Recupera tu bienestar

Cómo recuperar la musculatura del suelo pélvico tras el parto.

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función principal es sostener los órganos pélvicos (vejiga y uretra, útero y vagina; y recto) en la posición adecuada, porque de ello depende su normal funcionamiento, aunque también asegura la continencia urinaria, ayuda a la etapa expulsiva del parto y actúa junto con otros músculos en la estabilidad lumbar, entre otras cosas, siendo fundamental también para la postura.

Es un músculo dinámico, no rígido, que se adapta al movimiento y a los cambios de postura, por eso muchas veces se daña sin que seamos conscientes. Siempre debe mantener una adecuada tensión.

Por qué debe estar a tono
Los trastornos del suelo pélvico solo se producen en mujeres y su frecuencia aumenta con la edad. Una musculatura débil provoca una pérdida de elasticidad y se debe a diferentes factores como: el embarazo, el parto, cuando alcanzas la menopausia, en la juventud también hace estragos, ya que algo tan normal como hacer deporte de alto impacto (zumba, correr, crossfit, etc) podría afectar. Además. hay más factores de riesgo como: la obesidad, la tos crónica y factores hereditarios entre otros, por eso es fundamental prevenir su deterioro y no solo tratarlo cuando ya la solución es más complicada.

Cuando esto pasa, las estructuras que sostiene descienden y por lo tanto se altera su función provocando: incontinencia urinaria; molestias; prolapsos (caída de los órganos mencionados anteriormente); dolor lumbar y de espalda; disfunciones sexuales (sequedad vaginal y dificultad a la hora de mantener relaciones sexuales).

Cómo ponerlo a tono
Según explica la fisioterapeuta especializada en suelo pélvico, Elena Valiente, para evitar todas estas lesiones es muy importante mantener un buen tono muscular, e integrar el trabajo del suelo pélvico en nuestro día a día; pero antes de proponer ningún tipo de tratamiento, es importante saber desde el punto de vista funcional, que la musculatura perineal está compuesta esencialmente por fibras tipo I o de contracción lenta (al igual que la mayoría de músculos posturales), y que solo el 20% son fibras de tipo II cuyas contracciones son rápidas y se fatigan pronto.

Además de los famosos ejercicios de Kegel (contracciones perineales que realizamos de manera voluntaria para trabajar las fibras tipo II, como si quisiéramos retener los gases y la orina), también podemos recurrir a dispositivos que nos ayudan a mejorar el tono de las fibras musculares tipo I. Este tipo de dispositivos son normalmente de forma ovalada y, una vez introducidos en la vagina, se mantienen haciendo vida cotidiana para obligar a la contracción muscular interior y, con ello, fortalecer la zona.


Funciones del suelo pélvico

  • Sujetar los órganos pélvicos como la vejiga, el útero y los intestinos.
  • Prevenir la incontinencia urinaria.
  • Mejorar función sexual y la reproductiva.
Redacción
Acerca de Redacción 7504 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply