Consumo de lácteos inadecuado en embarazadas

Un consumo adecuado de lácteos es fundamental en la etapa del embarazo, tanto para el desarrollo del feto, como para la posterior lactancia. Sin embargo, en nuestro país, tan solo la mitad de embarazadas, aproximadamente, toman las tres raciones de lácteos diarias que recomiendan los expertos. “Esta situación pone de manifiesto el enorme desconocimiento que existe todavía hoy en día en la sociedad sobre los beneficios de una ingesta adecuada de lácteos y la importancia de una correcta educación e información nutricional”, asegura Ascensión Marcos, presidenta de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD).

Durante el embarazo se incrementan las necesidades de energía y macronutrientes de la madre para permitir el crecimiento y desarrollo del feto, tanto a nivel neuronal, como de mineralización ósea y en el cual, los productos lácteos juegan un papel clave. Así se demuestra en la revisión de más de 500 artículos científicos que evidenciaron que el consumo moderado de lácteos en embarazadas sanas se asoció positivamente con el crecimiento del feto y un mayor peso al nacer.

Además, cuando no se cubren las necesidades diarias de nutrientes, como el calcio, el feto lo toma de las reservas óseas de la madre gestante, generando una carencia con consecuencias para la salud de esta.

Por otro lado, es recomendable mantener el consumo de estos productos durante la lactancia, ya que, durante esta etapa, la mujer requiere un aporte de calcio de 1.200 mg/día, dado que el recién nacido retiene un total de unos 30 g de este mineral. Los productos lácteos contienen vitamina D, contribuyendo, por tanto, a la absorción y a la utilización del calcio.

Redacción
Acerca de Redacción 7438 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply