4 de abril

El solecito persiste, y el buen ánimo también. Pero las noticias parecen empeñarse en fastidiar el día. Ya se ha hecho público que en Turquía nos retienen un cargamento de respiradores comprado por España. Una vez más, la información no proviene de fuentes oficiales. La manipulación informativa parece ser la tónica del Gobierno, pero es imposible controlar hoy día a todos los medios, y mucho menos lo que se dice en Internet. Al menos en España, no. Así que ha sido por distintos medios, además de las redes sociales, que todos nos hemos enterado que esos respiradores, ya pagados por España (adquiridos por varias CCAA), están inmovilizados en Turquía. Para colmo, parece que Turquía no responde a las reclamaciones realizadas por las autoridades españolas. Lo único que ha trascendido de fuentes oficiales es que la ministra de Exteriores ha intentado en varias ocasiones hablar con los turcos, pero que estos se encierran en banda y afirman que necesitan ellos los respiradores. Vamos, que se los quedan. Una acción poco amistosa con España, sobre todo, porque nosotros hemos comprado esos equipos.

Es público y notorio que los necesitamos con urgencia en muchos hospitales. Pero estamos viviendo tiempos revueltos en los que los estados parecen volverse aves de rapiña, pensando sólo en sus intereses nacionales. Igual deberíamos todos recordar que esto es una pandemia, y que si no salimos todos, sin dejamos a países atrás, corremos el riesgo de segundas oleadas de contagio.

Pero lo que más me ha impactado hoy no ha sido lo de los respiradores, sino el discurso del presidente. Nos adelanta que pedirá prórroga del estado de alarma y el consiguiente confinamiento. No es sorpresa, lo entiendo y comparto. Lo que sí me alucina, y me cabrea enormemente, es el discurso proselitista. Mucho llamamiento a la unidad, a la responsabilidad y a la lealtad, pero es el primero en soltar un discurso de una carga ideológica tremenda. En medio de esta situación dramática, con más de 10.000 muertos y subiendo. Nauseabundo. De hecho no pude terminar de escucharlo. Me pareció lamentable hasta producir nauseas.

José
Acerca de José 74 Articles
Diario de una pandemia es el relato de la experiencia informativa durante una pandemia, desde una perspectiva muy personal. Este texto no refleja las opiniones de ViveSaludable ni es un trabajo informativo del medio, solo son las reflexiones y opiniones del autor durante esta situación de emergencia.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*