El farmacéutico mejora la adherencia al tratamiento en pacientes diabéticos

El farmacéutico y la farmacia comunitaria tienen un importante papel en la detección del paciente diabético, tal como muestra el estudio piloto realizado por farmacéuticos comunitarios españoles, así también es fundamental la labor del farmacéutico asistencial en la adherencia y seguimiento del paciente.

Uno de los problemas más relevantes en los pacientes diabéticos sigue siendo la falta de adherencia a los tratamientos. En España, los pacientes con hipertensión (52%), diabetes (56%) y EPOC (41%) presentan, en general, valores bajos de adherencia. La complejidad de los tratamientos y algunos aspectos socioculturales y psicológicos, asociados a estas enfermedades, determinan en muchos casos la falta de adherencia. Además, en estas patologías la dificultad que plantean los tratamientos no farmacológicos asociados, que a menudo implican cambios en los hábitos de vida, pueden suponer una barrera importante para la adherencia, entendida como el cumplimiento farmacológico y no farmacológico.

La figura del farmacéutico comunitario presenta una serie de características que pueden mejorar la adherencia al tratamiento: proximidad al paciente y su entorno familiar, facilidad de comunicación farmacéutico-paciente, conocimiento más rápido de todo el arsenal terapéutico disponible y de toda la medicación que toma el paciente; además, suele ser el último profesional sanitario con quien el paciente mantiene contacto antes de iniciar su tratamiento.

En este sentido, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos viene poniendo en marcha iniciativas como la Red de Investigación en Farmacia Comunitaria, RIFAC, con el fin de promover la investigación en el ámbito de la farmacia comunitaria.

Redacción
Acerca de Redacción 7120 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply