Cómo desinfectar fácilmente la ropa en tu propia casa

Te enseñamos cómo desinfectar fácilmente la ropa en tu propia casa. Tras endurecerse más aún el estado de alerta en España y ampliar el confinamiento, se complica acudir a un servicio experto para mantener el Covid-19 lejos de nuestra ropa, pero en casa podremos apañarnos siguiendo unos sencillos consejos.

“Los agentes patógenos se pueden propagar a través de la ropa, convirtiéndose en un problema cuando alguien en tu hogar está enfermo. Cuando se trata de mohos que causan infecciones cutáneas o respiratorias, u organismos que causan resfriados o gripe, la mayoría de ellos sobreviven al ciclo de lavado y es por eso por lo que es importante utilizar ciclos de lavado y secado especiales como los que se realizan en las lavanderías, en las que, a través de la temperatura y la intensidad de los ciclos garantizan la fiabilidad del proceso”, afirma Eloi Gómez, CEO del servicio de lavanderías Jeff.

Tal y como afirma el Dr. Jaume Alijotas Reig, médico interno referente y especialista en Inmunología del Instituto Clínico de Medicina e Inmunología de Barcelona y miembro de Top Doctors: “pese a que actualmente no hay información contrastada ni evidencias científicas sobre si los virus permanecen más tiempo en la ropa que en cualquier otra superficie es importante tener en cuenta que puede llegar a permanecer entre 2 y 3 días, como en cualquier otro sitio. Los virus, como el del Covid-19, toleran mal las temperaturas altas y son fácilmente eliminables con lejía y otros productos de limpieza. Por eso, es recomendable utilizar programas largos y de agua caliente en los lavados y lavar aparte la ropa de las personas portadoras del virus o que estén bajo ingreso hospitalario”.

Sin embargo, no todo el mundo puede permitirse la posibilidad de lavar su ropa a través de ese tipo de servicios. Por eso, desde Mr Jeff, startup que ofrece servicios de tintorería y lavandería a domicilio, facilitan 5 consejos básicos y fáciles de aplicar sobre cómo lavar y desinfectar la ropa en casa, en la medida de lo posible.

  1. Utilizar mucha agua en cada lavado, a ser posible más de la habitual, y evitar los lavados con cargas muy grandes ya que es importante que la ropa tenga espacio para agitarse correctamente.
  2. Utilizar más detergente del habitual en cada lavado, usando detergente liquido granular o de alta resistencia ya que retiene mejor la suciedad en suspensión y por tanto elimina mejor cualquier resto.
  3. En el caso de que la ropa esté contaminada con aguas residuales, productos químicos u otros materiales tóxicos, utilizar un producto especial desinfectante en el lavado, como la lejía (con una taza en el ciclo de lavado es suficiente).
  4. Si hay alguien enfermo en tu casa, además de la lejía, es importante lavar su ropa a altas temperaturas, al menos a 60C, para que el virus no pueda sobrevivir.
  5. Si se tiene secadora, el secado a alta temperatura también ayudará a desinfectar la ropa, siempre y cuando esté limpia después del lavado. Otra opción, si no se tiene este electrodoméstico, es presionar con una plancha caliente, siendo especialmente útil para algunas prendas de algodón y ropa de cama.
Redacción
Acerca de Redacción 7587 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*