo al estilo Pactos de Toledo es para tratar de todo. Es decir, un pacto de estado político, social, económico… Vamos, que lo que se busca es crear un nuevo estado o reformar toda la sociedad, cuando la sociedad lo único que busca es volver a la vida que teníamos antes, en la medida de lo posible. Esto es, volver a ver nuestras familias y amigos, ir al trabajo, llevar los niños al cole y el sin fin de cotidianidades que conforman nuestras vidas. Al menos la mía.

Para nuestros gobernantes, esta no parece la prioridad. Y, entre tanto debate, tanta idea, tanta discusión. Pues se guardan las apariencias como si esta crisis fuera algo pasajero, que se supera y a otra cosa mariposa. De ahí los hashtags tipo #todosaldrábien, #todovaasalirbien, #saldremosadelante y cosas así, muy bonitas pero tan falsas como Judas Iscariote. Seamos adultos y realistas. Con muertos acumulándose en morgues improvisadas ¿cómo se puede hablar de que todo va a salir bien? Salir, saldremos, claro que sí, pero no vamos a salir ni bien. Vamos a salir con mucho dolor y sufrimiento, y para meternos en una crisis económica peor que la anterior. Una cosa es querer dar ánimos y otra intentar manipular voluntades.

A todas estas, los datos oficiales vuelven al incremento de fallecimientos. Ya no se puede achacar al fin de semana. Pero las noticias son buenas, la curva está bajando. Aunque fuese verdad, no por ello deja de ser surrealista también.

En fin, ojalá ahí quedara la cosa. Pero es que el general aquel de las ruedas de prensa se equivocaba mucho con lo de “sin novedad”. Todos los días tenemos novedades a montones. De mayor o menor envergadura, pero las hay. Y muchas malas, sobre todo en relación a la gestión de la crisis. Pero mientras, aplaudimos. Al tiempo que se proponen duelos y lutos oficiales, se canta cumpleaños feliz, se multa a gente que piensa que se puede ir a la playa tranquilamente, o se proponen fiestas especiales de barrio… para pasar el mal trago con cierta alegría, supongo yo que será.

Lo más curioso de todo: información sanitaria básica, sobre la enfermedad, los avances científicos o la futura vacuna, hay que buscarlas en medios especializados o rebuscarla en los medios generalistas. Debe ser que ya no es importante.

No me extraña que el “superjefe” de los científicos europeos haya tirado la toalla y mande a la UE a paseo. Que también ha pasado, esto no es una de esas fake news que tanto gustan hoy día.

Insisto, muy surrealista todo esto que estamos viviendo.

José
Acerca de José 73 Articles
Diario de una pandemia es el relato de la experiencia informativa durante una pandemia, desde una perspectiva muy personal. Este texto no refleja las opiniones de ViveSaludable ni es un trabajo informativo del medio, solo son las reflexiones y opiniones del autor durante esta situación de emergencia.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*