Shock Loss en un trasplante capilar

Publirreportaje para Medical Hair Company

En el siguiente post hablaremos de un termino medico que pocos conocen: el shock loss, también denominado “eflivio post-quirúrgico”.

Si queremos buscar una definición simple para esta cuestión, podríamos decir que el termino científico de Shock Loss hace referencia a la perdida del cabello del área injertada, zona receptora o incluso en las zonas de al rededor. Los pacientes que reciben una cirugía de trasplante capilar suelen habitualmente sufrir este fenómeno, experimentando como los folículos que les han sido injertados acaban por expulsar el pelo.

¡No os asustéis lectores! Afortunadamente, esta actividad capilar de perdida de cabello es en la mayoría de las veces temporal. El cuero cabelludo del paciente operado sufre un gran trauma durante la cirugía, es por eso que el termino recibe la connotación de Shock.

El marco de tiempo donde suele ocurrir el Shock Loss en un trasplante capilar suele ser entre la segunda y la sexta semana después del día de la operación. Como ya hemos comentando con anterioridad, este suceso afecta mayormente a los cabellos que han sido trasplantados, pero en algunas ocasiones también puede ocurrir que el cabello existente sufra algún tipo de alteración.

Aun así, ¡es esencial saber que esta perdida de cabello es totalmente normal! La evolución del injerto capital suele terminar con unos resultados buenos y satisfactorios para el paciente. Al ser una perdida completamente temporal, la raíz se mantiene por completo perdiendo así solamente el pelo. Es por esto ultimo que los pacientes deben tomar esta perdida con tranquilidad, ya que el cabello volverá a crecer con fuerza a lo largo de las semanas que sigan la operación.

Cosas a tener en cuenta para tener un posoperatorio fácil y sencillo

Los paciente, lectores y usuarios se suelen tranquilizar más a medida que van conociendo más este síntoma y sus verdaderas consecuencias. Después de toda intervención quirúrgica, existe un proceso de recuperación, y esta intervención es más de lo mismo. Tras una intervención de trasplante capilar existe un corto proceso de recuperación que los pacientes deben seguir a todo detalle. Es muy importante que se sigan todas las instrucciones para que la eficacia y la satisfacción de la operación sean mayores.

En primer lugar, una de las cosas más importantes que debéis saber es que cabe la posibilidad de que se formen algunas costras en diferentes partes del cuero cabelludo (podrían formarse tanto en la zona receptora de pelo como en la zona que lo ha donado). Sin embargo, estas costras o pieles sobrantes tienden a desaparecer a lo largo de una semana después de la operación.

Si tu operación ha sido una de las que se procede de anestesia local, cabe la posibilidad de que se produzca un ligero hinchazón. Aun así, esta anomalía suele a desaparecer entorno a las 72 horas después de la intervención.

Además de todo esto, una de las cosas más evidentes y más esenciales es la evasión de los golpes y cualquier tipo de roce en el cabello y en el cuero cabelludo. Esta es la parte más complicada, y es por eso que los médicos se ponen manos a la obra para ofrecerte una serie de consejos e instrucciones que eviten cualquier tipo de contacto con la zona traumada. Es fundamental que después de la operación se tomen días de reposos y se tenga sumo cuidado cuando uno descansa, ya que no se debe ejercer ningún tipo de presión sobre la zona. En muchas ocasiones, se suele aconsejar dormir en posiciones bastante incomodas, o incluso en la total incorporación.

Finalmente, muchos especialistas como los expertos en trasplante capilar Elithairtransplant recomiendan a los pacientes incluir en sus rutinas de alimentación sana y la toma de medicamentos con el fin de proporcionar al cuerpo del paciente los factores necesarios para un crecimiento fuerte y saludable del cabello. También, suele recomendarse una aplicación de plasma con plaquetas o PRP que favorece una regeneración celular mucho más exhaustiva.

El profesional que te este tratando te deberá indicar como lavar tu cuero cabelludo y te aconsejará cómo cuidarte los días y meses siguientes a la cirugía, informándote así además de posibles situaciones y síntomas normales que puedan presentarse en tu vida. Obviamente, se deberá evitar la exposición solar directa, además de los hábitos que incluyan tabaco y nicotina por un mes completo luego de la intervención quirúrgica.

Como es normal, los meses antes y después de la operación tienden a ser una época de mucha de ansiedad y nerviosismo para el paciente, y muchos se apresuran y se quieren adelantar  a ver los resultados con la mayor rapidez posible. Los pacientes deben aguardar con mucha paciencia ya que todos debemos esperar al proceso natural de crecimiento capilar que tiene cada uno. De ser necesario contar con algún tipo de tratamiento complementarios y demás variaciones, el profesional que se esté encargando de ti lo adecuará a tus necesidades y especificaciones como cliente.

¡Esperamos que hayáis aprendido un poco más sobre este termino tan poco conocido pero tan habitual! El Shock Loss no es algo por lo que hay que tener miedo, o algo que te impida lanzarte a completar la cirugía de tus sueños. Este síntoma es completamente normal y temporal. Si sigues las indicaciones de tu profesional de confianza todo irá como debe de ir.

Redacción
Acerca de Redacción 7368 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply