Uno de cada cuatro adultos mayores de 20 años sufre alguna enfermedad reumática

En España las enfermedades reumáticas afectan a uno de cada cuatro mayores de 20 años. Asimismo, en el caso de las enfermedades inflamatorias inmunomediadas graves (artritis reumatoide, artritis psoriásica, espondiloartropatías), pueden aparecer en los adultos jóvenes y alcanzan a más del 1% de la población. Por su parte, los procesos inflamatorios de bajo grado como la artrosis suelen iniciarse a lo largo de la quinta década de la vida y afectan de forma grave a más del 30% de los mayores de 70 años.
Sin embargo, a pesar de su prevalencia, no siempre se conocen. Según el doctor Jenaro Graña, reumatólogo del Centro Médico Quirón de A Coruña, “no es raro que los reumatólogos tengamos que explicar cuál es nuestro trabajo, a qué nos dedicamos. Entender que tu sistema inmunológico funciona mal y que eso hace que se te hinchen las articulaciones, tengas anemia y un cansancio terrible quizá resulte difícil de asimilar”.
“El motivo más frecuente de consulta al reumatólogo -continúa el especialista-, es el dolor en alguna parte del aparato locomotor y las causas más frecuentes de éstos son la artrosis y los reumatismos de partes blandas (tendinitis, bursitis, síndromes dolorosos regionales, atrapamientos nerviosos, etc.)”
La buena noticia viene de la mano de los tratamientos. En palabras de Loreto Carmona, epidemióloga y directora del Instituto de Salud Musculoesquelética (INMUSC), “España es uno de los países que antes adopta las novedades terapéuticas y las opciones son muchas en casi todas las enfermedades reumáticas. Los avances en el tratamiento son impresionantes, sobre todo en las enfermedades inflamatorias. Aún queda trabajo en las más frecuentes, como la artrosis, pero se están dando pasos seguros”.
Por otro lado, la especialista echa en falta tiempo “para llegar a un diagnóstico correcto, para elegir el mejor tratamiento y adaptarlo a la situación del paciente y para crear vínculo terapéutico, vital en una enfermedad crónica”. Y a la vez, reclama más investigación, porque “en España vamos muy atrasados; sin embargo, el conocimiento y el acceso a buenas prácticas es excelente. Contamos con una miríada de clínicos extraordinarios”.
Asimismo, ambos expertos recuerdan la importancia del reconocimiento y apoyo social y familiar, como claves en el proceso de adaptación del paciente a su nueva condición de enfermo crónico.

Necesidad de una estrategia coordinada
Este año, bajo el lema “Hazte visible” asociaciones de pacientes de toda España se unieron con un objetivo común: conseguir concienciar a la sociedad de la presencia y las consecuencias a nivel personal, laboral y social, de estas enfermedades. Para ello, la Liga Reumatológica Gallega (LRG), la Lliga Reumatológica Catalana, la Asociación de Padres de Niños y Jóvenes con Enfermedades Reumáticas de la Comunidad Valenciana (ASPANIJER), la Liga Reumatológica Española (LIRE) y la Asociación Española de Fiebre Mediterránea Familiar (STOP Fmf), han elaborado un Manifiesto, en el que plasman sus objetivos y expresan sus necesidades.
Entre ellas, figuran el acceso igualitario de todos los pacientes a los recursos sanitarios, la actualización y puesta al día de la información sobre sus patologías y la creación de unidades multidisciplinares en los diferentes centros hospitalarios.

Redacción
Acerca de Redacción 7120 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply