Consumir una dieta alta en grasas en periodos cortos activa señales de alerta en nuestro cerebro antes de engordar, según un estudio de UIC Barcelona

Consumir una dieta alta en grasas durante periodos cortos, de entre tres y siete días, activa la grasa marrón, tipo de grasa que quema calorías en lugar de almacenarlas, y de esta forma puede contrarrestar que personas con una obesidad inicial ganen peso, según un estudio liderado por el Grupo de Investigación en Neurolípidos de la facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de UIC Barcelona.

El estudio, publicado recientemente en la revista Journal of Lipid Research, revela que la ingesta de alimentos ricos en grasas durante unos días produce un incremento de los endocannabinoides en el hipotálamo, región cerebral que controla el apetito y el metabolismo corporal, así como de la actividad de la grasa marrón, que incentiva el gasto de calorías y ayuda a adelgazar.

La Dra. Núria Casals, autora principal junto con la Dra. Rosalía Rodríguez de la investigación, ha constatado que “gracias a este estudio llevado a cabo con ratones, hemos descubierto que la señal entre endocannabinoides y grasa marrón sólo se produce cuando la obesidad es inicial y no en fases avanzadas de la patología”.

Además, “hemos comprobado que cuando se ingieren estas grasas en periodos reducidos de tiempo se producen diferencias por sexos. Los niveles de endocannabinoides detectados son más altos en el caso de las mujeres y, por lo tanto, tienen una protección mayor frente a la obesidad que los hombres”, explica la Dra. Rosalía Rodríguez

Cuando el consumo de alimentos grasos es prolongado –de 28 días en adelante-, los investigadores han detectado que se observa un descenso considerable de endocannabinoides, especialmente cuando se trata de una obesidad ya establecida.

Potencial prevención de la obesidad
Los autores consideran que los resultados del estudio abren la puerta a explorar con mayor profundidad los endocannabinoides y la activación de la grasa marrón con los cambios tempranos en el hipotálamo, y a tenerlos en cuenta como nuevos biomarcadores de la obesidad. Además, permitirá abordar esta patología de forma diferente teniendo en cuenta el género de la persona.

Según los investigadores de UIC Barcelona, conocer esta dinámica de funcionamiento será clave para lograr una potencial prevención del avance de la obesidad y ayudará a otros expertos en cannabis y endocannabinoides a un uso terapéutico correcto, con efectos secundarios mínimos en el abordaje de la obesidad y de patologías relacionadas con la diabetes.

Además de los investigadores de UIC Barcelona, autores del estudio, han participado expertos de otras instituciones como la Universitat de Barcelona (UB), que forma parte junto a UIC Barcelona del Grupo CIBERobn y el Institut de Química Analítica (IQAC-CSIC). Este estudio se enmarca en los proyectos sobre la regulación de la obesidad desde el cerebro que el grupo de investigadores lleva a cabo, y que están financiados por distintas instituciones.

Redacción
Acerca de Redacción 7459 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply