«Por un sueño hay que trabajar lo que haga falta»

Entrevistamos a la actriz, productora y directora teatral Cecilia Gessa

La actriz, productora y directora teatral Cecilia Gessa, de gira con la obra Extafadas por España, está poniendo en marcha Farhenheit 108 y no cesa en idear proyectos.

Fotografía: Joan Crisol.

Creció rodeada de arte y belleza, música y teatro, sus genes absorbieron todas las enseñanzas de una familia repleta de artistas, y su decisión estaba tomada, seguir el camino que ellos habían comenzado. No le han regalado nada, ha luchado duro y con mucha pasión para tener un lugar en esta profesión. No tiene miedo, ya ha dirigido, producido e interpretado. Como dice Cecilia: solo hay que creer en el destino, en el trabajo y poner ilusión. Y esto solo es el comienzo.

¿Su origen artístico le ha marcado su elección en la vida?
Sin duda. El tener influencias artísticas y estímulos constantes desde pequeña ha hecho que mi destino sea el que es a día de hoy. He dado muchos tumbos, he tenido muchos trabajos que nada tenían que ver. Pero no estuve lejos por mucho tiempo. Lo mío no es la estabilidad laboral en una oficina de lunes a viernes, lo mío es vivir con esa adrenalina que te da esta profesión, ese tiovivo de emociones del que se alimenta un artista y del que no se puede renunciar fácilmente.
La inestabilidad y el no saber si te van a llamar es duro, pero siempre hay un 50% de posibilidades de que suceda. Y mientras eso sucede o no, en mi caso, y como no soy de las que se queden sentadas esperando a que suene el teléfono, pues me monto mi productora. Hay que trabajar y no desistir. El trabajo atrae al trabajo. Y por un sueño, por tu pasión de crear y poder vivir de ello, hay que trabajar lo que haga falta.

Cuando se crece en este entorno, ¿qué se respira?
Se respira felicidad, armonía, creatividad y paz, mucha paz. Recuerdo cuando veíamos películas después de comer los fines de semana. Iba mucho al teatro y a la zarzuela con mi padre y me encantaba ir a saludar después a los actores y actrices que me habían gustado. Mi padre me contó que mi abuelo también era actor, nunca lo conocí, y me fascinó cuando vi por primera vez actuar a mi abuela Fina en el Fernán Gómez. A mí abuela Fina la echo tanto de menos…, me gustaba mucho visitarla en su casa de Lavapiés los domingos y conversar con ella. Me hubiera encantado juntarla con Pilar Bardem, se habrían llevado increíble, por esa raza que ambas se gastan, esa fortaleza y ese arte.

¿Cómo fue su infancia?
Mi infancia fue bonita. Llena de olores y sensaciones. Recuerdo ser una niña feliz. Con mis padres, mis hermanas y mi abuela Fina.
Como buenas niñas y cuatro hermanas que somos, nos recuerdo siempre jugando o peleando, no nos aburríamos. Teníamos nuestra habitación de los juguetes donde volvería sin duda de nuevo para rememorar tantos momentos.
En interpretación, muchas veces me siento como esa niña chica que siempre estaba alegre. Esta profesión nos regala y nos enseña qué hay que cuidar y no perder nunca esa niña que llevamos dentro.

Su padre es escritor, director teatral y actor, ¿le sugiere y asesora en su faceta de directora teatral?
Nos seguimos, y obvio que estamos en contacto y al tanto de todo. Por supuesto nos apoyamos. Pero luego cada uno lleva lo suyo. Somos muy independientes. Pero seguro que acabaremos emprendiendo algo juntos, nos complementamos muy bien. Estoy muy orgullosa de él y acaba de publicar su último libro, El espantajo del principal, una novela policiaca de género negro que recomiendo sin duda.

Fotografía: Joan Crisol.

Ha elegido en estos momentos, entre muchas de sus ramas artísticas, la dirección teatral y la producción, ¿por qué?
La producción viene de la necesidad, para poder sacar adelante mis propios proyectos. No tener que estar esperando a nadie. Es cierto que esta profesión no se puede hacer sin un equipo y me encanta, pero sí una misma empieza a moverse, este movimiento acaba dando sus frutos. Y la dirección me apasiona, siento que puedo dejar volar mi imaginación.

¿Montar su propio negocio ha sido arriesgado, duro?
Emprender un negocio siempre es duro y arriesgado. Pero hay que intentarlo y luchar por ello. No hay una fórmula mágica para tener éxito. Pero sí creo en el destino, el trabajo, la ilusión, y todo ello con mucha pasión.
Ahora en la actualidad con Gessas Producciones me siento plena y muy feliz, porque estoy haciendo y creando los proyectos que quiero con gente bonita, que además de trabajo y talento, trabajan con mucha ilusión.
Todos los objetivos que me he marcado desde que comenzara hace ya casi doce años los estoy cumpliendo y no puedo ser más feliz. Seguiré insistiendo y trabajando para seguir creciendo y creando, no solo mi propio trabajo, sino también para los demás. No voy a desistir fácilmente, por más impedimento que haya.

He leído que se considera una mujer ingenua, en cambio yo respiro también que es una mujer generosa, valiente y con mucha capacidad de trabajo. ¿Son estas las cualidades que se necesitan para estar y mantenerse en este negocio?
Muchas gracias. Me considero generosa, valiente y trabajadora e ingenua entre otras muchas cosas. Creo que una misma persona tiene un variado abanico de cualidades y defectos que vienen de fábrica. Luego está en cada uno fortalecer las cualidades y/o defectos, o viceversa. También está lo que la vida te va dando o quitando, hay que aprender de lo bueno y todavía más de lo malo para seguir evolucionando. Creo firmemente en el crecimiento vital y personal. No se puede ser y actuar igual a los 20 que a los 40.
En mi caso he trabajado para ser mucho mejor persona, en quererme y pensar más en mí para poder querer mejor a los demás. He aprendido a no juzgar, he intento no hacer daño. No soy perfecta ni mucho menos, pero intento ser buena persona. Y sí, soy ingenua, me gusta. Hubo un tiempo que fue para mí un handicap, e hizo que confiara en quien no debía o, peor aún, dejar que otros decidieran por mí. En el presente, después de todo, sigo teniendo esa ingenuidad y alegría que siempre me ha caracterizado, pero con un plus de fortaleza que hace que cometa menos errores.

Fotografía: Joan Crisol.

¿Cómo elige sus proyectos?
Pues depende, en el caso de Extafadas y Así se escribió tu vida lo tenía muy claro. Quería contar a través de ambos la fragilidad del ser humano, la maldad, la importancia de tomar decisiones que aparentemente no son importantes y las consecuencias de éstas. También quería contar la relación entre las personas y la codicia. Quería hacerlo todo en tono comedia.
En ocasiones los proyectos me eligen a mí, como es el caso de Mi historia, nuestra historia de Andrea Bastande, que dirige Alba Llera. Me ofrecieron distribuir la obra, la vi, me encantó y, por supuesto, acepté. No solo porque es una obra de arte en sí el montaje, también por el mensaje y la temática; es una obra que muestra los malos tratos en dos mujeres jóvenes fuertes y alegres que nunca imaginaron que a ellas les pudiera pasar, todo contado de una manera mágica. Y en breve volvemos.

En Extafadas en clave de humor denuncia y visualiza como hay hombres que abusan y engañan a las mujeres, ¿de dónde parte este texto y por qué crees que es necesario? Se nutre de la vida real.
Sí, es una comedia con un trasfondo duro y desgraciadamente real. Es una función que provoca muchas carcajadas y los espectadores se lo pasan bien, pero si realmente se han dejado llevar y se han metido en la trama, aparece ese poso amargo: el robo y la manipulación que han sufrido estas mujeres es un tema muy serio. Me acuerdo, nada más estrenar, saltó una noticia de un hombre catalán de unos 30 años que se dedicaba precisamente a eso, a engatusar y enamorar a mujeres para después robarlas, él conseguía que ellas confiaran en él plenamente.
Cuando se me ocurrió la idea no me inspiré en ningún caso real en concreto. Pero siempre hablamos de lo que sabemos, lo que hemos visto y vivido. En este caso quería trasmitir a partir de estas mujeres como todas y todos por muy fuertes que en apariencia seamos, tenemos nuestro lado vulnerable. Y para contarlo se me ocurrió: “4 mujeres estafadas por un mismo hombre coinciden en la sala de espera de un juzgado al que han sido convocadas a declarar contra él”, y a partir de esta premisa a volar.

¿A través de la comedia es más sencillo?
Siempre. Cuando nos reímos estamos más relajados y toda la información la recibes de manera menos agresiva. Estás menos a la defensiva. A mí me encanta el humor que de repente te saca una carcajada y al instante te sientes un poquito culpable. La comedia porque sí, está muy bien, pero no me entusiasma, necesito que tenga un trasfondo.

¿En qué más proyectos está embarcada y que nos puede contar de ellos?
Estoy ya comenzando con el montaje de Farhenheit 108 un texto de Javier San Román, que tuve el lujo de montar en versión microteatro y me gustó tanto la experiencia que le encargué la versión larga. Mientras giramos con Extafadas por España, estaré inmersa en este montaje. Es un mundo distópico, ciencia ficción y con un toque de humor como el que comentaba anteriormente que me gusta. Es una obra a través de la cual quiero denunciar y visualizar lo importante que es el planeta y como sería vivir en un mundo sin animales, sin sexo y con unas leyes que te gusten o no, tienes que obedecer.

Ha estado recientemente en el Festival de Cine de San Sebastián, ¿cómo ha sido la experiencia? Ha podido ver algunas películas, ¿Qué nos recomendaría?
Siempre es una maravilla y toda una experiencia asistir al festival de San Sebastián. Coincides con compañeros y conoces gente muy interesante. Esta vez tuve la ocasión de conocer a Bono de U2, a Neil Jordan, a Edgar Ramírez y a otros artistas más que admiro y respeto por sus trabajos y, además, son de trato cercano y muy relajados. No van de nada.
En esta ocasión asistí, acompañando a Carlos Bardem, que presentaba Santuario, un documental en colaboración con Greenpeace que produce junto a su hermano Javier y que dirige Álvaro Longoria. Es un documental muy necesario que habla de la urgencia climática en la que ya nos encontramos.
Recomiendo que lo vean, porque lejos de ser alarmista, muestra la belleza que estamos destruyendo a pasos agigantados. Todos debemos asumir que planeta solo hay uno. Hay que sumarse a todas las causas que podamos y no escatimar, reciclar y acabar con el usar y tirar, y por favor, que los gobiernos tomen medidas ya, para acabar con este modelo de consumo absurdo en el que nos encontramos.
También recomiendo Adiós de Paco Cabezas, un thriller basado en hechos reales. Ya la he visto dos veces y las dos me he emocionado. No tuve oportunidad de ver el resto de películas y me quedé con muchas ganas, las veré cuando se estrenen en los cines.

El discurso de Penélope Cruz sobre la violencia de género ha sido soberbio, ¿es importante cuando se tiene voz poder denunciar estas realidades e injusticias?
Si, fue muy emocionante vivirlo en primera persona. Ella es una gran actriz, una gran madre y una mujer comprometida con la sociedad y con la actualidad. Y es importante que como bien dices cuando se tiene voz poder denunciar las injusticias y, con ello, llegar a más personas.
Hay mujeres que tienen miedo de dar el paso, que no tengan miedo. Se las puede ayudar. Creo igualmente e, insisto, en que hay que crear leyes y medidas más fuertes para frenar esta barbarie.

Sé que es una apasionada del boxeo, ¿Qué le aporta este deporte y desde cuando lo practica? ¿lo recomendaría?
Este deporte aporta disciplina, serenidad, coordinación y relaja mucho. Lejos de parecer agresivo, te pone en buena forma y, para la salud mental va muy bien. Tienes que estar muy concentrada en lo que haces. A mí me ayuda mucho para olvidarme por un rato de todo el trabajo y las preocupaciones que éste te da. No todo son alegrías.

También le gusta el patinaje y va en bicicleta, ¿es una forma de hacer deporte?
Todo lo que sea moverse me gusta mucho. Soy muy feliz. Y además es muy saludable. Cuando estoy en forma estoy vital y mucho más alegre.

¿Y la alimentación, también le parece importante?
¡De vital importancia! No rindes igual. Generalmente mi alimentación es sana pero variada. No me gustan los fritos, no como bollos, no bebo alcohol, no fumo y no suelo consumir comida prefabricada. Como mucha fruta, verdura, pescados, bebo agua… En general, me cuido sin esfuerzo.

Y la mente cómo la cuida, ¿van unidos el cuerpo y la mente o los trabaja por separado?
La mente es igual o más importante casi que el cuerpo, es necesario tener una mente sana para poder tener una buena calidad de vida. Influyen los hábitos que tengas. Hay que leer, mantener el músculo activo, hacer deporte y tener buena alimentación. Todo ello influye. Muchas veces no sabemos lo importante que es hasta que comienzas a sufrir alguna carencia o enfermedad.

¿Y el hecho de que su pareja también sea actor, es una ayuda? Carlos Bardem la dirigió en teatro, ¿cómo fue la experiencia?
Ayuda mucho que nos dediquemos a lo mismo, compartimos muchos hobbies y nos ayudamos a pasar texto y esas cosas que hacemos los actores.
Cuando estoy como actriz prefiero no dirigir, tenía un texto que me gustaba y me hacía falta alguien para dirigir y qué mejor que Carlos, él no lo había hecho nunca y se le dio muy bien, y no podía ser de otra manera, ¡es un Bardem!
Le admiro mucho y aprendo cada día de él. Para mí, además de mi compañero de vida, es mi amigo, mi confidente… Es un ejemplo a seguir. Todo con él es mucho mejor.

Acerca de Teresa Ortega 42 Articles
Teresa Ortega es colaboradora de la revista Estar Vital, editada también por el Grupo TPI, entrevistando los personajes de portada de la revista, que también replicamos en Vivesaludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*