Colesterol bajo control

Publirreportaje para Pharmasor

A pesar de su mala prensa, el colesterol es imprescindible para la vida. Interviene en la formación de los ácidos biliares, necesarios para la digestión de las grasas. A partir de él se sintetizan las hormonas sexuales, las tiroideas o la vitamina D. Además, el colesterol es un componente esencial de las membranas que recubren las células, regulando, entre otras, cosas su fluidez.

El colesterol procede de dos fuentes. Una parte la produce nuestro propio organismo en casi todos los tejidos, pero principalmente en el hígado. Otra parte la ingerimos a través de los alimentos, sobre todo los de origen animal (embutidos, vísceras, huevos, quesos grasos…)

Se distribuye, a través de la sangre a diferentes sistemas del organismo. Como grasa que es, es insoluble en agua y no puede circular libre a través de la sangre. Para ser transportado necesita unirse a unas proteínas, denominadas lipoproteínas, algunas de las cuales se miden para indicar el nivel de colesterol.

  • Las lipoproteínas de baja densidad (LDL), que se encargan de transportar el colesterol desde el hígado al resto del cuerpo a través de las arterias. Se las conoce como “colesterol malo” ya que pueden depositar el colesterol en la parte interna de las arterias favoreciendo el desarrollo de aterosclerosis.
  • Las lipoproteínas de alta densidad (HDL) se encargan de recoger el exceso de colesterol de los tejidos y lo llevan hasta el hígado para su eliminación, impidiendo que se deposite en las arterias. Por eso se las conoce como “colesterol bueno”.

Además de procurar mantener los niveles de colesterol en sangre por debajo de los 200 mg/dl, también es muy importante mantener bajas las tasas de LDL y altas las de HDL, ya que son un factor cardioprotector.

Los principales riesgos del exceso de colesterol pasan porque se deposite en la parte interna de las arterias, obstruyéndolas y provocando problemas cardiovasculares como infarto de miocardio, trombosis, accidente cerebrovascular, etc. También puede provocar afecciones hepáticas y biliares.

Controla el colesterol con sustancias naturales

  • Berberina
    Es el principio activo más destacado de la planta Berberis aristata. Destaca por sus propiedades hipocolesterolemiantes e hipoglucemiantes.
  • Levadura roja de arroz
    Se obtiene de la fermentación del arroz (Oryza sativa) con la levadura Monascus purpureus. Contiene unas sustancias bioactivas, como la monacolina K, que contribuye a mantener los niveles normales de lípidos en sangre reduciendo el colesterol malo y aumentando los niveles de colesterol bueno.
  • Alcachofa
    La alcachofa (Cynara scolymus) inhibe la formación de colesterol en el hígado y facilita su eliminación con la bilis.
  • Lecticina de soja
    Este compuesto, rico en fosfolípidos, que se obtiene de los granos de soja ayuda a disminuir los niveles de colesterol total y LDL. Por su contenido en ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados favorece la solubilidad del colesterol.

En general, un estilo de vida saludable, en el que no falte la actividad física y una dieta baja en grasas saturadas y rica en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, es suficiente para mantener niveles de colesterol adecuados.

Dieta para mantener los niveles adecuados de colesterol
Aunque hay algunos factores que influyen en el colesterol que no podemos modificar, como la genética o la edad, otros como la alimentación si nos pueden ayudar. Toma nota de algunos consejos para mantener unos niveles adecuados:

  • Incorpora frutos secos. Toma un puñado de almendras o nueces al día (40 g)
  • Incluye alimentos ricos en omega 3 como las semillas de lino o de chía, pescados, espinacas o rábano.
  • Utiliza aceite de oliva para cocinar y aliñar tus platos.
  • Consume alimentos ricos en licopeno como el tomate o la sandía que son inhibidores naturales de la enzima que se encarga de fabricar el colesterol.
  • Fruta, verdura, pescado fresco y legumbres deben ser la base de tu dieta semanal.
  • Reduce el consumo de marisco.
  • Elimina la bollería industrial y los alimentos procesados. Excluye congelados, rebozados y fritos.
  • Reduce el consumo de Carne. Entre todas, la más aconsejable es la carne blanca (ave o conejo).
Redacción
Acerca de Redacción 7504 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply