El peligro está en el aire

La contaminación es el peor enemigo de nuestra piel.

Cada vez son más los expertos que alertan sobre el aumento incontrolado de los niveles de contaminación. De hecho, se han empezado a publicar estudios que demuestra que la contaminación nos quita la salud. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la mala calidad del aire provoca daños en diversas partes del cuerpo y, entre ellas, nuestra piel.
Debemos tener en cuenta que nuestra dermis es el órgano más grande de nuestro cuerpo, el que nos protege y, por lo tanto, uno de los que más sufre el impacto de los altos niveles de polución. El tráfico de vehículos en las grandes ciudades es, en muchas ocasiones, uno de los principales causantes de la contaminación. Y es que justamente esta suciedad, invisible ante nuestros ojos, altera la capacidad de nuestro organismo para regenerar las células de nuestra piel.
Pero ¿cuáles son las substancias dañinas? Las partículas de humo, los químicos industriales, el polvo, los metales pesados, etc. Todos ellos se adhieren a la piel, obstruyen los poros y provocan la aparición de impurezas y puntos negros. Pero el tema no acaba aquí, la contaminación acelera el envejecimiento prematuro de la piel, favorece la aparición de manchas y el aumento de líneas de expresión, arrugas y pérdida de firmeza.
Por si fuera poco, la polución atmosférica hace que la piel esté más seca y sin vida, por lo que la deshidratación cutánea también tiene que ver con la contaminación. Aun así, ¿qué podemos hacer para proteger y cuidar nuestro cuerpo y rostro?
Los expertos de la marca cosmética Freshly Cosmetics, que ha investigado para sacar referencias de cosmética antipolución, recomienda un cuidado diario de la piel apoyándonos en productos adecuados. El rostro es el que más sufre, por lo que debemos mimarlo con productos antioxidantes, hidratantes y que bloqueen la polución, además de limpiar.
Aun así, el resto del cuerpo, incluyendo nuestro pelo, también sufre el impacto de la polución atmosférica. Por ello, desde Freshly Cosmetics aconsejan el uso de productos libres de sulfatos y siliconas para desintoxicar nuestra piel y mantenerla hidratada, exfoliada y purificada.
Es importante mantener cuidadas todas las partes de nuestro cuerpo sin dejar descuidar zonas específicas, como los labios, las manos y uñas o las axilas.
Aunque los efectos negativos de la polución no aparezcan de inmediato en la piel, no podemos esperar a encontrar una fórmula mágica en cuanto empecemos a percibir pequeñas imperfecciones. Adoptar una rutina es básico para evitar futuros problemas cutáneos. Cuida tu piel ahora para mantenerla a salvo mañana.

Acerca de Redacción 7777 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*