Contra el dolor, paracetamol, y disfruta del invierno

Publirreportaje para Ferrer.

Se va acercando la época donde mayor incidencia hay de gripes y resfriados, con todas las molestias que ambas enfermedades llevan aparejadas. La dolencia más común es el dolor de cabeza, ya sea provocado por episodios de fiebre o por las molestias que ocasionan el resto de síntomas típicos como la tos, los estornudos o la congestión nasal.
Pero más allá del tan temido y molesto dolor de cabeza, también hay otros síntomas que ocasionan dolor, como el articular o de huesos, el malestar general y ese “mal cuerpo” que nos deja estas situaciones típicas del invierno.
No obstante, no todos estos dolores leves o moderados, especialmente los de la cabeza, están asociados a las enfermedades típicas de estas fechas invernales. También pueden estar provocados por el estrés, la falta de sueño o, incluso, los trastornos funcionales derivados del reciente cambio de horario, de verano a invierno.
En realidad, hay un sin fin de posibles causas que pueden derivar en un dolor de cabeza leve o moderado, que si bien no son motivo de preocupación, es una de las causas más frecuentes que nos hacen sentirnos mal o de absentismo laboral, por ejemplo. Según las entidades sanitarias, el dolor de cabeza es la causa de dolor más común, y casi todos lo hemos padecido alguna vez en la vida.

¿Pero, qué es el dolor de cabeza?
Los dolores de cabeza suelen partir de los músculos y vasos sanguíneos de la parte superior de nuestro cuerpo, desde el cuello a la cabeza, motivados por cualquiera de las múltiples causas antes comentadas, que envían señales nerviosas de dolor al cerebro y, de ahí, que pueda parecer a veces que el dolor viene de lo más profundo del cráneo. Son dolores tensionales, el tipo más habitual de dolor de cabeza, y tienen fácil solución o alivio.

Cómo combatirlo
Al ser una dolencia leve es muy común automedicarse con algún tipo de analgésico suave, siendo habitualmente el paracetamol o ibuprofeno el remedio escogido. Ambos se utilizan normalmente para combatir la fiebre y el dolor de cabeza o articular, si bien no son iguales. De ahí surge la duda de ¿qué es mejor?
El paracetamol no tiene las mismas propiedades antiinflamatorias que el ibuprofeno, ni es tan rápido actuando contra el dolor, tarda un poco más en hacer su cometido, pero lo hace igualmente. Además, es más seguro porque no ataca al estómago y no tiene tantos efectos segundarios perjudiciales como el ibuprofeno.
En cualquier caso, estamos hablando de un medicamento y siempre debe tomarse siguiendo las instrucciones del prospecto o de su médico.

Cómo actúa
El paracetamol es un medicamento de venta sin receta, del tipo analgésico y antipirético. Sus indicaciones terapéuticas son el dolor de cualquier etimología de intensidad leve o moderada, así como episodios de fiebre, ya que su modo de actuación bloquea la generación de impulsos dolorosos a nivel periférico, actuando además en el centro hipotalámico regulador de la temperatura.
El paracetamol es seguro y apto para los niños, debiendo tener presente que debe administrarse correctamente.

Redacción
Acerca de Redacción 7018 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta