La mitad de los pacientes con enfermedad renal crónica presenta índices de desnutrición

En España, 1 de cada 7 adultos padecen Enfermedad Renal Crónica (ERC), afectando en mayor medida a varones de edad avanzada o con afectación cardiovascular.
Según la Sociedad Española de Nefrología (SEN), la mortalidad por ERC ha crecido casi un 30% en la última década en España. De seguir su ritmo actual de crecimiento se convertirá en la segunda causa de muerte en nuestro país en pocos años.
De los 7 millones de españoles que padecen ERC, unos 60.000 están en Tratamiento Renal Sustitutivo, es decir, requieren de tratamiento de diálisis o trasplante para sustituir la función de sus riñones. “Además, la incidencia (nuevos casos) sigue creciendo debido a causas como el envejecimiento de la población, pero también a otros importantes factores de riesgo como la diabetes -responsable de más del 24% de los nuevos casos de ERC-, las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, la hipertensión arterial, el sedentarismo o el tabaquismo, que son prevenibles o modificables su mayor parte con la adopción de hábitos de vida saludables y una buena alimentación”, señala la presidenta de la Sociedad Española de Nefrología, María Dolores del Pino.

Implicaciones de la desnutrición en el paciente renal crónico
Distintos estudios cifran en un 50% la desnutrición en los pacientes con enfermedad renal crónica (ERC). En este sentido, el síndrome de desgaste proteico energético (DPE) es muy frecuente en este paciente, afectando en gran medida a su calidad de vida y acortando la supervivencia a corto plazo. El DPE se define como un estado patológico en el que hay un descenso o desgaste continuado tanto de los depósitos proteicos como de las reservas energéticas, incluyendo la pérdida acelerada de proteína (grasa) y energía (músculo).
En pacientes de ERC hospitalizados, un estado nutricional deficiente retrasa la recuperación, prolonga la estancia hospitalaria, incrementa la tasa de infecciones y de reingresos y, aumenta la dependencia al alta. Por ello, las recomendaciones de las guías de prevención y manejo de la desnutrición hospitalaria pueden ser muy útiles en los pacientes con ERC hospitalizados, puesto que incluyen el uso de suplementos nutricionales para mejorar su estado nutricional.

La nutrición médica, un factor a tener en cuenta en el abordaje del paciente de ERC
Las guías de la SEN de nutrición en ERC avanzada recomiendan valorar el estado nutricional mediante la determinación de marcadores nutricionales, bioquímicos y de ingesta energética y proteica. “Cuando hablamos del paciente renal crónico, es muy importante realizar planes alimentarios adecuados para los distintos grados de la enfermedad, al igual que monitorizar tanto el estado de nutrición como la composición corporal con el objetivo de evitar la desnutrición o, en extremo, el desgaste proteico energético. Es de gran importancia prevenir, diagnosticar precozmente y tratar de forma efectiva las alteraciones detectadas”, asegura la Dra. Barril.

Acerca de Redacción 7746 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Pon un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*