Alimentación y coronavirus

Para evitar el aumento de peso durante el periodo de confinamiento en el estado de alarma por el COVID-19, es necesario planificar los menús semanales y la realización de al menos una hora de actividad física en familia cada día.

Así lo indican desde la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO-SEO) ya que se estima que durante este periodo el incremento de peso podría oscilar entre tres y cinco kilos de más por persona.

El presidente de la SEEDO-SEO, el Dr. Francisco Tinahones, afirma que “hoy más que nunca es necesario establecer un plan estructurado de orden de comidas, menús saludables y práctica de ejercicio físico a la que hay que sumar a los más pequeños de la casa ya que los niños son uno de los colectivos que ha experimentado una disminución más brusca de su actividad física debido al confinamiento. Es fundamental evitar el sedentarismo extremo de la población pediátrica”.

Se debe consumir al menos dos raciones de verduras y hortalizas cada día, bien como plato principal o como guarnición, sin olvidar el consumo de legumbres ya que tienen un tiempo de almacenamiento largo con un buen aporte nutricional, pudiendo ingerirse al menos tres veces por semana.

Para los primeros platos se recuerda que el consumo de carne roja debe limitarse a una vez por semana, por lo que el pescado y las carnes blancas son las mejores opciones. Y para el postre optar por la fruta como la naranja, las mandarinas, las manzanas o las peras. El agua debe ser la bebida prioritaria para mantener un buen estado de hidratación.

En cuanto al ejercicio físico durante el tiempo que deberemos permanecer en nuestras casas, es importante mantener la mente ocupada para no dejarse llevar por la ansiedad que puede originar el aislamiento.

Desde Madrid Salud, la página de salud pública del Ayuntamiento de Madrid, han publicado una serie de recomendaciones para mantener una buena salud física. “Se debe evitar el sedentarismo en el domicilio, cuando se esté sentado hay que levantarse cada hora, y es clave hacer ejercicios de estiramientos y de movilidad de las piernas y brazos”.

La SEEDO-SEO, por su parte, aconseja que en la rutina de actividades se incluya al menos una hora de actividad física en familia cada día. “Se puede contemplar la opción de gimnasia poniendo vídeos, hacer ejercicios de fuerza con pesas o utilizando el propio peso corporal, bailar o utilizar la bicicleta estática”, afirman desde la sociedad. Es lo que hay. Seguro.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*