Sus primeras papillas

¿Dudas sobre las papillas? Damos respuesta a las principales dudas

La introducción de las papillas es un momento crucial en la nutrición de nuestro bebé. Conscientes de este paso entre la lactancia materna y la introducción de sus primeros alimentos sólidos, surgen muchas incógnitas que responderemos a continuación.

¿Cuándo empezamos?
Lo recomendable es la lactancia materna en exclusiva como mínimo durante los primeros seis meses de vida. A partir de este momento, los pediatras recomiendan la introducción de alimentos sólidos, empezando por la elaboración de papillas. No obstante, podemos empezar a introducir alimentos, sin interrumpir la lactancia materna, a partir de los cuatro meses.

¿Qué alimento es el primero?
A partir de los seis meses podemos empezar por frutas o cereales, pero si iniciamos las papillas un poco antes, desde los cuatro meses, debemos empezar con cereales sin gluten. Estos no tienen por qué ser por la noche y en biberón, podemos dejar que el peque vaya experimentando con la cuchara. Quizás sea más “trabajoso” para los padres por lo que mancha, pero es una experiencia que le ayudará a familiarizarse con el hábito de comer.
Por otro lado, dependiendo de la hora, será más conveniente una papilla de frutas o de cereales. Y desde los seis meses, también iremos introduciendo carnes y verduras. Un calendario orientativo sería: el pescado blanco a partir de los 9 meses, las legumbres a los 11, los huevos y la leche de vaca al año y el pescado azul a los 18 meses. Los pediatras recomiendan dejar la leche de vaca hasta los dos años.

¿Cuántos alimentos debemos introducir?
Siguiendo siempre las recomendaciones de nuestro pediatra, lo ideal es que se introduzcan los alimentos de uno en uno, para ver cómo los va tolerando el pequeño. Si rechaza un sabor o una textura, no pasa nada, puede que le guste más adelante o quizás nunca, pero eso no es un problema.
Si el bebé quiere probar un alimento que ve comer a sus padres, por ejemplo, se le puede dar, aunque lo normal es que no se lo tome. Está en una etapa de desarrollo en la que se mete todo en la boca, es su modo de ir conociendo las cosas que le rodean, y la comida es una de esas cosas.

¿Cada cuánto tiempo se introducen?
Por prudencia y sentido común no ofreceremos varios alimentos el mismo día. Así podremos comprobar que tal los va tolerando el bebé. Esto es especialmente importante si hay antecedentes de alergia en los padres. En este sentido, es especialmente importante introducir los alimentos más alergénicos por separado. Los demás podremos ir añadiéndolos poco a poco, a medida que vamos comprobando cada día que tal le han sentado al peque.

¿Cómo se introducen?
Como habrás visto siempre hablamos de papillas, por lo que los alimentos deben introducirse de esta manera, o en purés muy bien triturados, cuando se trate de carnes, verduras o pescados. Mientras no hayan desarrollado la dentición, los purés y papillas deben estar bien triturados, pues al carecer de dientes no mastican y entonces pueden correr el riesgo de sufrir atragantamientos.
Si introducimos cereales de forma temprana, lo haremos en biberón, mezclados con leche materna si es posible. Más adelante se la podemos servir en un platito y darle la papilla con cuchara.

¿Una papilla sustituye una toma?
No se debe sustituir una toma del bebé por una papilla, ya que eso no mejora su nutrición. La lactancia materna es un alimento completo y necesario para el correcto desarrollo del bebé. La introducción de nuevos alimentos debe ser complementaria, no sustitutoria.
Hasta que llegue el día en que el niño se alimente de sólidos, podemos acompañar la lactancia con las papillas, precisamente para que el niño aprenda a comer. Pero es un proceso que no debemos forzar, lo ideal es dejar que el bebé vaya a su ritmo, asimilando alimentos, texturas y sabores.
Este proceso debe ir acompañado de una motivación que despierte la curiosidad del pequeño, como sentarlo en la mesa con nosotros y dejarle, con cuidado, que pueda tocar algunos alimentos o llevárselos a la boca. Igualmente, a la hora de tomar una papilla podemos dejarle que intente usar la cuchara (especiales para bebés).

Redacción
Acerca de Redacción 7018 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta