¿Cómo superar el miedo al dentista?

Por Marcial Hernández, fundador y CEO de VP20 Consultores.

Los seres humanos padecemos fobias de todo tipo, algunas de ellas típicamente conocidas como el miedo a volar, a los espacios cerrados o abiertos, a las alturas, a las arañas, a hablar en público… Sin embargo, poco se ha hablado de una fobia creciente entre la población occidental: la odontofobia.
Por odontofobia se entiende el miedo extremo e irracional hacia el dentista que se produce con anterioridad a la visita a la clínica dental. Es decir, se trata de un pánico que surge incluso con anterioridad a que el paciente se esté sometiendo a algún tipo de tratamiento odontológico que le pueda producir dolor. Algunos hablan de una angustia que se remonta a 15 días antes de la cita.
La Organización Mundial de la Salud cifra en un 15% el porcentaje de población que sufre de este extraño temor y, como el número de pacientes que acude al dentista se ha incrementado en los últimos años, también lo ha hecho el total de los que padecen odontofobia.
¿Cuáles son las principales causas de la odontofobia? Entre los múltiples motivos que pueden desencadenar el pánico a la figura del dentista, se encuentran el miedo al dolor; el haber vivido una mala experiencia previa; el pánico a las inyecciones o, simplemente, experimentar ansiedad porque alguien te haya relatado un caso traumático personal en la clínica.
A pesar de que la odontofobia surge de forma irracional, las personas que realmente sientan pánico a acudir a la revisión de turno en su dentista deberían intentar afrontar la situación basándose en los datos constatables acerca de los avances en el sector bucodental: los tratamientos actuales son cada vez más indoloros y menos invasivos gracias a la aplicación de las nuevas tecnologías en las clínicas dentales. Por ejemplo, el uso del láser en lugar de las tradicionales y agresivas cirugías; la aplicación de la sedación consciente, o la aplicación de la inteligencia artificial o la realidad aumentada en los tratamientos, han permitido que la odontología del bisturí haya derivado en técnicas sin molestias ni anestesia.
Las clínicas dentales han hecho mucho también por contrarrestar la odontofobia en los últimos tiempos mejorando la experiencia del paciente en todos los sentidos. Una atención al paciente amable y personalizada por parte de todo el personal de la clínica resulta esencial desde el inicio al fin de la visita. Recepcionistas, auxiliares de clínica y dentistas atentos y empáticos son muy valorados por cualquier tipo de paciente, en especial por los odontofóbicos. Si además la clínica cuenta con unos sistemas de gestión adecuados que hagan que los clientes no tengan que esperar nunca más de 10 minutos para ser atendidos, la percepción positiva del público sin duda aumentará.
Existen otras técnicas sencillas que pueden ser empleadas tanto por pequeñas clínicas como por grandes corporaciones dentales para mejorar el bienestar del paciente durante su visita. El marketing sensorial puede ser un aliado idóneo para relajar a aquéllos que se encuentren inquietos en la sala de espera. Poner a su disposición prensa gratuita, algún ítem de regalo o, en el caso de los niños, un pequeño espacio de juegos, hará que muchos olviden que en breves instantes van a ver al “tan temido” dentista. Pero si ninguno de estos consejos logra aminorar el grado de odontofobia de un paciente, siempre quedan otros recursos más efectivos a los que acudir: psicología, hipnoterapia, técnicas de relajación o farmacología.
En este contexto, los profesionales de la odontología juegan un papel crucial para conseguir disminuir el miedo que les profesan algunos pacientes. Tienen por delante una labor de concienciación muy importante para conseguir convertir la visita al dentista en algo normal y, generalmente, indoloro; como sucede con otras especialidades. Comunicar bien los detalles de un tratamiento; aclarar si va a producir algún tipo de molestia o, simplemente, transmitir serenidad, son pequeñas acciones que pueden ser un gran alivio para todos los que sufren miedo al dentista.


Marcial Hernández es CEO de VP20 Consultores, consultora especializada en coaching y marketing para clínicas dentales, miembro del Club de Excelencia en Gestión, donde es Nattional Assesor y evaluador acreditado de la norma EFQM.
Uno de los mayores expertos en gestión del sector dental en España, Hernández también imparte clases como profesor colaborador en el Máster de Estética Dental de la Universidad Europea de Madrid, además de ser conferenciante.

Redacción
Acerca de Redacción 7601 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*