Las 10 señales a las que no se debe esperar para acudir al dentista

España sigue siendo uno de los países de Europa en los que con menos frecuencia se visita al dentista y en la actualidad tan solo el 65% de las personas lo hace de forma regular, al menos una vez al año. Estas cifras se hacen especialmente visibles durante los meses de enero y febrero tras el regreso de las vacaciones de Navidad, siendo estos, junto a julio y junio, los meses del año en los que más cancelaciones se producen en las clínicas dentales. Entre los motivos para retrasar las revisiones dentales aparecen los económicos en primer lugar con en cerca del 50%, de los casos y en segundo lugar la falta de tiempo, debido a la vuelta a trabajo, para casi una de cada tres personas.
Además, cerca de un 30% de los españoles reconoce que sólo acude a su clínica dental cuando detecta algún problema como, dolor, sensibilidad al tomar alimentos, fríos y calientes, inflamación en las encías o mal aliento. Son sólo algunos de los síntomas. Así, para la Dra. Conchita Curull de Clínica Curull “en ningún caso se debe esperar a que se manifiesten. Las revisiones periódicas, una o dos veces al año, son la herramienta más eficaz para detectar de forma precoz cualquier patología dental antes de que pueda causar mayores complicaciones que derivarían en tratamientos más prolongados y, por tanto, más costosos económicamente”.
De este modo, para la Dra. Curull, “sin duda, la mejor forma de ahorro en estos meses en los que tras las celebraciones familiares y las compras se han afectad los bolsillos de las familias es mediante la prevención”

Señales que indican que es necesaria una visita al dentista
Aunque es preferible realizar revisiones periódicas para detectar posibles afecciones, y evitar que se manifiesten, hay algunos síntomas que indican que es necesaria una visita al dentista. “Son señales que indican que algo no va bien y no se deben ignorar”, recuerda la Dra. Curull. Las más frecuentes son: (1.)Dolor en la zona de la boca, (2.)sensibilidad al ingerir alimentos muy fríos o muy calientes (3.)inflamación en las encías que, además, se puede manifestar con un leve sangrado, (4.)se mastica o traga con dificultad o (5.) aparece el mal aliento. Cada una es indicativa de una posible afección y todas sugieren una visita urgente al dentista. Además, en los últimos años como consecuencia del estilo de vida urbano y asociado al estrés ha aparecido se ha hecho frecuente el (6.) desgaste de las piezas dentales, debido al bruxismo, como otro frecuente síntoma.

Recomendación final: ¿Cada cuánto tiempo se debe ir al dentista?
Hay, por tanto, muchos factores que determinan la frecuencia con la que se deben realizar revisiones dentales, pero, por norma general, para la Dra. Conchita Curull de Clínica Curull, “en la mayoría de los casos una visita al dentista una o dos veces al año suele ser suficiente para detectar y prevenir posibles complicaciones siempre que se mantengan unos hábitos de higiene regulares, como lavarse los dientes después de cada comida, y se lleve un estilo de vida saludable en la que se evite el consumo de tabaco, alcohol y de determinados alimentos”.
“A veces, los problemas orales no se muestran de forma visible hasta que se han convertido en afecciones más graves. Se pueden detectar caries bucales en sus estadios más iniciales. Lo mismo ocurre con otro tipo de patologías, como la gingivitis”, explica la Dra. Curull.
Sin embargo, en personas en tratamiento, con patologías previas o con hábitos de vida poco saludables es posible que haya que duplicar el número de visitas a la clínica dental hasta llegar a las dos al año. También en casos de personas que estén siendo sometidos a tratamientos hormonales, de radioterapia, quimioterapia, o que padezcan diabetes, trastornos en la alimentación o enfermedades cardiovasculares se aconsejan revisiones 2-3 veces a año.


10 señales de que es necesario acudir al dentista
Lo ideal es no esperar a que estos síntomas se manifiesten, pero hay señales que indican que es necesaria una visita al dentista.

  • Dolor o inflamación en la cavidad bucal.
  • Sensibilidad con alimentos fríos o calientes.
  • Inflamación o sangrado de las encías
  • Si se mastica o traga con dificultad
  • Boca seca (xerostomía) o mal aliento
  • Desgaste de piezas dentales (bruxismo)
  • Cambios hormonales
  • Otros tratamientos dentales
  • Llagas o manchas en el interior de la boca
  • Si se padece alguna otra enfermedad

Y para los más pequeños…
Y para los más pequeños también es necesario. Empezando por una revisión hacia los dos años cuando empiezan a salir los primeros dientes para detectar problemas de erupción y que pierdan el miedo al dentista. A partir de entonces, con los primeros dientes de leche es fundamental:

  1. A partir de los 2 años: Realizar visitas al menos dos veces al año para corregir pequeños déficits de higiene dental y enseñarle cómo hacerlo de forma correcta y una manera divertida, o la detección de posibles caries. Siempre hay que tener en cuenta que los primeros dientes son más frágiles y hay que prestarles una especial atención
  2. Hacia los 6 – 8 años es necesario visitar al ortodoncista. A esta edad ya han salido algunos dientes definitivos y los maxilares todavía están en crecimiento. Una revisión de ortodoncia permite detectar posibles alteraciones en la colocación y disposición de las piezas dentales que tratados a una edad temprana, evitará tratamientos más largos y complejos.
Redacción
Acerca de Redacción 7018 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta