5 patologías sobre el suelo pélvico en el postparto

Con motivo del Día Internacional de la Matrona que se celebra el próximo 5 de mayo, Suavinex realiza una recopilación de las 5 patologías más habituales sobre el suelo pélvico de la mano de Sara Cañamero, matrona del centro MaterNatal y colaboradora de los consultorios de Suavinex sobre salud femenina.

Estos son los 5 consultas más frecuentes relacionadas con el suelo pélvico durante el postparto que más reciben las matronas:

  1. Dolor. Siempre es patológico cuando el dolor no responde al tratamiento antiinflamatorio o cuando va más allá de las dos primeras semanas “lógicas” para que esa episiotomía o desgarro haya podido curar.
  2. Incontinencia. La incontinencia urinaria nunca es normal. Nos indica que existe una alteración de debilidad en alguna parte del suelo pélvico. Siempre debe diagnosticarse y tratarse.
  3. Coitalgia. Es un síntoma que nos indica que hay dolor durante la penetración. Es recomendable acudir a una consulta y si se trata de manera precoz, con pocas sesiones son suficientes para resolver el problema. En cambio, si se cronifica puede derivar en coitos dolorosos o bien no placenteros. Incluso siendo en ocasiones imposible mantener una relación sexual placentera completa.
  4. Prolapsos. La sensación de peso u ocupación que sienten algunas mujeres en la vagina es debido a que la musculatura del suelo pélvico está tan débil que no es capaz de cumplir una de sus funciones más importantes: la de sostén de los órganos que se encuentran dentro y por encima de la cavidad pélvica. Hay diferentes grados de prolapso según la gravedad: del 1 al 4, siendo la 1 y la 2 leve y moderado, que requieren de rehabilitación; y la 3 y la 4, graves que necesitan de una cirugía para poder tratarse.
  5. Diástasis. Los rectos abdominales se extienden durante la época del embarazo para hacer hueco al bebé. En el postparto, 2 de cada 3 mujeres que ya han tenido más de un hijo sufren de una diástasis que no es fisiológica. Una separación excesiva de estos rectos da lugar a un abdomen que no responde ni a dietas ni a ejercicios.

Para evitar cualquier tipología de suelo pélvico de este tipo, Cañamero aconseja:

● Acudir al especialista de confianza, médico o matrona, a las 6 semanas de haber dado a luz.
● No conformarse con los dolores ni considerarlos como “normales”.
● Disfrutar de la maternidad.

Las molestias del suelo pélvico suelen ser una de las consultas más frecuentes de las mujeres que han dado a luz, por ello la figura de la matrona es determinante para aportar información rigurosa, pautas de cuidado, recomendaciones y desmitificar las creencias asentadas con respecto a la salud sexual y reproductiva femenina en esta etapa.


Suavinex comparte el compromiso de las matronas de guiar a las familias en el proceso desde el embarazo hasta los primeros meses del recién nacido, por ello colabora cada año participando en el envío de 7.000 neceseres con muestras de producto a más de 3.400 matronas de España.

Acerca de Redacción 7846 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*