La piel del futuro

Prestigiosos especialistas desvelan los avances en dermatología.

“El futuro de la dermatología es apasionante. En los próximos años vamos a asistir al desarrollo de nuevos fármacos que van a curar o a limpiar durante largos periodos de tiempo enfermedades como el acné, la dermatitis atópica o la psoriasis”, afirma el doctor Ricardo Ruiz, dermatólogo y director de la Clínica Dermatológica Internacional (CDI). Un comentario que realizó el Dr. Ruiz en el marco del encuentro DERMA 2020, La Dermatología del Futuro, celebrado por el CDI con prestigiosas figuras de la dermatología de nuestro país, y en el que se vislumbró el futuro del cuidado de la piel: nuevos fármacos que ayudarán a tratar y eliminar enfermedades como el acné, la psoriasis o la dermatitis atópica; nuevas técnicas mínimamente invasivas (o sin cirugía) en el tratamiento del cáncer de piel (el más frecuente del organismo); avances tecnológicos como la realidad aumentada o la inteligencia artificial que potenciarán la capacidad diagnóstica o terapéutica del dermatólogo; o nuevos métodos para rejuvenecer sin cirugía, generar músculo sin ir al gimnasio o eliminar la sudoración. Estas son algunas de las novedades más significativos de la dermatología que veremos desarrollarse en los próximos años.
Desde el punto de vista de la tecnología, el Dr. Ricardo Ruiz considera que “vamos a ser testigos de la aparición de nuevos avances técnicos como la realidad aumentada o la inteligencia artificial que no sustituirán al dermatólogo pero que sí potenciarán su capacidad diagnóstica y terapéutica”.
En lo que respecta a enfermedades como la psoriasis, “en los últimos diez años hemos avanzado más en el tratamiento de la psoriasis que en los últimos 200 años, y este gran paso se ha dado gracias a nuevos fármacos biológicos capaces de limpiar, con una solo inyección mensual, sin apenas efectos secundarios, esta enfermedad que hasta hace poco era una cura de humildad para los dermatólogos”, asegura el Dr. Ruiz.
La dermatitis atópica o el vitíligo también tendrán respuesta con la aparición de nuevos fármacos, los inhibidores del JAK, muy poco agresivos y con escasos efectos secundarios, que conseguirán controlar casos graves de cualquiera de estas dos afecciones cutáneas.
En lo que se refiere a la dermatología estética, vamos a asistir a la aparición de nuevas técnicas para el rejuvenecimiento facial sin cirugía con resultados sin precedentes. Según el Dr. Ruiz: “Los nuevos avances de la dermatología estética moderna puede ayudar a rejuvenecer a las personas con elegancia y discreción sin necesidad de tener que pasar por el quirófano. La combinación de técnicas como la toxina botulínica, con la aplicación de inductores de colágeno, ultrasonido y láser, ofrece resultados sorprendentes”. Con el mayor conocimiento de la anatomía facial y el uso prudente de todas estas técnicas, se puede llegar conseguir resultados muy discretos y muy naturales.
Y en lo que respecta a los avances en tratamientos corporales: “Por primera vez ya existen técnicas que permiten eliminar depósitos de grasa localizados sin cirugía o incluso estimular sin ejercicio la formación de músculo para conseguir hipertrofia muscular”, concluye Ruiz.

Aparatología de última generación
En lo que se refiere al tratamiento de enfermedades cutáneas con la utilización de láseres también vamos a asistir a una mejora importante de los láseres fraccionados ya existentes (que producen unos micro orificios en la piel de tal forma que dejan una piel sana, entre un orificio y otro, y permiten que la recuperación sea muy rápida). Estos láseres consiguen una mejora muy importante de cicatrices de acné, o de otro tipo como las quirúrgicas y mejoran la calidad de la piel de manera sustancial.
Según el doctor Ignacio Sánchez-Carpintero, dermatólogo y jefe de la Unidad Láser de la CDI, “un avance importante que va a suponer una ayuda clave para pacientes, sobre todo niños con lesiones vasculares en la infancia como son los angiomas, las manchas como la mancha vino de Oporto o malformaciones capilares, son unos nuevos dispositivos de láser que permiten aplicar fluencias más altas y por tanto conseguir un aclaramiento mayor de esas lesiones con el objetivo final de conseguir que los niños tengan la lesión lo más aclarada o resuelta posible cuando se incorporan al colegio con tres años”.
Por otro lado, y para solucionar un problema mucho más frecuente de lo que pueda parecer a simple vista como la sudoración excesiva, “hay un tratamiento relativamente novedoso que consiste en la aplicación de un sistema de microondas que, aplicado en la axila, consigue una reducción drástica de la sudoración a este nivel”, afirma el Dr. Sánchez.

Tratamientos corporales
Según la doctora Mercedes Sáenz de Santamaría, alergóloga y médico estético en CDI, muchos son los avances que vamos a ver en los próximos años en lo referente a tratamientos dermatológicos corporales. No sustituirán a la dieta ni al gimnasio, pero se convertirán en un complemento perfecto, que no solo tendrá funciones estéticas sino también funcionales. Según afirma la Dra. Sáenz, “uno de los más novedosos y que ya es una realidad es un tratamiento denominado EMSculpt que nos permite tonificar a nivel muscular y quemar un porcentaje de grasa, de forma que mejoramos mucho el aspecto tanto de pared abdominal como de la zona de glúteos. Aunque tiene una finalidad inicialmente estética, también mejora muchos dolores musculares, malas posiciones en la zona de la columna a nivel lumbar, etc.”. En lo que se refiere a la eliminación de grasas localizadas sin hacer liposucción ni pasar por el quirófano, ya existen también algunos tratamientos que eliminan las células grasas o adipocitos a través del frío (ya que son más vulnerables a las bajas temperaturas que los tejidos adyacentes). Estas células entran en una secuencia de muerte natural (apoptótica) y el cuerpo las va eliminando gradualmente como parte del proceso metabólico normal del cuerpo (fagocitosis). Así disminuye la grasa localizada alrededor de un 20%.

Piel y cáncer
Según el doctor Ángel Pizarro, dermatólogo y jefe de la Unidad de Diagnóstico Precoz y Prevención del Melanoma en CDI, el futuro del diagnóstico precoz del melanoma camina en dos direcciones complementarias: “en primer lugar, la automatización del proceso (a través de la creación de equipos con múltiples cámaras fotográficas que permiten agilizar enormemente la obtención de imágenes en un mapeo de lunares), y la segunda vía es el diagnóstico o la interpretación automatizada con la ayuda de inteligencia artificial aplicada a esas imágenes”.
En este sentido, en el de la interpretación automatizada, se podrá trabajar también en dos líneas diferentes de cara a futuro, según Pizarro: por un lado, aumentar la precisión diagnóstica, es decir, que el equipo dé una impresión diagnostica que sea, cuanto menos, equiparable a un experto en dermatoscopia, y probablemente mejor que la de dermatólogos o personal no experto en dermatoscopia. Y, por otro, intentar, no solamente que dé con precisión la información de si lo analizado es melanoma o no, sino incluso que se trabaje de una manera predictiva, intentando intuir si lo analizado pueda acabar siendo un melanoma de cara al futuro.
Ya existen algoritmos basados en Inteligencia Artificial que son más precisos para reconocer un cáncer de piel que grupos de dermatólogos expertos en este tipo de patología. Por ello la discusión no es si los pacientes dermatológicos se beneficiarán de los avances en Inteligencia artificial, sino cuando tendrá lugar dicha incorporación tecnológica. Los dermatólogos debemos liderar los avances en este tipo de tecnología, e incorporarlos con rigor a nuestra práctica médica.

Redacción
Acerca de Redacción 7459 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply