¿Los niños y adolescentes también sufren depresión?

La depresión en niños y adolescentes también se manifiesta. Incluso también en los bebés. Si tenemos en cuenta todos los trastornos depresivos, desde los más graves hasta los más leves, los estudios sobre la depresión infantil en población española, hablan de una prevalencia aproximada de “entre un 1 y un 2% en niños y entre un 4 y un 8% en adolescentes”, afirma Leire Iriarte Elejalde, psicóloga y vocal de la Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente (SEPYPNA).

La depresión infantil, expone esta profesional, es importante que sea valorada y explorada activamente por el profesional de salud mental: “En los niños, las manifestaciones propiamente depresivas como la tristeza, la apatía o la falta de interés por cosas que antes les gustaban, no suelen estar en primer plano. Los síntomas suelen aparecer como trastornos del aprendizaje, del comportamiento y manifestaciones somáticas como dolor abdominal, falta de apetito, insomnio, etc.”.

En la adolescencia, añade Iriarte, ya sí que podemos observar los indicios propiamente depresivos de una forma más parecida al adulto. “También pueden verse, en ocasiones, trastornos de conducta, consumo de drogas y otros comportamientos de riesgo. Incluso, en esta edad, pueden darse ideas de muerte y/o ideación suicida”, indica la psicóloga.

Pero ¿qué causa la depresión en estas edades tempranas? Según Iriarte, los motivos de enfermedad en esta etapa se deben a dos tipos de factores: biológicos, es decir, aquellas personas que tienen una predisposición genética a sufrirla; y ambientales donde cabe destacar “la privación y las pérdidas afectivas que tendrá mayor impacto cuanto más masivas, bruscas y duraderas sean. Por ejemplo, la muerte de un familiar cercano, separación de los padres, hospitalización, escolarización temprana…”.

Cómo tratar la depresión
“Hay tratamientos eficaces para la depresión”. Y así lo afirma la OMS. Pero es importante diagnosticarla bien y tener en cuenta las características personales.

En el caso de los niños y adolescentes, el método más indicado, según informa Iriarte, es la terapia psicológica. Si es posible, con la colaboración o implicación de la familia. “La medicación en estas etapas sólo estaría indicada para casos de depresión más graves”, afirma. Igualmente, la OMS indica que “los antidepresivos no se deben utilizar para tratar la depresión en niños, ni como solución de primera línea en adolescentes, en los que hay que utilizarlos con cautela”.

Para conocer más a fondo esta enfermedad, Cruz Roja -en colaboración con Laboratorios Servier- ha puesto en marcha un movimiento llamado Dexpresionismo con el que pretende, a través del arte, dar más visibilidad a esa enfermedad que todos en algún momento y etapa de la vida podemos sufrir.

Redacción
Acerca de Redacción 7311 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply