Cuidado dental desde el embarazo

El cuidado dental del niño comienza en el primer trimestre de embarazo de la madre. En él se forman los gérmenes dentarios de los 20 dientes de leche. En el segundo trimestre, lo hacen las células diferenciadas de las 32 piezas definitivas. “Lo que coma la madre afectará al futuro desarrollo dental del niño”, afirma Elvira Ferrés, odontopediatra de la Fundació Hospital de Nens de Barcelona y colaboradora de Compromiso y Seguridad Dental.

Los primeros meses del bebé condicionan la dentadura del adulto. Así, dar el pecho, favorece el correcto posicionamiento de las arcadas dentarias y, con ello, la buena mordida entre los dientes superiores e inferiores.

La caries de los dientes de leche se ha convertido en la enfermedad infecciosa crónica más frecuente de la infancia. Para evitarla, hay que cuidar la boca desde el primer día. Lo ideal es limpiar la boca del bebé —incluso recién nacido— después de cada toma para retirar los restos de leche y evitar su fermentación. Como mínimo, se recomienda hacerlo una vez al día, mejor por la noche, con un dedal de silicona o con una gasita y recorriendo con movimientos suaves y circulares la superficie de las encías, sus caras laterales, el interior de las mejillas, el paladar y la lengua.

Redacción
Acerca de Redacción 7459 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply