La clave de la alimentación futura

La introducción de la alimentación complementaria supone una gran oportunidad para acostumbrar a los más pequeños desde los primeros meses de vida a comer todo tipo de alimentos y que se familiaricen con diferentes sabores y texturas. Los hábitos de alimentación se establecen de forma muy temprana y se consolidan antes de finalizar la infancia, por tanto, conviene familiarizar al bebé desde los primeros meses con una gran variedad de alimentos para que en el futuro tenga una alimentación lo más diversa posible.

Blevit, la marca especialista en alimentación infantil de Laboratorios Ordesa, nos brinda algunos consejos para que la alimentación del bebé sea lo más variada posible:

  • Nuevos alimentos cada día. Es recomendable alternar cada día distintos alimentos que contengan diferentes tipos de nutrientes para asegurar las ingestas recomendadas. Cuantos más sabores consigan aceptar los pequeños más fácil les será incorporar nuevos alimentos en etapas posteriores. Utilizar ingredientes típicos de la zona o de otras culturas, y escoger los productos según la temporada pueden ayudarnos a que los menús sean más variados y equilibrados.
  • No hay que tirar la toalla. Es normal que el bebé al principio rechace los nuevos sabores. Nunca es conveniente forzar al bebé a tomarlo si no quiere, pero podemos ir probando poco a poco durante varios días, hasta que empiece a acostumbrarse a su sabor.
  • Los cereales pueden ser un aliado. Una primera opción para diversificar la dieta del bebé puede ser aumentar y variar el tipo de cereales, comenzando inicialmente por papillas elaboradas a base de cereales sin gluten, como pueden ser el arroz y el maíz, e ir diversificando.
Redacción
Acerca de Redacción 6975 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta