Vacunación frente al papiloma humano

El papiloma humano es la causa del 100% de los cánceres de cuello uterino.

El virus del papiloma humano (VPH) es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente a escala mundial, hasta el punto de que entre el 75% y el 80% de las personas sexualmente activas lo contraerán en algún momento de su vida. Algunos de estos individuos no serán capaces de eliminarlo, por lo que contraerán una infección persistente que puede ser asintomática inicialmente pero que es capaz de producir un cáncer a largo plazo. “A día de hoy, se sabe que el VPH es responsable de un 5% de todos los tumores en seres humanos, por lo que la prevención de su transmisión es esencial. Además, no hay que olvidar que la infección y la transmisión se producen tanto en hombres como en mujeres”, explica la doctora Carmen Martín Blanco, integrante del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Nuestra Señora del Rosario.

Doctora Carmen Martín Blanco,
integrante del Servicio de Ginecología y
Obstetricia del Hospital Nuestra Señora
del Rosario.

¿Con qué tipos de cáncer se relaciona el VPH?
Las infecciones persistentes por VPH son un factor de riesgo para el desarrollo de lesiones premalignas en el cuello del útero y del cáncer cervical. Tal es su asociación que el VPH se relaciona con el 100% de los cánceres de cuello uterino. Además, se vincula con el 90% de los cánceres de ano, el 70% de los de vagina, el 40% de los de pene y vulva y entre el 5% y el 70% de los de orofaringe. “Las infecciones persistentes por virus de alto riesgo pueden conducir a un cáncer invasivo”, incide la doctora Martín Blanco.

¿Cómo prevenir la infección por VPH?
“La vacunación es la clave, la herramienta más eficaz para la prevención, tanto en hombres como en mujeres”, afirma categórica la doctora, quien añade que, si bien el preservativo puede evitar la infección, su seguridad no es del 100%, sino del 60%, “dado que el virus puede transmitirse por el contacto de áreas que no estén cubiertas por el condón”. Respecto a la vacuna, aunque esta “no elimina el virus, sí puede prevenir nuevas infecciones, por eso se considera útil en pacientes que han estado expuestos al mismo o que han desarrollado lesiones por su causa”, declara la ginecóloga.

La Asociación Española de Pediatría recomienda la vacunación de los niños a partir de los 12 años, al igual que ya sucede con las niñas, dado que ellos se infectan y transmiten la enfermedad de igual modo”.
También se debería contemplar a las mujeres y los hombres sexualmente activos que no hayan recibido ninguna vacuna. “Si bien se discute su eficacia al considerar que ya han estado muy probablemente expuestos al virus, como una infección por VPH no confiere inmunidad la vacunación les otorgaría protección frente a nuevas posibles infecciones”.

Redacción
Acerca de Redacción 7459 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply