ISS presenta un estudio sobre los beneficios de cuidar la nutrición en el entorno laboral

ISS Iberia, compañía dedicada a la integración de servicios generales, presentó el pasado 24 de enero en Madrid el Panel de Expertos ISS, Nutrición Saludable en el Workplace, que resulta ser el primer estudio multidisciplinar sobre nutrición en el lugar de trabajo hecho en España. Este documento analiza la importancia de la salud y la nutrición en los espacios de trabajo y su impacto en el rendimiento profesional.

Javier Urbiola

A modo de acompañamiento de la presentación del estudio, ISS organizó una jornada de la que participaron tres expertos —Jesús Román Martínez, Hernando Gutiérrez y Fernando Lallana— que discutieron sobre la relevancia de la nutrición en el espacio laboral. Javier Urbiola, CEO de ISS Iberia, fue el encargado de dar el pistoletazo de salida al evento, no sin antes destacar que “las empresas tienen un papel fundamental a la hora de promover hábitos de vida saludable desde los espacios de trabajo”.

De acuerdo con el estudio, el 87 % de las empresas españolas considera que la salud y el bienestar en el lugar de trabajo son aspectos importantes a la hora de atraer y retener el talento y mejorar el rendimiento de sus empleados. Las empresas son cada vez más conscientes de que las políticas de hábitos de vida saludable, donde la alimentación tiene un papel destacado, contribuyen a mejorar la productividad y reducir el absentismo. “No es cuestión de trabajar más horas, sino de ser más productivo en el mismo tiempo”, aclaró Hernando Gutiérrez. Y es que, en palabras de Gutiérrez, los empresarios españoles tienen cada vez más consciencia de la relación que existe entre un ambiente laboral saludable para los empleados y la productividad de su trabajo.

Pero cuidar los hábitos alimenticios en el entorno de trabajo no solamente es beneficioso para la empresa. Esto resulta ser un camino de doble sentido, del que tanto la empresa como el trabajador, a nivel personal, pueden sacar partido. A este respecto, Jesús Román Martínez—presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación— comparaba esta labor con la de los comedores de los colegios. Así, según Martínez, al igual que los comedores, que tratan de ofrecer una alimentación equilibrada y saludable de la que los niños acaban aprendiendo, educar los hábitos nutricionales de los trabajadores podría ser un aprendizaje que estos puedan llevar a su vida personal.


Fernando Lallana, Hernando Gutiérrez y Jesús Román Martínez

Según explicó Fernando Lallana —Workspace Services Manager de Heineken—, dentro de los factores que propician mayores niveles de productividad, a la nutrición le acompañan otros aspectos, como pueden ser el entorno, espacios dedicados al tiempo de descanso u otros aspectos referentes a la salud. “Pero el primer problema a atajar es la desinformación”, aclaró. De acuerdo con el estudio Nutrición Saludable en el Workplace, la mayoría de las empresas (71,3%) considera que no existe el suficiente conocimiento y concienciación por parte de compañías y trabajadores sobre el impacto que tiene la alimentación en la productividad de los empleados. En este sentido, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), una nutrición inadecuada puede llegar a traducirse en un descenso de la productividad de hasta un 20 %.

Lejos de centrarse meramente en el interés del empresario, el estudio destaca que el 85 % de los propios trabajadores tiene interés en que la empresa facilite información sobre cómo tener una alimentación saludable en el lugar de trabajo. Una buena opción sería que las empresas incorporasen perfiles profesionales especialistas en nutrición y psicología, ya sea en plantilla o como asesores externos. Del mismo modo, al 21 % de los empleados le gustaría disponer de una mejor oferta gastronómica y un espacio más adecuado donde comer. El comedor de empresa es clave para la adopción de hábitos saludables. Debe ser un espacio tranquilo, agradable y amplio que ayude a desconectar.

Por otra parte, la tecnología puede ser una herramienta efectiva porque, por un lado, sirve como canal para para la comunicación y formación de los trabajadores. Y, por otro lado, permite la implantación de medidas conciliadoras como el teletrabajo, considerado un facilitador de hábitos de vida saludable.

Nutrición en las pymes

Mientras que las grandes empresas están más concienciadas sobre la relevancia de implantar hábitos nutricionales, para las pymes, que constituyen el 99 % del tejido empresarial en España, este asunto supone todavía un reto. “Al no tener medios para poner un restaurante para sus empleados, pueden aprovechar para fomentar el clásico tupper traído de casa”, propuso Martínez. Explicó además que no estaría mal que las pymes ofrecieran pequeños recursos para complementar a la comida traída de casa: un stan de sopas o ensaladas. “Es cuestión de interés y motivación por parte de las empresas, más que de dinero”, concluyó.

Según concluye el estudio, los principales frenos de las empresas para el desarrollo de políticas efectivas de promoción de la salud son los hábitos culturales poco adecuados (74,3 %), la falta de conocimiento (56 %) y los costes de implantación (46 %). Para que las políticas sean efectivas deberían ir más allá de la alimentación y no olvidar factores tan diversos como el buen acondicionamiento de espacios físicos, los servicios de información y asesoramiento o la promoción del ejercicio físico.

Be the first to comment

Leave a Reply