Desinfectar los dispositivos durante el coronavirus

Desinfectar los dispositivos durante el coronavirus, como el móvil y el ordenador, es fundamental para evitar riesgos mayores.

El teléfono móvil y el ordenador son dos de los dispositivos que más usamos en el día a día y más aún ahora, que se han convertido en imprescindibles para poder estar en contacto con nuestros seres queridos o para teletrabajar, entre otras cuestiones. La pantalla táctil y el teclado del ordenador son dos de los objetos que usamos que más bacterias acumulan. De hecho, según un estudio de la Universidad de Arizona, el teclado del ordenador contiene un número de bacterias 400 veces mayor que el inodoro. Por suerte, la mayoría de las bacterias que se encuentran en estos aparatos no son peligrosas.
Sin embargo, la mayoría de estos gérmenes que se encuentran sobre el teclado o la pantalla del smartphone provienen de nuestras manos. Y teniendo en cuenta que la pantalla del móvil está en contacto directo con las manos y la cara, dos de las vías principales de contagio de coronavirus, estos días más que nunca es imprescindible adoptar medidas de higiene con estos dispositivos. Sobre todo, cuando se comparte material o el ordenador con compañeros de trabajo, compañeros de piso o personas que suponen un perfil de riesgo.
La primera medida de precaución, tal y como nos llevan recordando los expertos durante estos días, es lavarse las manos durante veinte segundos y si el dispositivo cambia de manos, recordarle a todo el que entre en contacto con él que haga lo mismo.
Pero además de estas medidas más generales, desde Back Market, empresa especializada en el reacondicionado de teléfonos móviles y ordenadores entre otros aparatos electrónicos, recomiendan seguir una serie de pautas de higiene específicas para limpiar estos dispositivos y prevenir el contagio.
Para poder limpiar a fondo el teclado y el ordenador, lo primero que hay que hacer es apagar completamente el dispositivo y desenchufarlo. Después se recomienda poner el teclado boca abajo para que caigan las partículas de mayor peso. El tercer paso consiste en humedecer un algodón con agua o una solución a base de alcohol si es posible. Lo ideal es utilizar alcohol isopropílico, con un 70% de alcohol. Hay que tener cuidado de que el algodón esté húmedo, pero no empapado, para evitar dañar el dispositivo.

“Podemos limpiar la pantalla o entre las teclas del teclado. Por último, es necesario humedecer un paño (que no suelte pelusas) con un producto de limpieza convencional y pasarlo por el resto del teclado y el ordenador, asegurándonos, también aquí, de que el paño no esté demasiado mojado, solo húmedo”, recalcan desde esta compañía. En el caso del móvil o la tablet, lo primero también será desenchufar el dispositivo de cualquier cable, cargador, auriculares, etc. y apagarlo. Se puede utilizar un paño suave que no suelte pelusas (como los que se utilizan para limpiar los cristales de las gafas) y se humedece con agua caliente con jabón. También se puede utilizar una toallita de alcohol isopropílico al 70% (que no daña la pantalla del dispositivo, ni los conectores) para limpiar la pantalla, el teclado o cualquier superficie externa.
Es muy importante no mojar las conexiones y entradas del dispositivo y, aunque parece obvio, no se debe bajo ningún concepto empapar o sumergir el smartphone o la tablet en un producto de limpieza.

Redacción
Acerca de Redacción 7587 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*