10 claves para asegurar su neurodesarrollo

La fisioterapia pediátrica en bebés y niños como herramienta.

Las enseñanzas del fisioterapeuta pediátrico Iñaki Pastor, director del Instituto de Terapias Integrativas de Zaragoza, y la psicoterapeuta infantil Jara Acín y Rivera, recogidas en su obra ¡Ayúdale a despegar! Todo lo que tu bebé y tu hijo necesitan para un desarrollo sin límites, nos ayudan a evitar trastornos del neurodesarrollo e impulsar el desarrollo cognitivo, físico y emocional.

1. Permite a tu bebé vivir todas las etapas del desarrollo y disfruta del proceso.

Todas las etapas del desarrollo motor y postural son necesarias para la formación del cuerpo y del cerebro, así que no es bueno que camine sin haber gateado primero. Estimula su desarrollo, no trates de acelerarlo.        

2. Mueve a tu bebé.

El movimiento es el gran estimulador del cerebro. Permite el desarrollo del sistema vestibular, necesario para que el bebé adquiera orientación espacial, equilibrio y el control del movimiento de los ojos.             

3. Deja el carrito en casa.

El carrito es para los padres, el porteo es para los bebés. Un buen sistema de porteo ayuda a mejorar el tono muscular de cabeza y cuello, asegurando las etapas del desarrollo que vendrán más adelante. Además, el contacto de vuestros cuerpos es vital para el desarrollo, es calmante y asegurador.

4. El afecto es tocar.

Tocar a tu bebé construye su seguridad afectiva y también las conexiones que permitirán que se mueva ágil y coordinado. El contacto piel con piel desde el primer día le ayuda a crear un mapa mental de su cuerpo y mejora su sistema inmunitario. Además, es necesario para la creación de un vínculo seguro. 

5. Crea un buen vínculo desde el principio.

En la fase prenatal ya puedes comenzar a construir el vínculo con tu bebé. La mirada y el contacto piel con piel al nacer o tomar el pecho, son actos trascendentes que les ayudarán a lo largo de su crecimiento a mantener un estado de calma y a ser personas seguras y empáticas.

6. Crea un entorno de amor y seguridad para tu bebé.

La crianza con apego implica acompañar a nuestros hijos e hijas en su crecimiento con una presencia consciente y amorosa. Cuando el niño o la niña llaman nuestra atención con el llanto o con una rabieta, acude a su llamada. Las experiencias tempranas y vivencias emocionales cotidianas tempranas son fundamentales en su organización neurológica y tienen un efecto fisiológico real. Mantén una presencia aseguradora y constante.

7. Más juegos y menos pantallas.

Desde la primera fase en la que puede sujetarse boca abajo con los bracitos, déjale pasar más tiempo jugando, asegurarás un desarrollo mucho más complejo. Después, los juegos rítmicos y los juegos al aire libre favorecerán también su coordinación y socialización. Las horas frente a la pantalla deben limitarse de manera firme para mejorar su atención.

8. No etiquetes sus dificultades de aprendizaje o atención.

Sólo de esta forma podrás ayudar a tu hijo o hija en su proceso y permitirás su pleno desarrollo físico, mental y emocional. Las dificultades pueden provenir de diferentes causas mentales, físicas o sociales y hay que estudiar y comprender bien la causa antes de realizar un diagnóstico de la problemática.

9. Cuida y respeta los ciclos de sueño.

El sueño está relacionado con la formación neuronal y la calidad del crecimiento. En los primeros meses de vida debe ocupar el 70% del tiempo del bebé. Si hay problemas de sueño desde el principio, no lo tomes como normal y acude a un especialista para buscar las causas.

10. Habla y cuenta historias a tu hijo/a desde el primer día

Contar historias, sirve para aprender a poner secuencias y estructurar el tiempo, para fomentar y ayudar a la visualización. Además, de la riqueza de sonidos y palabras, evolucionará más tarde en su lenguaje. Por otra parte, deja que también tu hijo e hija se expresen, sobre todo si han vivido situaciones difíciles.

Redacción
Acerca de Redacción 7397 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Be the first to comment

Leave a Reply