Más de un 30% de los trabajadores sufre dolores de espalda

Uno de los problemas de salud más comunes entre los trabajadores europeos son los dolores lumbares y cervicales crónicos. Los trastornos musculoesqueléticos (TME)  reducen la productividad y repercuten en la actividad laboral ya que pueden dar lugar a bajar por enfermad e incapacidad laboral crónica. En Europa estos trastornos afectan a más de 44 millones de trabajadores, lo que supone un gran coste económico y social para las empresas y, por tanto, para los países. En España, un 17,3% de la población padece dolor lumbar crónico y un 14,7% dolor cervical crónico.
Algunos de los factores que incrementan el riesgo de padecer TME son las malas posturas, los movimientos muy repetitivos, el uso de fuerza física, los entornos de trabajos fríos y las vibraciones corporales entre otros.
Para tener un correcto el tratamiento, lo más importante es combinación de un buen diagnóstico y un programa de rehabilitación. Otros factores coadyuvantes son la ergoterapia, un método basado en el ejercicio, y la electroterapia, tratamiento que combina la aplicación de corrientes de baja tensión para tratar directamente el dolor.

Urgo Parche de Electroterapia para el tratamiento del dolor
También denominada TENS (Neuroestimulación Eléctrica Transcutánea), la electroterapia es una tecnología que utiliza la aplicación de una corriente eléctrica de baja tensión  para el tratamiento del dolor muscular, articular y neuropático, tanto agudo como crónico. Estas corrientes, aplicadas sobre la zona a tratar, estimulan las fibras nerviosas bloqueando la transmisión del dolor y al mismo tiempo alivia el dolor mediante la producción de endorfinas, analgésico natural.
La electroterapia aporta un alivio inmediato y duradero  del dolor de forma no medicamentosa y sin efectos secundarios, reduciendo las crisis en caso de patologías crónicas. También disminuye los síntomas vinculados al dolor, como la ansiedad y las alteraciones del ritmo cardiaco.  Es un coadyuvante cuyo uso es muy recomendable en combinación con otros tratamientos como terapias manuales y la realización de  ejercicios terapéuticos.
El doctor en fisioterapia, José Vicente León Hernández, recomienda su uso “a personas  que  busquen  una  solución  profesional  a domicilio  para el tratamiento de múltiples dolores, y  que  quieran  una  alternativa  a  las  soluciones medicamentosas. De hecho, TENS ofrece la posibilidad de autotratamiento, ya que no hay necesidad de prescripción médica, aunque es recomendable el consejo del terapeuta o del farmacéutico.”
Urgo Parche de Electroterapia es muy fácil de usar. Está preprogramado con 15 niveles de intensidad para que el paciente pueda seleccionar el adecuado en función a su tolerancia. Cada sesión dura 20 minutos, tiempo tras el que el parche se apaga de forma automática, aunque también es posible interrumpir la sesión de forma manual antes de que finalice. Su pequeño tamaño hace que se pueda utilizar prácticamente en cualquier situación y momento de forma discreta.

Redacción
Acerca de Redacción 7066 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta