Test de autodiagnóstico de VIH

Publirreportaje de Mylan

En España, hay alrededor de 145.000 personas con VIH y un 18% desconoce estar infectada por el virus. Además, un 46% de las nuevas personas infectadas con VIH presentan un diagnóstico tardío.

Para las personas que son seropositivas y que aún no lo saben, el tiempo sigue avanzando para el VIH. Por ello, resulta fundamental detectar el VIH lo antes posible.

En diciembre de 2017 se modificó el Real Decreto 1083/2017 sobre productos de autodiagnóstico para la detección del VIH con el propósito de que puedan ser dispensados en farmacia sin necesidad de prescripción médica. Este cambio de normativa permite acercar el diagnóstico a una gran mayoría de población, tanto a aquellas que no se habían planteado conocer su estado serológico, como a las que se sienten indecisas. Es recomendable que toda la población se hiciera la prueba de VIH, al menos una vez en la vida.

 

El hecho de detectar el VIH de forma precoz permite beneficiarse lo antes posible de un seguimiento médico y acceder a un tratamiento eficaz que mejore la perspectiva de salud futura. El diagnóstico temprano también permite acceder a un tratamiento que busque aumentar la supervivencia y tener la posibilidad de una mejor calidad de vida. Y uno de los aspectos para relevantes en la detección temprana es poder adoptar las medidas preventivas necesarias para evitar transmitir la infección a otras personas.

 

Uno de los principales problemas de no saber que se tiene el virus es la progresión que tiene el VIH en la persona contagiada, ya que su sistema inmune va a seguir debilitándose, pudiendo terminar desarrollando la enfermedad y teniendo opciones más limitadas de tratamientos.

La segunda consecuencia para las personas que desconocen estar contagiadas tiene que ver con la salud pública. Estas personas pueden transmitir la infección de forma inadvertida, que es la principal causa de perpetuación de la enfermedad.

Por tanto, el autotest no sólo ayuda a beneficiarse lo antes posible de un tratamiento que mejore las perspectivas de salud futuras, sino que también permite que se tomen las medidas preventivas más adecuadas para frenar la transmisión.

 

Los avances han sido extraordinarios, tanto en diagnósticos como en tratamientos del VIH. Y también en superación de estigmas: el tiempo ha hecho que la sociedad deje de ver el VIH como una causa de vergüenza y aislamiento.

 

Afortunadamente, en la actualidad, el abanico para diagnosticar el VIH es muy amplio. El autodiagnóstico de VIH es una herramienta más que se suma a todas las opciones de diagnóstico de VIH existentes en la actualidad. El autotest es un autodiagnóstico de detección del VIH fiable para detectar una infección por el VIH que se haya producido hace más de tres meses. El test se realiza a partir de una gota de sangre con un resultado visible en 15 minutos.

 

Cualquier persona, hombre o mujer, puede estar infectada con el VIH si ha pasado por situaciones de riesgo, como mantener relaciones sexuales sin protección, o el contacto con la sangre u otros fluidos, como el semen o la leche materna, de personas contagiadas con la enfermedad.

 

Está recomendado hacerse la prueba del VIH en todos estos casos:

  • Todas las personas que lo soliciten.
  • Si está, o piensa quedarse embarazada.
  • Ante cualquier sospecha de una exposición de riesgo: Relaciones sexuales con penetración sin preservativo con una mujer o un hombre con infección por el VIH. Relaciones sexuales con penetración sin preservativo con una o diversas parejas de las que desconocía si estaban infectadas o no.
  • Si ha padecido alguna infección de transmisión sexual: gonococia, sífilis, clamidiasis, hepatitis y tuberculosis.
  • Si tiene una pareja estable y quiere dejar de usar el preservativo en sus relaciones sexuales.
  • Si procede de algún país de alta prevalencia de VIH (>1%).
  • Si ha tenido relaciones sexuales sin protección con personas de países de alta prevalencia de infección por VIH.
  • Si es pareja sexual de una persona con infección por VIH.
  • Si ha compartido material de punción.
  • Si es una persona con más de una pareja sexual y/o prácticas de riesgo en los últimos doce meses.
  • Si ejerce la prostitución (mujeres, hombres, transexuales). También sus parejas sexuales y sus clientes.
  • Si ha tenido una exposición de riesgo ocupacional al VIH.

 

En todas las circunstancias, es fundamental conocer el estado serológico. Por el bienestar propio. Por la salud de todos.

Redacción
Acerca de Redacción 7067 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta